Al momento

Peugeot Partner 2019: recién desembarcada y con ganas de cargar hasta una tonelada

Ha llegado a México la nueva Peugeot Partner 2019, una van de carga que quiere demostrar que no es necesario un gran tamaño para llevar lo que tu negocio necesita.

El segmento de las vanes de carga en México está poco explorado; por un lado tenemos a productos como Renault Kangoo o Ram Promaster Rapid, cuyas dimensiones son cortas y en el otro extremo tenemos a Volkswagen Caddy, que tiene en mente ofrecer comodidad, potencia y amenidades más allá de solo realizar trabajos de carga.

Justo en el punto medio de ambos casos encontramos a la nueva Peugeot Partner 2019, una van que llega a nuestro país estrenando plataforma modular compartida con modelos como 3008, 5008, 308 y 508. El uso de esta nueva base le permite elevar su capacidad de carga de los 800 a los 1,000 kg, además de que ofrece una sensación de manejo más parecida a la de un auto que a la de un comercial tradicional, que puede cumplir trayectos de autopista sin problema.

Bajo el cofre encontraremos al motor HDi Euro 5 de 1.6 litros de 90 hp y 170 lb-pie de par; si bien no parecen demasiados caballos, recordemos que el foco principal de este producto es el transporte de productos en el área de carga, así que creemos que el tren de poder cumple su función.

Este motor se acopla a una caja de cambios manual de 5 velocidades, además de que cuenta con sistemas de seguridad como ESP, frenos de disco con ABS en las 4 esquinas, dos bolsas de aire, asistente de arranque en pendiente y distribución electrónica de frenado desde a versión inicial.

Hablando de estética, Partner 2019 estrena un frente que nos hace recordar a otros productos de la marca, con trazos verticales y cortes agresivos; en la parte lateral tenemos un rediseño de la puerta corrediza y en el área trasera de la unidad encontramos un juego de calaveras con un par de cambios muy sutiles en cuanto al acomodo de las luces.

Por dentro, y recordando que el habitaculo está diseñado y pensado para un vehículo utilitario, podemos ver que el i-Cockpit hace su llegada a este producto, dando una sensación de mayor visibilidad a la hora de manejar, así como una respuesta del volante rápida, pero poco comunicativa.

Como era de esperarse, los materiales de interior son de tacto rígido, pero es una buena idea en un producto que seguramente se ensuciará de manera cotidiana y necesitará elementos resistentes al maltrato. La posición de manejo es agradable y seguro encontrarás fácilmente una configuración entre volante y asiento que se acomode a tu estatura y complexión.

En cuanto a amenidades, resalta la falta de puertos USB para carga y tenemos solo una entrada de cenicero en donde podemos conectar algún adaptador para cargar nuestros dispositivos. En la versión de entrada no tenemos sistema de sonido y a partir de la versión Maxi, ya contamos con radio satelital con entrada USB y conexión Bluetooth. La imagen es de carácter ilustrativo, mostrando la especificación europea, el modelo para México tiene una pantalla más pequeña sin mandos táctiles.

El manejo, como lo mencionamos antes, es correcto y en todo momento te sientes en control; pudimos manejar tanto en ciudad como en autopista y descubrimos que para trayectos citadinos es un vehículo de medidas compactas y no es difícil maniobrar, pero los puntos ciegos son peligrosos a la hora de cruces o glorietas.

En autopista, el tren motor es suficiente para rodar a ritmos razonables y las relaciones de cambios son muy cortas, pero definitivamente podremos atacar curvas sin problemas. Es en la autopista en donde se hace presente el par motor del bloque HDI, pues las recuperaciones y adelantamientos las consigue sin reducir el engranaje gracias al energético rango de medio.

En el área de carga es donde encontraremos a la principal diferencia entre versiónes. La Partner de entrada cuenta con una área de carga de 3.3 metros cúbicos, mientras que las versiones Maxi y Maxi Pack crecen hasta los 3.9 y 4.4 metros cúbicos de manera respectiva

La diferencia en equipamiento entre la versión Maxi y Maxi Pack la encontramos en que el tope de gama ya cuenta con freno de mano eléctrico, sensores de reversa, iluminación automática, sensores de lluvia, faros antiniebla, volante multifuncional y banca de 3 pasajeros.

¿Su principal rival? Volkswagen Caddy Cargo

La misma marca lo sabe y lo comentó en la presentación, su principal rival en el segmento en el Caddy Cargo. Comenzando con el área de carga, Caddy Cargo convencional tiene un total de 3.2 metros cúbicos, y la versión Maxi de Caddy crece hasta los 4.2.

La carga total que puede llevar Caddy es de 813 kg, por lo que Partner se coloca arriba en este apartado soportando hasta los 1,000 kg.

En donde definitivamente tiene un punto a favor el vehículo de Volkswagen es en la potencia, pues bajo el cofre tenemos al motor de 4 cilindros de 1.6 litros con 110 caballos de fuerza, que se empareja a una caja de cambios de 5 velocidades y sin duda se mueve con mayor soltura y agilidad, con una mayor energía en la parte alta del régimen de funcionamiento del motor.

Los precios de Volkswagen Caddy comienzan en los 310,000 pesos y se estiran hasta los 344,200.

¿Llegará a México la versión de pasajeros? No por el momento, pues la firma francesa tiene planeada la llegada de la nueva Rifter para cubrir esta demanda en la venta de vehículos en México.

Los precios de la nueva Peugeot Partner son de $276,900 para la versión Partner, $296,900 Partner Maxi y $319,900 para la versión Maxi Pack.

Ahora lee:

>> Mercedes-Benz Sprinter 2019 se lanza en México con múltiples configuraciones

>> Peugeot se distingue por nombrar a sus modelos con un número de tres cifras, una tradición que cumple 90 años

>> No, un auto turbo no siempre es la mejor solución