Al momento

Detroit 2019: Subaru WRX STI S209, edición limitada para EE.UU.

Tendría que pasar algo extraordinario para verlo en México, pero lo tenemos que reseñar por un sencillo motivo: es el STI y el Subaru más potente (stock) que se ha hecho.

La más reciente creación de Subaru Tecnica International (STI), limitada a una producción de 200 unidades exclusivas para Estados Unidos, se construye curiosamente sobre la anterior generación del Impreza, que en su versión STI aún no migra al actual modelo.

Sobre el ya conocidísimo cuatro cilindros bóxer de 2.5 litros, se extrae una potencia estimada de 341 caballos y, aunque todavía no se revela el torque máximo, se sabe que sube a medio régimen (3,600 rpm) en un 10%, eso por un turbo de mayor tamaño que sopla a 18 PSI contra los 16.2 de un STI convencional. Además, se rediseñó la admisión y las relaciones de la caja manual de seis velocidades se hicieron más cortas, lo que es de esperarse contrarreste el lag y favorezca la recuperación sobre todo en marchas largas.

Más allá del motor en sí, la carrocería más de cuatro centímetros mayor en su anchura contra otros STI esconde serias intervenciones, como unas vías crecidas en 1.5 centímetros adelante y atrás, que dan cabida a su vez a unas enormes llantas específicas en medida 265/35 R19 de Dunlop, referencia SP Sport Maxx GT600A que, por supuesto, visten unos rines BBS en dorado, al mejor estilo de las viejas glorias del WRC de los años noventa y de comienzos de siglo. Solo con ese cambio se estima un límite de agarre lateral de 1 g.

En su aerodinámica hay alerones extra y tomas de aire que favorecen la refrigeración y reducen la turbulencia atrás. Los frenos, con mordaza de seis pistones adelante y dos atrás, se dotaron con balatas de alta fricción que, sí, las hace menos durables, pero mucho más efectivas en una conducción al límite.

La suspensión también sufrió profundas modificaciones, con refuerzos en la estructura frontal y trasera, nueva estabilizadora atrás, resortes más rígidos, nuevos amortiguadores de Bilstein, otros bujes y demás replanteamientos que no solo mejoran su comportamiento sino el tacto de la dirección y hasta –dicen– la calidad de marcha.

De paso, el techo y el alerón de atrás son de fibra de carbono y el diámetro de las salidas de escape aumenta a unos más vistosos 101 mm.

Por Manuel Fernández

Ahora lee:

>> Detroit 2019: Volkswagen Passat 2020

>> Detroit 2019: Toyota Supra 2020

>> Detroit 2019: Kia Telluride 2020