Al momento

Los planes de Volkswagen para el 2019, con los productos que lanzará

La electrificación de la gama de Volkswagen arranca este mismo año con cuatro lanzamientos en el transcurso de los próximos 12 meses.

En una conferencia que se llevó a cabo en Wolfsburg hace unos días, Jürgen Stackmann,miembro del consejo de Volkswagen en el área de ventas insistió en que el lanzamiento de la octava generación del Volkswagen Golf (Mk8) y la primera generación del ID Neo EV impulsarán a la marca como nunca antes.

No será solamente la marca Volkswagen la que llegará a los cargadores el año que entra, porque tanto el Porsche Taycan como los Audi e-tron y Audi e-tron GT comenzarán a rodar en el 2019, además de otros modelos eléctricos para SEAT, Skoda y Bentley.

“Golf vendrá seguido por el ID, marcando el arranque de una nueva era para Volkswagen,”insistió Stackmann.

“El ID será el primer auto conectado, totalmente eléctrico y también el símbolo de la nueva Volkswagen.

“Son algunos de los productos más destacados que vendrán,” dijo Stackmann refiriéndose a los dos modelos antes mencionados, en un intento por parte de la firma alemana de preparar a sus modelos eléctricos previo a las regulaciones de emisiones más estrictas que se avecinan para el 2020.

El ID Neo también arrancará con la era de compras de autos en línea para la marca teutona, que todavía se tambalea por el escándalo de emisiones y la imposibilidad de entregar autos que cumplieran con las normas WLTP desde septiembre del 2018.

“Estaremos debutando un sistema de pre órdenes para el ID, marcando el inicio del e-commerce para nosotros,” explicó.

También se encuentra en el proceso de convertir las plantas de Emden, Zwickau y Hannover en Alemania de producción de autos con motores de combustión interna a vehículos eléctricos, creando de paso la red de producción más grande de Europa para EVs.

El plan de producto para 2019 también incluye poner en los concesionarios a los modelosque ya sabíamos que vendrían, como T-Cross en todo el mundo y el T-Roc Cabrio.

Cuatro de los modelos serán exclusivos de China, lo que confirma la importancia del mercado más grande del mundo para Volkswagen, que es la marca más vendida en aquel país a través de sus alianzas con BAIC basada en Pekín y con SAIC en la ciudad de Shanghái.

Los autos para China incluyen a la introducción del Polo, aunque ya había estado a la venta en otros mercados desde el año pasado, más las versiones eléctricas del Golf, Bora y Lavida. Estos últimos dos representan por sí solos 700,000 ventas al año para Volkswagen en China.

China también recibirá a la versión de batalla extendida de la T-Cross, que será fabricada tanto en Brasil como en China, y que podría llegar a nuestro país para pelear en el nutrido segmento de las SUVs subcompactas.

También llegará una actualización extensa para el Passat en Norteamérica, región que tiene una versión única de este modelo, con una plataforma algo más antigua para reducirlos costos. Europa también tendrá un rediseño para su Passat basado en la plataforma MQB, y tanto el Golf como el ID Neo estarán a la venta a finales del año.

Con el foco especial en nuestro mercado y el resto de Norteamérica, la marca alemana presentó un diagrama con sus lanzamientos, y tras la llegada del facelift del Golf, Tiguan y Teramont en 2017 y Jetta y Arteon en 2018, la marca prepara su ofensiva 2019-2021 que incluye a una nueva crossover mediana (muy seguramente la versión de producción del Atlas Cross Sport) y una compacta ubicada por debajo de la Tiguan y por arriba de T-Cross, que como ya adelantamos será fabricada en Puebla y podría llamarse Tarek o Tharu.

Otro de los puntos destacados es que Herbert Diess, CEO del Grupo Volkswagen, ha confirmado que solamente ofrecerá transmisiones manuales en todas las motorizaciones de acceso, obligando a todos los compradores a moverse a las versiones más equipadas para acceder a una transmisión automática o tracción integral.

Es un movimiento que eliminará al 25 por ciento de las variantes de trenes motores de Volkswagen para el 2022 y los ayudará a cumplir con las difíciles pruebas de emisiones WLTP.

Con las ventas de motores diésel trastabillando en todo Europa, exceptuando a Italia, Volkswagen se ha visto obligada a darle un papel protagónico a su motor TSI Evo de 1.5litros, un bloque relativamente nuevo y de muy alta tecnología.

La marca dice que el colapso del diésel la ha forzado a triplicar la producción de su motor turbocargado de cuatro cilindros, pasando de 500,000 a 1.5 millones de unidades.

Volkswagen también se encuentra persiguiendo una reducción masiva en la complejidad de sus áreas de diseño, ingeniería y manufactura, cosa que logrará incrementando la penetración de la arquitectura MQB hasta el 80 por ciento de la gama, partiendo del 60 por ciento que tiene actualmente.

Stackmann también confirmó que se están acercando al objetivo del seis por ciento para el margen de utilidad antes de los esperado, y que esperan alcanzarlo para el 2022, tres años antes de los planeado originalmente.

En reacción al Dieselgate, la compañía ha estado inmersa en un frenesí de reducción de costos, recortando 3,000 millones de euros de sus costos anuales, ayudándola a alcanzar el objetivo antes citado del seis por ciento.

Por Fred Shabot

Ahora lee

>>  Volkswagen aclara los comentarios a futuro; la combustión interna seguirá viva

>> Volkswagen Passat 2020: Renovación completa, pero manteniendo la misma plataforma

>>  Las claves de compra más importantes del Volkswagen Polo 2019