Al momento

General Motors se ha convertido en el más grande fabricante y exportador de vehículos en México

Donald Trump

El aumento en la popularidad de las SUVs y Pick-Ups han logrado que las plantas mexicanas de General Motors hayan conseguido el título

Cambios de estrategia y constantes amenazas por parte del gobierno de Trump no han detenido el crecimiento de General Motors en nuestro país, que ahora se coloca como el número uno en producción y exportación de vehículos.

Y es que, con la reestructuración de la producción de los vehículos de la marca y de los autos en venta disponibles en los concesionarios de las marcas de GM, las plantas ensambladoras mexicanas han conseguido mantener la producción de los vehículos con carrocerías SUV y Pick-Ups, que han aumentado de popularidad en recientes fechas.

Primeramente, a mediados del 2017, las operaciones de producción en las plantas mexicanas comenzaron a cambiar con la descontinuación de la producción del Chevrolet Aveo, en la fabrica de San Luis Potosí, en favor de el ensamblaje de la Chevrolet Trax y de la GMC Terrain de segunda generación.

De igual manera el cese de la producción del Chevrolet Sonic en la planta de Ramos Arizpe, Coahuila, también en 2017 dejaba el espacio disponible para la manufactura de motores.

Además, desde la presentación de la nueva generación de Pick-Ups Chevrolet Silverado y GMC Sierra, las instalaciones de Silao fueron las designadas para su fabricación, tanto para el mercado local, como para la exportación hacia Estados Unidos y Canadá.

Después, el anuncio de la descontinuación del Chevrolet Cruze, justo cuando se había anunciado una nueva generación, dejó libre la otra línea de producción en la planta de Ramos Arizpe, a la cual fue designada la fabricación de la nueva SUV mediana Blazer.

El aumento en la popularidad y, por consiguiente, en la demanda de este tipo de vehículos, ha conseguido que General Motors desplace a Nissan como el mayor fabricante y exportador de vehículos en México.

A pesar de que los modelos de Nissan siguen a la cabeza dentro de las ventas del mercado local, los modelos producidos por el fabricante japonés en territorio mexicano corresponden en la mayoría a modelos con carrocería sedán, uno de los segmentos más afectados por la popularidad de las SUVs.

Hasta Noviembre de 2018, las plantas de GM en México acumularon un total de 801,163 unidades producidas, un incremento de 67,000 unidades, con respecto al mismo periodo del año anterior.

En comparación Nissan, logró manufacturar 717,108 unidades en 2018, un decremento importante de 71,000 unidades comparadas durante el mismo ciclo de 2017.

Gracias al aumento en la producción local, General Motors se ha convertido también en el mayor exportador de automóviles en México, con un total de 693,728 unidades en lo que se ha contabilizado del 2018.

La mayoría de los vehículos exportados tienen como destino los Estados Unidos y Canadá, aunque GM también se beneficia de los acuerdos mercantiles que tiene con las naciones de América del Sur, en donde también exporta unidades.

Ahora lee:

>> GM ratifica la producción de Chevrolet Blazer en México

>> Análisis: Las trillizas SUVs subcompactas de General Motors se renovarán pronto

>> Chevrolet confirma la llegada de las nuevas Silverado y Cheyenne 2019