Al momento

Audi TT RS, renovado

Durante 2019 arribará al mercado global una sutil actualización del TT más radical que existe, con cambios visuales y una mecánica sin modificaciones.

No mucho después de que se revelara, a finales del año pasado, el remozamiento de media vida del R8, es turno del TT y más específicamente de su variante RS, en el que su renovación parcial salta a la vista por sus nuevas defensas con tomas de aire aún sobredimensionadas pero con trazos más geométricos, si bien es atrás donde más resalta por la nueva decoración de la defensa gracias a dos falsas salidas arriba del difusor con las típicas puntas de escape ovaladas, una por costado.

Audi TT RS

También se intervino el alerón trasero fijo, con sus perfiles más acentuados. En cuanto a sus colores, el RS continúa separándose de otros TT por la mayor presencia de molduras en negro y la casi total ausencia de detalles pintados en plata.

Bajo el cofre y la lámina la historia no cambia y eso es bueno, al sobrevivir el cinco en línea turbocargado de 2.5 litros con 400 caballos y 480 Nm, conectado a la tracción integral quattro vía una caja de doble embrague en aceite con siete velocidades, conjunto capaz de propulsar al TT RS, en el mejor de los casos (carrocería Coupé), en 3.7 segundos de 0 a 100 km/h. La velocidad máxima, bajo pedido, puede ser incrementada de 250 a 280 km/h limitados electrónicamente.

Interior Audi TT RS

Por supuesto, esta dosis adicional de desempeño se soporta en una suspensión reajustada, más rígida y baja, además de frenos de mayor diámetro con mordaza de ocho pistones al frente. En opción, los amortiguadores pueden ser de dureza variable y los discos, de material carbono-cerámico, aunque solo adelante.

Ahora lee:

>> Ram 1500 2019, ahora con portón de batea multifuncional

>> Estos son los finalistas a los World Car Awards para 2019

>> Lamborghini limitará su producción a 8,000 unidades anuales