Al momento

El Honda Research Institute trabaja en baterías con una huella ambiental más favorable

Las FIBs no tienen un riesgo de seguridad por sobrecalentamiento y un impacto ambiental
considerablemente menor a las de litio y el cobalto.

Buscando cuidar y mantener el medio ambiente, científicos del Honda Research Institute trabajan de la mano con investigadores del California Institute of Technology (Caltech) y el Jet Propulsion Laboratory de la NASA, para desarrollar una nueva química de batería que permite el uso de materiales con mayor densidad energética y una huella ambiental más favorable que las actuales tecnologías de baterías.

El estudio revela que la investigación está muy cerca de desarrollar baterías de alta densidad de energía, capaces de satisfacer la creciente necesidad de almacenamiento de energía y de superar a las actuales baterías que tienen limitantes de temperatura basadas en tecnología de fluoruro.

Las FIBs serán son una alternativa atractiva a otros tipos potenciales de electroquímicas de baterías de alta energía, como las basadas en químicas de litio o hidruros de metal, que generalmente están limitadas por las propiedades inherentes de sus electrodos.

Debido al bajo peso atómico del fluoruro, las baterías recargables basadas en ese elemento pueden ofrecer densidades de energía muy altas, hasta 10 veces más que las de iones de litio. Pero las FIBs, aunque se consideran un la mejor opción al futuro,  tienen un pero, están limitados por sus requerimientos de temperatura.

Ahora la batería de iones de fluoruro en estado sólido opera arriba de los 150 grados Celsius, para que el electrolito de fluoruro sea conductor. Para los investigadores las limitaciones en el electrolito son un reto para las FIBs y puedan a baja temperatura.

Para resolver este dilema se desarrollan el electrolito usando sales de fluoruro de tetraalquilamonio disuelto en un solvente orgánico de éter fluorado. Cuando se combina con un cátodo de compuesto con una nano-estructura de cobre, lantano y flúor de núcleo-envoltura, los científicos demostraron un ciclo electroquímico reversible a temperatura ambiente.

Para el futuro, las FIBs podrían estar dando energía a los vehículos eléctricos de batería. Su alta capacidad la hacen un excelente candidato para proveer energía a otros productos. 

Por Roberto González

Ahora lee: 

>>  Honda se une a la búsqueda de baterías de estado sólido para vehículos 100% eléctricos

>> Honda tendrá autos eléctricos capaces de recorrer 240 kilómetros con 15 minutos de carga en 2022

>> Más allá de los eléctricos: Honda y General Motors desarrollan una celda de combustible y estará lista en 2020

>> Foto espía: Honda Urban EV