Al momento

10YearChallenge: Así han cambiado los interiores de los autos

En los últimos 10 años, las cabinas de los coches han cambiado más que en los 20 anteriores y eso mismo aplicará a futuro también. La evolución del automóvil dio un acelerón en el que su ritmo casi se empareja con el de los aparatos electrónicos.

Aquí, algunos ejemplos de todo tipo de cómo ha avanzado ese importante espacio en el que varios de nosotros pasan muchas horas al año:

Porsche Panamera:

Cuando apareció el primer Panamera justamente en 2009, sorprendió una cabina que abundaba en botones y que si bien estaban distribuidos de una forma lo suficientemente lógica para aquellos que antes habían convivido con otros autos de lujo, no dejaba de intimidar. Ahora casi todos esos mandos físicos son táctiles en la segunda generación del Panamera, pero Porsche ha sido fiel en mantener el esquema de las cinco esferas de la instrumentación (que ya son configurables), de un tablero plano en el que ahora las salidas de aire están camufladas y de una prominente consola central.

Mercedes-Benz Clase E:

En 2009, la generación W212 recién había aparecido como uno de los Mercedes más modernos hasta la fecha, con mejoras en equipamiento de seguridad y sistemas heredados del Clase S. La pantalla superior al medio ya anticipaba lo que vendría en el vigente W213, pero la resolución era menor, también el tamaño y la instrumentación principal conservaba una propuesta más tradicional y no del todo digital, si acaso con un display a color más primitivo y una operación buena pero sin mandos táctiles o conexiones multi-media más allá del Bluetooth.

Ferrari 488/F-430:

Incluso en automóviles en los que la conectividad todavía es un accesorio y la conducción sigue siendo la prioridad absoluta, la tecnología ha permeado con sutileza. Ejemplo de ello es el Ferrari con un V8 puesto en posición central, en el que su tacómetro gigante sigue intacto al medio de los instrumentos en el paso de una generación a otra, pero ahora se acompaña por pantallas, un volante que acumula la mayoría de mandos importantes (ni los intermitentes se salvan) en lugar de distribuirlos y unas salidas de aire que dejan su típico sitio al medio del tablero.

Honda CR-V:

Si se nos permite pasar ahora a un vehículo al que cientos de miles tienen acceso, la CR-V es uno de los mejores ejemplos, pues sigue respondiendo a las mismas prioridades de espacios bien aprovechados, facilidad de uso y solidez a largo plazo, pero las formas, los materiales y la ergonomía para integrarse a los objetos que traigan sus usuarios han evolucionado de acuerdo a las tendencias y a la mayor experiencia adquirida por la marca en una década. Ejemplos de ello son los cargadores inalámbricos, más gavetas, cajones en los que caben bolsas completas o hendiduras específicamente para celulares.

Kia Rio:

Diez años también sirven para ver cómo ha avanzado una marca que ha ido ganándose la credibilidad de la gente a punta de un trabajo arduo de reinvención, investigación y siguiendo el ejemplo de rivales más establecidas. O sino, échenle un ojo a lo que era un Kia Rio en 2009 con respecto a lo que es hoy día. Les aseguramos que ese avance en un similar como un SEAT Ibiza, por poner un ejemplo, no fue tan radical.

Elementos en común:

-Los frenos de estacionamiento de palanca o de pedal están en vía de extinción.

-Los botones del volante ya no son solo para subir el volumen, cambiar de emisora o usar el control crucero.

-Entre más grande la pantalla, mejor. Y si es táctil, aún más.

-Incluso en vehículos accesibles se agradecerá que lo que se toque no se sienta económico. Las inserciones de piel o símil piel se han masificado tanto como el plástico blando en la década anterior.

-Las molduras en negro piano seguirán por unos años más, pero si se siguen rayando tan fácil, están condenadas.

-Poco a poco nos tendremos que olvidar de los instrumentos de aguja.

-¿Encendido con llave? ¿Qué es eso? ¿Qué es una llave?

Ahora lee:

>> El Volvo V40 seguirá, pero no como un hatchback

>> ¡Que no cunda el pánico! Ford no descarta un Shelby GT500 manual

>> Volkswagen Golf GTI TCR, ahora como auto de calle