Al momento

Skoda Scala, este es el auto del que puede derivar el próximo SEAT Toledo

La marca checa, propiedad del Grupo Volkswagen, presentó al Scala; sustituye al Rapid y de este auto puede derivar el próximo SEAT Toledo.

Que el SEAT Toledo es una variación de su primo hermano checo, llamado Rapid, no es ninguna noticia. Que ha tenido mucho éxito en mercados que compran sedanes accesibles en grandes volúmenes, tampoco lo es y, de hecho, México es uno de sus mercados más importantes.

La cuarta generación llegó al mercado en el 2012 junto al Skoda Rapid, auto con el que comparte motores, plataforma, paneles exteriores e interiores. Ahora que Skoda ya tiene a un remplazo para el Rapid, es muy probable que SEAT pueda tomarlo para crear a la nueva generación.

Hay una diferencia importante: con el Rapid, había carrocerías tanto hatchback como notchback, y el Scala es solamente un hatchback, por lo que habría más espacio para que SEAT comercializara al de tres volúmenes bajo el nombre de Toledo.

Skoda_Scala_02

¿Qué es el Scala?

El nuevo auto busca colocarse como un competidor frontal para los hatchbacks compactos en Europa, autos como el Ford Focus, Peugeot 308, Hyundai i30, Kia Ceed o los propios Volkswagen Golf y SEAT León.

Sin embargo, el foco es diferente, porque lo hará como un auto de costo más bajo. A pesar deser un compacto por dimensiones, el Scala se basa en la plataforma de subcompactos del Grupo Volkswagen, la misma MQB A0 que encontramos en el SEAT Ibiza o Audi A1 en lugar de la versión más costosa que usa el Volkswagen Golf y hasta la propia Volkswagen Teramont o incluso el Arteon con un foco más Premium.

El nuevo Scala mide 4,362 mm de largo con una batalla de 2,649 mm, lo que quiere decir que es incluso 107 mm más largo que el propio Volkswagen Golf actual, además de ser 30 mm más ancho y más alto.

El avance en el área de interiores es notable, con mejores materiales y una atmósfera mucho más moderna que en los antecesores. Además, sabemos que la rigidez estructural mejorará considerablemente, dado que el Toledo se basada en una plataforma antigua que tomaba componentes de la arquitectura del pasado Jetta en el tren trasero y del Ibiza en el eje frontal.

Mecánicamente, echa mano de dos motores ya conocidos dentro del Grupo Volkswagen. El primero es un TSI de 1.0 litros con 95 o 115 hp, que ya monta el Toledo en nuestro país y el más potente es un 1.5 de cuatro cilindros con 148 hp, compartido con el Golf 7.5.

Sumemos que el SEAT Toledo es un auto de volumen en nuestro país, y podríamos pensar en el motor de 1.6 litros y cuatro cilindros para las versiones de entrada de un hipotético nuevo Toledo, con cajas automáticas o manuales de seis relaciones.

Hace un par de meses, durante el lanzamiento de la nueva SEAT Arona, pudimos platicar con Alejandro Mesonero-Romanos, director de diseño de SEAT, quien nos comentó que SEAT tiene cinco lanzamientos planeados para los próximos tres años. Sabemos que uno de ellos era la Tarraco que ya presentaron, y que otro será el nuevo León, además de un eléctrico que compartirá plataforma con el Volkswagen I.D, pero queda espacio para un nuevo sedán compacto que pueda suceder al Toledo.

Ahora lee

>>

>> La revolución de diseño de SEAT empieza con el nuevo León