Al momento

Porsche 911 992: ya hay precios para México, ¡lo configuramos con más de 1 millón en opciones!

La octava generación del que por lejos es el modelo más representativo de Porsche ya tiene precios en México.

Presentado a nivel global apenas en el reciente Salón de Los Ángeles en noviembre pasado, ya hay precios y configuraciones en el sitio de Porsche de México de la generación 992 del 911, que de momento estará a la venta con carrocería Coupé y Cabrio y en variantes Carrera S y Carrera 4S.

Un Carrera S Coupé empieza, antes de opciones, en 2,059,700 pesos. Si se quiere un Carrera 4S Coupé (es decir, con tracción integral), este valor se incrementa hasta los 2,177,000. Con carrocería Cabrio se piden 2,276,400 para el Carrera S y 2,395,600 para el 4S. Todos tienen en común el actualizado seis cilindros bóxer con tres litros y dos turbocargadores que ya conocimos en el 991.2, solo que con varias intervenciones técnicas para que alcance 450 caballos. La nueva transmisión PDK de ocho velocidades es otro factor común, pues aún no se revelan los 992 con caja manual.

Por supuesto, estos valores, como bien apuntábamos, son antes de empezar a jugar con el enorme catálogo de opciones estéticas, mecánicas y de equipamiento de comodidad y seguridad, así que en la redacción de Autología, pensando en un futuro optimista e ideal con un Porsche 911, nos hemos dado a la tarea de configurar nuestro propio 992 (algo que ustedes también pueden hacer en el sitio de la marca) y el resultado ha sido el siguiente:

Así configuramos el Porsche 911 992 de nuestros sueños

Hemos elegido el Rojo Carmesí ($51,461) como el color base, al que le hemos agregado los rines RS Spyder ($44,239), el paquete de carrocería SportDesign ($76,514) y el techo en fibra de carbono ($67,486). Por dentro optamos por una combinación bi-tono en Gris Piedra y Crayón ($86,672), paquete de molduras en fibra de carbono ($33,855) y un sutil toque de Rojo Guardia en cinturones, tacómetro y en el cronómetro del Sport Chrono, además de una llave esmaltada a juego con la carrocería, todo sumado a mejoras dinámicas como el eje trasero direccional ($42,659), suspensión ajustable PDCC ($60,942) o frenos carbono-cerámicos ($169,506), que juntándose a otra larga lista de caprichos, da un total de opciones de $1,093,479 (más o menos lo suficiente para un 718 Boxster o un Macan), para un gran total de $3,153,179 sobre el precio base de un Carrera S de $2,059,700 pesos. Eso cuesta el 911 de nuestros sueños.

Ahora lee:

>> Porsche 911 GT2 RS Clubsport Package, por si querías un poco más

>> Porsche 935, el renacer de una leyenda está aquí

>> Porsche alista al 911 992 para su hibridación