Al momento

Lotus también hará autos en China, incluido un SUV

Buenas noticias de cara al crecimiento y permanencia de la marca fundada por Colin Chapman.

Geely, actual dueña de Volvo y que compró la mayoría de las acciones de Lotus en 2017, tiene grandes planes para la tradicional marca inglesa de deportivos, aunque dicho crecimiento tendrá una proyección más acorde a las tendencias del mercado y no necesariamente se acomodará a las visiones más puristas.

El primer gran paso para una nueva Lotus es una nueva fábrica que se está construyendo en la ciudad china de Wuhan, eso tras una inversión de 1,300 millones de dólares según reporta Reuters.

Junto a dicha factoría también sucederá lo inevitable: un SUV de Lotus, evidentemente el primero de la marca y el que se hará cargo de elevar los volúmenes mucho más allá de las 1,630 unidades comercializadas en total durante 2018, que así haya sido un número récord, está lejos de lo que se pretende tras la adquisición de la marca por parte del consorcio chino.

Al final, los recursos generados por dicho SUV también se harán cargo de asegurar la existencia de sus automóviles deportivos más tradicionales e incluso de mejorarlos, pues gamas como la del Elise y el Exige ya completan varios años sin recibir actualizaciones profundas o un cambio generacional.

La línea de montaje en el Reino Unido se mantendrá.

Ahora lee:

>> BMW y Mercedes podrían desarrollar un compacto juntos

>> Foto espía: Ford Escape 2020

>> #TestTécnicoComparativo: Audi Q7 vs Volvo XC90