Al momento

Foto espía: Volkswagen ID Neo 2020

El primer eléctrico de Volkswagen, un hatchback del tamaño del Golf, fue presentado como concepto en París 2016 y saldrá a la venta en mercados mundiales en el 2020.

El Volkswagen ID Neo ha estado realizando pruebas en climas extremos previo a su debut oficial, cuando deberá quitarse totalmente el camuflaje para mostrarse al mundo. Este vehículo eléctrico será el primero en usar la plataforma MEB del Grupo Volkswagen, que se usará en otros modelos más adelante e incluso dará vida a productos eléctricos de marcas como SEAT, Audi y Skoda.

La importancia de la MEB (arquitectura modular eléctrica) ha quedado muy clara desde que Volkswagen la adelantó en París 2016, con la flexibilidad necesaria para albergar a una amplia variedad de productos que irán desde el hatchback compacto en cuestión hasta sedanes de gama alta, SUVs y la sucesora de la querida Combi.

Además, puede trabajar con baterías de distintos tamaños por lo que tendremos autos con hasta 600 km de autonomía para las versiones más costosas y motores duales, con tracción trasera o integral.

La producción del Volkswagen Neo arrancará durante los últimos meses del 2019 según la marca, para aparecer en los concesionarios al inicio del 2020. Sabemos que estos autos formarán parte de la oferta para compra de auto en México tarde o temprano y que incluso hay planes para producirlos muy cerca de nuestro país, en Chattanooga, Tennessee.

Un eléctrico para las masas

“A diferencia de la mayoría de sus competidores, Volkswagen no apunta a modelos en segmentos más costosos para luego expandirse a los nichos de mayor volumen,” dice la marca. “En lugar de eso, la marca planea lanzar su ofensiva eléctrica en el nucleo de la marca desde el inicio con un ID de tamaño compacto y accesible.”

Con alrededor de 220 libras-pie de par y un radio de giro de menos de 10 metros, se convertirá en un auto citadino potente y capaz. También ofrecerá una serie de nuevas tecnologías, aunque muchas de ellas serán opcionales. Los prototipos captados tenían head-up display, un nuevo cuadro de instrumentos y una pantalla central de control en la consola.

Niveles de refinamiento obsesivos van a ser la clave si Volkswagen en verdad quiere alcanzar sus metas de electrificación. La marca ya se comprometió a que un 20 por ciento de sus modelos sean totalmente eléctricos para el 2025 y apunta a producir un millón de unidades antes de esa fecha.

En diciembre de 2018 anunciaron que acelerarían la conversión de plantas existentes para producir autos eléctricos y que reducirían el número de versiones con motores de gasolina tradicionales con la expectativa de que serán menos populares con el paso del tiempo.

Ahora lee

>> Volkswagen Crozz Concept llegará en 2020

>> Volkswagen I.D. Vizzion llegará a producción, el mata Tesla tendrá más de 500 km de autonomía

>> Chicago 2019: Volkswagen Jetta GLI 2020, 228 hp y frenos de Golf R