Al momento

A prueba: Ford Edge ST 2019, ¿digna del emblema?

Ford agrega un V6 de 2.7 litros condoble turbo y más de 300 hp en una SUV mediana con tracción integral inteligente. ¿Será suficiente para declararla como deportiva?

La actualización de media vida de la Ford Edge llega este 2019 con una renovada imagen y con una versión deportiva desarrollada directamente por Ford Performance, sí, los mismos que desarrollaron el Ford GT y la Lobo Raptor, la cual sustituye a la anterior versión Sport y parece tener todos los ingredientes necesarios para ser un deportivo impresionante, aunque no deja de ser una SUV mediana.

Agresividad visual

Encontramos un frente completamente rediseñado que presume de una parrilla más estilizada, que para esta versión recurre a un tramado en forma de panal en terminado negro brillante, que se expande hasta la parte baja de la fascia y además suma un pequeño emblema ST.

Los grupos ópticos de tecnología Full LED también son más afilados y determinan las musculosas líneas de carácter que integra el cofre al igual que las que corren por el costado de la carrocería. La parte trasera muestra también nuevas calaveras y un alerón en la parte superior, pero lo que más llama la atención es el difusor en la parte baja que incorpora las salidas dobles de escape rectangulares en posición vertical que, junto con los enormes rines de 20 pulgadas y el llamativo color azul Performance exclusivo de la versión, nos indica que sí, es una camioneta perteneciente a la división de alto desempeño de la marca americana.

Otra historia sucede en el interior, porque salvo los asientos de corte deportivo con tapicería tipo alcántara con emblemas ST bordados en el respaldo, el volante deportivo y los pedales metálicos, es básicamente igual. De hecho se le notan los años, sobre todo en la disposición y los materiales utilizados en la parte central del tablero.

Interior espacioso

El espacio, por otro lado, es abundante y detrás de los mandos de la Ford Edge ST, de perciben sus generosas dimensiones, sobre todo los más de 2 metros de ancho, que se ven aumentados por las fuertes líneas de carácter del cofre.

La posición de manejo es alta pero permite tener una excelente visibilidad alrededor de nuestra SUV. La parte trasera puede acomodar sin problemas a 3 adultos, con espacio suficiente para las piernas y cabeza de los ocupantes.

Mientras tanto, la cajuela tiene un excelente espacio que, según la marca y el estándar americano, ofrece hasta 1,100 litros de capacidad. Pero creanos cuando decimos que son más que suficiente para cargar con todo el equipaje de la familia.

De igual manera, los asientos traseros son abatibles de manera eléctrica, amuentando el confort de la camioneta.

Con todo el equipo

En el apartado del equipo, la Edge ST cuenta con todas las amendiades esperadas, comenzando por un sistema de sonido premium de 12 parlantes desarrollado por B&O, la división, digamos, “económica” de Bang&Olufsen,  el cual tiene un agradable sonido y es controlado por el conocido sistema SYNC3 de Ford y su buena respuesta a los mandos táctiles de la pantalla de 8 pulgadas y comandos de voz; además, ofrece conexión con las plataformas de Android Auto y Apple CarPlay.

También, tenemos cargador inalámbrico y dos puertos USB de carga inteligente, más una toma de corriente de 110V y otro par de 12V, climatizador automático de doble zona con salida para los ocupantes traseros, asientos delanteros y traseros con calefacción, los delanteros también cuentan con enfriamiento, un majestuoso techo panorámico, faros automáticos con función de iluminación en curva y luces altas automáticas, iluminación ambiental configurable, apertura eléctrica del portón trasero con función manos libres y encendido por botón y hasta el sistema SecuriLock de Ford para acceder sin la llave. En fin, una lista bastante completa.

Mecánica sorprendente

Ahora, el apartado mecánico tiene cartas fuertes para que esta versión de la Edge realmente sea considerada como deportiva, comenzando por el motor V6 de doble turbo y 2.7 litros, que generan 335 hp y 380 lb-pie de torque, el cual utiliza una caja automática de 8 relaciones para mandar la potencia a las 4 ruedas a través de un sistema de tracción integral con torque vectoring que distribuye la fuerza de manera inteligente entre las llantas.

Gracias a este planteamiento, la respuesta de la SUV realmente es sorprendente, permitiendo aceleraciones que no se esperan de una camioneta de este tamaño y peso.

Realizamos las pruebas de aceleración de la nueva Edge y realmente comprobó sus capacidades, pegándonos al respaldo del asiento y logrando acelerar de 0 a 100 km/h en tan sólo 7.5 s. Mientras que el sistema de frenos cuenta con un pedal esponjoso, pero una muy buena respuesta del conjunto, permitiendo llegar a la detención total en 39.8m, una cifra sorprendente, insistimos, por su tamaño y peso.

Tal y como esperábamos, el desempeño del tren motriz permite que la Edge sea verdaderamente rápida y no sólo para los estándares de una camioneta de su segmento.

Sin embargo, creemos que es solo una pequeña parte de lo que conforma a un vehículo deportivo, por eso decidimos traerla hasta un camino revirado, para comprobar su efectividad como automóvil deportivo.

La dirección, a pesar de que es muy ligera, transmite mucha confianza y la camioneta sigue las indicaciones sin problema. Claro, existe algo de subviraje, pero entendiento que estamos ante una SUV mediana de más de 2 toneladas, la respuesta es realmente buena.

Después está la suspensión, que es capaz de filtrar todas las imperfecciones del camino y otorgar una calidad de marcha sobresaliente, lo cual naturalmente nos deja pensando que en una situación de curvas cerradas a altas velocidades cederá ante las fuerzas de la física, aunque, no es así, pues apoya muy bien en las curvas y el balanceo es mínimo; se pueden enlazar las curvas con facilidad, transmitiendo mucha confianza.

Lamentablemente, no todo es perfecto a bordo de la Edge ST, por ejemplo, tenemos una transmisión que para empezar utiliza una perilla para seleccionar las marchas, pero además, tiene un modo manual con paletas detrás del volante que no obedecen a nuestros mandos y muchas veces hace que se pierda el impulso cuando vamos subiendo alguna pendiente pronunciada.

Otra cosa es que, cuando seleccionamos el modo Sport, un sonido amplificado del motor inunda la cabina, incrementando el sentimiento deportivo, aunque por fuera no suceda gran cosa.

Además, están los consumos, realmente no esperábamos cifras sobresalientes en este apartado, no debería ser así, pero es casi posible ver como la aguja indicadora del medidor de combustible va bajando en tiempo real. Al final, logramos cifras de 7.2 km/l en ciclo citadino.

Lamentablemente, no nos fue posible completar las pruebas dinámicas de nuestro TestTécnico por la premura de la prueba, pero no dudamos que el comportamiento sea más que adecuado.

Seguridad completa

Por otro lado, el sistema de seguridad ofrecido es sumamente completo, con un sistema de frenos de disco ventilados con sistemas ABS y EBD, control de estabilidad y tracción con asistente anitvolcaduras, asistencia de arranque en pendientes, cámara de reversa con sensor de tráfico cruzado y cámara frontal de 180 grados con sensores de estacionamiento, sensor de monitoreo de presión de los neumáticos y 8 bolsas de aire.

Por si fuera poco, hace uso de la plataforma Co-Pilot360 de Ford con asistencia activa de estacionamiento, control crucero adaptativo, sistema de mantenimiento de carril, monitoreo de punto ciego y frenado autónomo de emergencia con detección de peatones. En realidad es muy completa.

Digna ST

La nueva variante de alto desempeño de la Edge representa un paquete deportivo completo, digno del emblema ST que además incluye la versatilidad y espacio que una SUV de este tamaño puede otorgar, por el que hay que desembolsar un poco más de 840 mil pesos.

Ahora Lee:

>> A prueba: Chevrolet Blazer RS 2019

>> Especial compras 2019: 10+ SUVs que llegan a México este año y que vale la pena esperar

>> Ford Mustang 2020, habrá un motor EcoBoost más potente en la gama