Al momento

Porsche apuesta fuerte a lo eléctrico: el próximo Macan no tendrá motores de combustión interna

Con el lanzamiento inminente de los Taycan y Taycan Sport Turismo, la gama de un nuevo modelo de Porsche que será su primer vehículo de producción en serie del todo eléctrico, llega el sorpresivo anuncio de que el siguiente Macan seguirá dicho camino.

No sorprendió a muchos la decisión de Porsche de abandonar el Diesel tras el más que sonado escándalo que involucró a todo el grupo Volkswagen a finales de 2015. Así, el portafolio se centró en impulsores a gasolina e híbridos plug-in, éstos últimos exclusivos de variantes específicas en los Cayenne y Panamera.

Mientras tanto, el Macan, el SUV más pequeño de la firma que tantos éxitos ha cosechado como un complemento más pequeño al Cayenne, acaba de recibir una actualización de media vida que incluye justamente una reedición de sus ya de por sí buenos motores a gasolina, todo para venirnos a enterar, cortesía de una comunicación hecha por la marca, que en la siguiente generación éstos desaparecerán y el Macan solo existirá como un vehículo del todo eléctrico, una decisión cuanto menos audaz pues en mercados sin una infraestructura del todo desarrollada, implica una reducción drástica de las ventas de uno de sus productos que mayores volúmenes acumula.

Este Macan será el que estrene la plataforma PPE desarrollada en conjunto con Audi y que también será aprovechada por Bentley y Lamborghini. Sus letras significan “Premium Platform Electric” y será solo, como su nombre lo indica, para propulsión eléctrica, así que es de esperarse al menos un motor por eje y una batería de gran capacidad para exceder autonomías reales de 400 kilómetros.

La planta de Leipzig estará a cargo de la producción, pero esto no ocurrirá en al menos tres años.

Ahora lee:

>> Peugeot 208 2020: el subcompacto francés estrena motor eléctrico

>> A Prueba: Mazda CX-5 Signature 2019

>> #TestTécnico: Porsche Cayenne S