Al momento

5 autos más seguros que le recomendamos a AMLO para sustituir al Jetta Clásico por 300,000 pesos o un poco más

Entendemos que nuestro presidente quiera moverse en autos sencillos y económicos, pero creemos que la seguridad no debe depender de ello.

Andrés Manuel López Obrador dejó claro desde los días de su campaña que quería que su gobierno fuera el de la austeridad y que por ello dejaría de usar las enormes Chevrolet Suburban blindadas que tenían sus antecesores para trasladarse. En su lugar, mantuvo al Jetta de cuarta generación y es ese mismo auto el que utiliza para transportar a otros líderes de estado en visitas a nuestro país.

Sin embargo, en Autología creemos que la sencillez no tiene que estar peleada con el equipamiento de seguridad y por eso le recomendamos cinco autos con los que puede remplazar al Jetta Clásico por alrededor de 300,000 pesos, todos ellos con eficientes motores de cuatro cilindros y con al menos seis bolsas de aire y control de estabilidad.

Seamos honestos, el Jetta IV que usa Andrés Manuel probablemente tenga solamente dos bolsas de aire y ABS, y aunque ese nivel de equipamiento era el aceptado en ese segmento hace unos años, las cosas han evolucionado favorablemente con la llegada de nuevas alternativas más seguras. Además, podríamos pedirle que legisle para el resto de los ciudadanos lo que tendrá en su auto, esas seis bolsas y control de estabilidad que en Europa y Estados Unidos son obligatorias desde hace varios años.

Claro, por tratarse de un presidente, entendemos que seguramente querrá un sedán, así que omitimos a los hatchbacks como el Suzuki Swift o SEAT Ibiza que también cuentan con ese nivel de equipamiento. Vamos principalmente hacia el segmento de los subcompactos porque son los autos que tienen aproximadamente las mismas dimensiones que el Clásico, siempre con caja automática.

Sin más, vamos con la lista prometida.

Ford Figo Titanium

Renovado para el año modelo 2019, el Ford Figo mejoró en muchos puntos que debían mejorarse y mantuvo los valores positivos que lo caracterizaban. Ahora todas las versiones tienen al menos cuatro bolsas de aire y control de estabilidad, pero las Titanium que recomendamos presentan seis bolsas y un nuevo motor Dragon de tres cilindros y 1.5 litros con 121 hp que resulta más potente y eficiente que el anterior bloque de cuatro cilindros.

Además, los problemas con las cajas automáticas Powershift se han terminado, porque a partir de 2019 las versiones automáticas presentan una caja automática de convertidor de par, más confiable y refinada.

Kia Rio Sedan EX TA

El Kia Rio es uno de los autos más destacados del segmento en el que participa, y podemos decir que fue el auto que con su incorporación a la oferta para compra de autos en México marcó la pauta en temas de seguridad en su nicho, con seis bolsas de aire y ESP en todas las versiones, todavía con la generación pasada. Echa mano de un motor de cuatro cilindros con 1.6 litros y 121 hp, acoplado a una transmisión automática de seis relaciones en este caso.

Desde esta versión ya contempla rines de aluminio, control de clima electrónico y una pantalla táctil, pero más importante pueden ser los siete años de garantía en tren motor, especialmente si lo que se busca es un auto para usarse durante muchos años con el menor costo de propiedad.

Hyundai Accent GLS TA

Está relacionado directamente con el Kia Rio y se fabrica en la planta de Pesquería, Nuevo León junto con el ya citado Rio y el Forte. En este caso, solamente la versión tope de gama cuenta con seis bolsas de aire y ESP, y aunque rebaza ligeramente los 300,000 pesos ya cuenta con amenidades como el quemacocos eléctrico o los asientos forrados en piel, que bien pueden justificar su precio.

El motor es el mismo que el del Rio con 1.6 litros y 121 hp, pero en nuestro reciente Test Técnico Comparativo encontramos que es un auto más sobrio en su andar, que podría ser ideal para el auto del presidente.

Mazda2 Sedán i Grand Touring TA

Recién llegado a México, creemos que puede ser una buena elección para remplazar al Jetta Clásico porque, además del equipo de seguridad, es el auto mejor terminado del segmento, a pesar de no ser el más amplio. Echa mano de un motor de cuatro cilindros y 1.5 litros con 106 hp, más eficiente que los bloques de los coreanos y con una sensación muy similar en términos de desempeño.

Cuenta con pantalla táctil central, rines de aluminio, vestiduras de piel y gamuza, clima electrónico y faros de LED por un precio de 296,900 pesos, aunque puede mantener los atributos de seguridad con menos lujo en la versión i por 256,900 pesos.

Toyota Corolla Base CVT

Es el único compacto que incluimos dentro de las recomendaciones, y aunque el equipamiento de confort es contenido en la versión de acceso que recomendamos, podría ser el auto más adecuado para AMLO. De entrada, la fama de robustez que tiene este auto lo hace un candidato ideal, pero además es el más potente, con un motor de 1.8 litros y 140 hp y, al ser un compacto, también es el más amplio.

Desde esta versión de entrada se contemplan ocho bolsas de aire y control de estabilidad, aunque tiene rines de acero con tapón, pero si tiene sistema de sonido, climatizador manual y faros Bi-LED.

Ahora lee

>> A prueba: Ford Ecosport Impulse 2019, reto urbano para un 3 cilindros + Test Técnico

>> A prueba: Mazda2 Sedán 2019

>> Primer contacto: Toyota Corolla 2019, lo manejamos por adelantado