Al momento

A prueba: Chevrolet Blazer RS 2019

El nuevo crossover mediano de Chevrolet apela a un público más emocional, y la nueva Blazer tiene el carácter suficiente para ganarse un puesto en un nicho que todavía es relativamente nuevo, pero que seguirá creciendo.

General Motors ha tomado un camino muy similar al de sus rivales estadounidenses, volcando una gran parte de sus recursos esfuerzos en el desarrollo nuevo producto a los segmentos de crossovers, SUVs y pick-ups, incluso abandonando los segmentos de sedanes compactos para enfocar la atención en este tipo de vehículos.

Las razones de esta estrategia no son muy difíciles de entender, y es que, en Estados Unidos, su principal mercado por volumen de ventas, las entregas de SUVs siguen creciendo, además de tener un margen de utilidad mucho más amplio que el de un sedán de tamaño similar.

Con esto en mente, era cuestión de tiempo para que General Motors le encontrara una nueva aplicación a la plataforma C1, que se ya se usa en Cadillac XT5 y GMC Acadia y aparece en versión extendida en la Chevrolet Traverse, Buick Enclave y en la futura Cadillac XT6.

A pesar de compartir una base estructural y mecánica con estos autos, la Blazer tiene un carácter muy particular, que la contrasta con los modelos con los que está relacionada. No tiene el foco familiar de la GMC Acadia y tampoco presenta los materiales Premium y el refinamiento general de la XT5, por lo que el mercado al que está enfocada es muy claro a pesar de ser mecánicamente idéntica.

Apariencia arriesgada

Una de las razones por las que decimos que tiene personalidad es evidente con el diseño. El frente mantiene la parrilla de doble puerto color negro, pero los grupos ópticos tienen su peculiaridad dentro de la familia de General Motors, puesto que una unidad delgada que funciona como auxiliar se ubica por arriba y el elemento luminoso principal se ubica en la parte baja, cosa que la hace diferente pero que también puede representar dolores de cabeza innecesarios al estacionarse.

También tiene una silueta que, si bien no es la de un crossover coupé, tampoco presenta las líneas convencionales de un SUV, algo como un punto medio, con rines color negro brillante de 20 pulgadas y techo flotante a través de un acento de color negro en el poste C.

Interior: Equipamiento y calidad percibida

En el interior, la Blazer mantiene un carácter diferente al de otros de los crossovers de Chevrolet. El tablero es vertical, con dos ventilas circulares al centro y dos más en los extremos, que tienen un contorno en rojo en la versión RS que probamos.

La pantalla táctil de ocho pulgadas sobresale del tablero, y cuenta con una nueva interfaz de tercera generación, además de conectividad para Android Auto, Apple CarPlay y OnStar con 4G LTE para hasta siete dispositivos.

La calidad de los materiales en el interior cumple con plásticos de buen tacto en la parte alta, aunque el elegido para la parte baja de tablero y puertas podrían ser mejores.

Hay una larga lista de equipamiento de confort y seguridad en la nueva Blazer RS, con volante calefactado, asientos delanteros eléctricos con calefacción y ventilación, calefactor para asientos traseros y techo panorámico de vidrio.

Además, presenta control crucero adaptativo, alerta de colisión frontal, asistente de mantenimiento de carril y monitoreo de punto ciego. La alerta de colisión frontal es táctil a través de vibraciones en el asiento, sonora con pitidos en la cabina y visual gracias al aviso por encima del tablero, que también funcionan con los sensores de aparcamiento de 360 grados y la cámara de visión panorámica.

Hay que hacer una mención especial del área de carga, que tiene formas cuadradas muy fáciles de aprovechar y cuenta con un separador que se monta en un riel dentro de la cajuela y puede ayudar a fijar objetos frágiles para que no rueden dentro del auto. Hay dos agujeros en los costados para guardar objetos de menor tamaño.

Finalmente, la compuerta trasera abre y cierra eléctricamente por botón o con una patada debajo de la fascia, en donde un logo de Chevrolet se proyecta al piso para hacernos ver en donde exactamente hay que patear, y permite ajustar la altura desde una perilla ubicada en la puerta del conductor para evitar que choque con el techo en garajes de altura reducida.

Comportamiento dinámico

Si el exterior de la Blazer puede indicar que hay algún tipo de tendencia deportiva, lo que nos transmite tras el volante es más conservador y en esta dirección, se asemeja más a un crossover convencional que a uno con aptitudes realmente atléticas.

El motor elegido es el ubicuo V6 de 3.6 litros con inyección directa de combustible que entrega 305 hp y 269 lb-pie de par al eje delantero a través de una transmisión automática de nueve cambios con sistema Start-Stop. Realmente, el punto fuerte de este propulsor se encuentra en la parte más alta del régimen de giro, aunque provee empuje adecuado en bajos y medios.

La caja automática de nueve relaciones es de gran ayuda, porque la caída entre cada cambio es mínima y mantiene al motor girando precisamente en donde debe de estar para entregar las mejores sensaciones. Además, la caja es contundente con la elección de cada marcha, algo que en otras transmisiones de más de ocho velocidades no es muy común. Tratándose de un crossover con un foco más deportivo, nos hubiera gustado que tuviera paletas de cambio al volante o al menos un modo manual en la palanca de cambios, pero se limita al modo low gear con un selector de balancín en el costado.

Si a una Traverse con el mismo conjunto de motor y caja le va bien en las pruebas de aceleración, con la Blazer ocurre lo mismo: el excelente arranque del V6 se complemente por la buena respuesta a medio régimen y la plena energía en altas, efecto positivo que se amplifica porque los nueve cambios de la transmisión, como apuntábamos atrás, no están muy espaciados, así que los 100 km/h llegaron desde cero, en el mejor de los casos, en 8.8 segundos reales a 2,240 metros sobre el nivel del mar. Para detenerse desde la misma velocidad, el menor valor obtenido fue de 40.5 metros, número que no fue muy distinto a los resultados durante otras repeticiones. El tacto del pedal no se alarga, se mantiene consistente y al final el desempeño de los frenos es excelente para un vehículo de este tamaño y peso.

Al centro, la dirección se percibe desconectada y lenta en reacciones, aunque va ganando peso conforme giramos el volante. En este sentido, la puesta a punto parece estar más enfocada hacia la calidad de marcha que hacia un manejo ágil.

La suspensión también es más blanda de lo que nos hubiera gustado, aunque se aun a velocidades altas esto le permite rodar con mejor aislada de las imperfecciones de lo que podrían sugerirnos los rines de 20 pulgadas de diámetro y llantas 235/55.

La nueva Blazer se incorpora a la oferta para compra de auto en México es una alternativa más en un segmento que empieza a poblarse, con un SUV que sí es más grande y amplio que el segmento de los compactos, en el que Chevrolet tiene a la Equinox, pero sin llegar a tener un foco familiar y espacio para siete pasajeros. Tan solo en los últimos meses llegaron a México tres nuevos modelos a este nicho, con el regreso de la Nissan Murano, la nueva generación de la Hyundai Santa Fe y los rediseños de media vida para las Jeep Cherokee y Ford Edge. Además, el año que entra tendremos también a un participante por parte de Honda, en la forma de la nueva Passport.

MOTOR
Tipo y posición V6, Delantero transversal
Alimentación Inyección directa aspirado
Distribución 24 válvulas, DOHC
Cilindrada 3,589 cc
Potencia 305 hp a 6,600 rpm
Torque 269 lb-pie a 5,000 rpm
Relación de compresión 11.5:1
Combustible Gasolina, 87 octanos
TRANSMISIÓN
Caja Automática, 9 velocidades
Tracción Delantera
CHASIS
Dirección Piñón y cremallera, eléctrica
Suspensión delantera/trasera MacPherson/Multibrazo
Muelles del./tras. Resortes helicoidales
Estabilizadora del./tras. Sí/Sí
Frenos delanteros/traseros Discos ventilados/Discos
DIMENSIONES
Largo/Ancho/Alto 286x195x170 cm
Distancia entre ejes 286 cm
Vías del./tras. 169/168 cm
Llantas 235/55 R20 102W 420 A A
Continental Cross Contact UHP
Cajuela  864 l
Tanque de combustible 73.4 l
Peso vacío  1,834 kg

Ahora lee

>> GM ratifica la producción de Chevrolet Blazer en México

>> Ford Edge 2019 en México desde 670,000 pesos

>> A prueba: Nissan Murano 2018, regresa el crossover escultural al mercado