Al momento

Primer contacto: Audi A8 2019, renovación total para el buque insignia de la marca de los cuatro aros

Static photo Colour: terragrey

La cuarta generación (D5) del nuevo Audi A8 llega a México con una revolución tecnológica y la nueva filosofía de diseño de la marca de los cuatro aros.

Cuando hablamos de coches de lujo auténtico pocos autos son más emblemáticos que el Audi A8 y sus rivales alemanes, el Mercedes-Benz Clase S y el BMW Serie 7. Vaya, son los primeros autos que vendrán a nuestra mente.

La cuarta generación del A8 tardó en llegar a México, luego de que se anunciara oficialmente a mediados del 2017 y ganara el premio al World Luxury Car en Nueva York en el 2018, pero ahora que ya está disponible en las concesionarias sabemos que, para los compradores potenciales de un auto como estos, la espera habrá valido la pena.

Dynami

Evolución visual

Estéticamente tenemos a una evolución, pues mantiene los valores característicos de la marca con algunos nuevos trazos. La parrilla Singleframe es más ancha que antes y los grupos ópticos presentan tecnología oLED, que ya estaban presentes en la generación pasada.

Mientras tanto, la parte posterior adquiere un nuevo cuerpo de iluminación que cruza por lo largo a toda la cajuela y une a los grupos principales, mismos que tienen tecnología Matrix LED y pueden iluminar diferentes patrones según exijan las circunstancias. También me parece muy relevante hablar de las líneas de carácter en el lateral, son pliegues muy marcados que aparecen y desaparecen con sutileza al llegar a los extremos del auto y lo hacen ver más esculpido, además no son fáciles de conseguir en las prensas y Audi los ha ejecutado con maestría y manteniendo tolerancias excepcionalmente bajas.

Interior

Revolución tecnológica

El interior es el punto en donde las cosas cambian notablemente, pues el nuevo A8 adquiere un enfoque nuevo en donde prácticamente todos los mandos son digitales, sustituyendo a los botones. El sistema de climatización se controla a través de la pantalla inferior, mientras que el infotenimiento corre a cargo de una unidad de mayor tamaño en la parte alta del tablero, y en ambos casos hay una retroalimentación háptica conseguida a través de pequeños resortes que nos dejan saber cuándo en verdad hemos presionado alguno de ellos.

Las asistencias de conducción son de serie, y se incluye el control crucero adaptativo, monitoreo de abandono de carril, mitigación de colisión frontal y cámara de visión panorámica con sensores y monitoreo de punto ciego como sistemas principales, aunque como opción también se ofrecerá la visión nocturna, capaz de detectar objetos en condiciones de poca luz, alertar al usuario y hasta frenar el coche de forma autónoma si fuera necesario.

Sigue siendo sorprendente el cuidado que tienen todos los detalles, porque hay una serie de texturas que le dan exclusividad al conjunto, mientras que los materiales siguen siendo tan buenos como recordábamos de otros productos recientes de la marca y los ensambles se perciben sólidos en niveles, si cabe, superiores a los que debe de ofrecer un auto de este nicho.

Interior

También hay posibilidades virtualmente infinitas de personalización con hasta 390 combinaciones solo para el exterior y 39,000 en el interior, incluyendo diferentes maderas, asientos o terminados para el cuero y como opción puede especificarse un sistema de entretenimiento con tabletas removibles para los asientos traseros o un mando remoto, también táctil y removible, para el sistema de climatización.

Es el primer modelo que llega a México con todas las funciones de Audi Connect, incluida la conectividad Wi-Fi que enlaza al auto con la red para darle acceso al concesionario al estado del auto, de forma que cuando necesite mantenimiento serán ellos los que llamen para programar una cita. También tiene fines de seguridad, porque puede avisarnos cuando se ha activado la alarma, delimitar las zonas de circulación del coche o localizarlo en caso de robo.

Dynamic photo
Colour: Florett Silver

Sensaciones de manejo

Mecánicamente estrena un propulsor V6 de 3.0 litros con turbocargador en lugar del anterior bloque supercargado que todavía monta la Q7 en nuestro país, aunque el nuevo irá apareciendo paulatinamente en los próximos lanzamientos de la marca. Entrega 340 hp y 369 lb-pie de par y puede tener el engomado verde en la CDMX que lo exenta del pago de ISAN gracias a que tiene asistencia híbrida suave; se trata de un motor eléctrico que va montado entre el V6 y la caja de cambios de ocho velocidades y entrega hasta 44 lb-pie de par durante 40 segundos para disfrazar el retraso del turbocargador y conseguir una entrega de torque digna de un buque de lujo.

En marcha, encontramos las cualidades que realmente lo distinguen como un auto Premium. No se trata solamente de los materiales y del nivel de equipamiento, sino del trabajo de fondo en el chasis que le otorga un carácter realmente diferente y lo aleja de ofertas generalistas muy completas.

Engine compartment

Empezamos por lo más destacable, y es que la amplitud de su distancia entre ejes y anchos de vía en conjunto con una suspensión muy bien lograda le confiere una calidad de marcha sublime, filtrando imperfecciones en la carretera aun a velocidades muy altas, que hacen que parezca fácil manejarlo a ritmos rápidos aun tratándose de un auto de más de cinco metros de largo y de 1.8 toneladas.

No es confortable por ser blando, porque realmente la marcha mantiene la firmeza característica de los sedanes alemanes, simplemente está muy bien lograda y se ayuda de un sistema neumático capaz de ajustar la compresión y el rebote en función de las características de manejo.

El motor también es destacable porque el sistema híbrido cumple con su cometido, y hace que el turbolag sea imperceptible, trabajando en conjunto con una de las mejores transmisiones automáticas disponibles en el mercado, la ZF de ocho cambios que también usan marcas como BMW, Jaguar-Land Rover, Alfa Romeo, Maserati o Rolls-Royce.

Finalmente, hablaremos de la dirección, y es que pocos coches dan tanta seguridad al conducir con una dirección que casi no nos habla de lo que ocurre en el camino, sino que más bien mantiene aisladas a las imperfecciones y aunque generalmente preferimos a las puestas a punto más comunicativas, en el A8 tiene mucho sentido por el enfoque del auto. Eso sí, es rápida y el punto muerto en el centro es prácticamente inexistente, conjugándose correctamente con el sistema de dirección en el eje posterior para conseguir maniobras de cambio de carril con un leve toque de volante. A bajas velocidades, las llantas traseras giran en sentido opuesto y son capaces de reducir el diámetro de giro hasta en 1.1 metros, permitiendo que el sedán de más de cinco metros de largo haga maniobras con más facilidad de lo que sería lógico en espacios reducidos.

De esta forma, el nuevo Audi A8 aterriza oficialmente en la oferta para compra de autos en México por 1,699,900 pesos con muchos argumentos válidos para convertirse en uno de los favoritos en el segmento de representación, y deja pendientes para más adelante al A8 L con el motor V8 de 4.0 litros y 430 hp y al S8, que aunque todavía no debuta en el escenario mundial tendrá al menos 550 hp.

Ahora lee

>> TestTécnico comparativo: Audi Q7 vs Volvo XC90

>> Foto espía: Audi Sport prepara a sus buques insignia S8 y RS7 en Nürburgring

>> Cambios de media vida para el BMW Serie 7