Al momento

#TestTécnico: Suzuki Ertiga 2019, uno para todos

Suzuki integra a la Ertiga a su gama, para intentar cubrir las necesidades de movilidad de la familia y sus multiples actividades, en un paquete contenido en dimensiones, pero también en costo

La mayoría de las familias mexicanas tienen un presupuesto muy limitado como para poder conseguir más de un vehículo que permita cubrir las diferentes necesidades de movilidad, por lo que muchas veces un solo auto tiene que cumplir muchos papeles.

suzuki_ertiga_exterior19

Las actividades suelen ser sencillas: ir al trabajo, escuela, salidas ocasionales a carretera, etc… ¿Pero qué pasa cuando la familia es amplia y las actividades o el negocio requieren de mucho espacio?

Aquí es donde los modelos como la Suzuki Ertiga llegan para ofrecer su carácter polivalente por un costo contenido, con un concepto de movilidad que nos gusta por su honestidad.

La Ertiga es un monovolumen con tres filas y capacidad para hasta siete pasajeros que, a diferencia de la Honda BR-V, no pretende colarse a la lista de SUVs en venta dentro del mercado mexicano, a pesar de ser propuestas muy similares.

Look discreto

Hablando de la estética, se podría describir como discreta. Recurre a una parrilla cromada que utiliza elementos rectangulares, unos faros dobles de halógeno y una fascia que integra las luces de niebla.

Atrás lucen unas ópticas dispuestas en posición vertical y con iluminación LED, que recuerdan a las vistas en los Volvo o incluso la Honda CR-V.

suzuki_ertiga_exterior20

El costado no deja duda de su perfil de monovolumen, que utiliza líneas de carácter muy marcadas para resaltar su cercanía con el Ciaz y nos muestra una inmensa puerta trasera que sirve para dar acceso hasta la última fila, lo que nos deja pensando si una corrediza hubiera sido una mejor opción.

suzuki_ertiga_exterior17

Interior funcional

Pero es por dentro donde podemos notar el gran aprovechamiento del espacio que se ve acentuado por las ventanas de buen tamaño y el tono claro de la tapicería de tela.

suzuki_ertiga_interior06

La presencia de plásticos duros es de esperarse, pero no se perciben de mala calidad, aunque hay detalles como el inserto que trata emular madera en el tablero y volante que no convencen mucho.

La posición de manejo, como es normal en este tipo de vehículos, es muy alta y erguida y nos ofrece una visibilidad muy buena hacia todas partes; además, la dirección está puesta en un ángulo que nos permite conducir por largos trayectos de manera cómoda.

En la segunda fila es sorprendentemente amplia, suficiente para que dos adultos puedan ir cómodamente; un tercero tendrá que ser forzosamente de complexión delgada, pero uno de talla media tampoco irá demasiado estrecho.

Esta hilera se puede ajustar de manera longitudinal e incluso, reclinar los respaldos en una repartición de 60/40, los cuales también se abaten de manera sencilla para dar paso a los dos últimos puestos, donde dos adultos podrán viajar en trayectos cortos sin problema alguno, porque si bien el espacio para las piernas depende completamente del ajuste de la banca del medio, el área para cabezas da margen para que personas de hasta 1.90 metros quepan sin problemas.

suzuki_ertiga_interior15

Nos gusta la sencillez de operación del mecanismo para abatir y desplazar los asientos de la segunda fila y poder acceder hasta la última, muy al estilo de una minivan, así como la facilidad para abatir las dos hileras posteriores y utilizar un piso de carga plano. Con las tres en uso, la cajuela es limitada, con 153 litros de capacidad que, además ofrece un doble fondo perfecto para esconder objetos de la vista o simplemente para aumentar el volumen y poder colocar objetos más altos.

Si se abate la tercera fila, aumenta hasta unos abundantes 550 l, que se incrementan hasta 803 si también se dobla la segunda.

suzuki_ertiga_exterior23

En la línea del segmento y precio, el equipamiento es justo y sencillo, pero cumple y podemos encontrar pantalla táctil de siete pulgadas de marca Clarion, que incluye conectividad con las plataformas de Android Auto y Apple CarPlay; el sistema de sonido es de apenas cuatro bocinas y se puede controlar por medio de unos controles táctiles en la pantalla o por los mandos ubicados en el volante.

De paso, contamos con acceso y arranque sin llave, cristales eléctricos de un solo toque en las plazas delanteras y una pantalla configurable en el clúster de instrumentos que muestra información de la computadora de viaje

suzuki_ertiga_interior05

También tenemos aire acondicionado sencillo en la parte delantera y una segunda unidad montada en el techo para las plazas posteriores, similar a la de la BR-V.

Además, un par de portavasos al frente de la consola central se benefician del sistema de climatización para mantener una temperatura adecuada de las bebidas.

Agilidad citadina

Ahora, bajo el pequeño cofre hay un motor de cuatro cilindros y 1.5 litros que genera 103 hp y 103 libras pie de torque, que puede acoplarse tanto a una caja manual de cinco velocidades como a una automática de cuatro.

suzuki_ertiga_exterior24

Hablando de la transmisión, la unidad de pruebas contaba con la automática, lo cual no suena muy bien en papel, pero debemos decir que dicha transmisión con el pequeño propulsor es sorpresivamente buena y permite movernos con agilidad dentro del tráfico citadino, transmitiendo la ligereza característica a los modelos más recientes de la marca japonesa.

El esquema de suspensión exhibe un tarado suave, perfecto para absorber la mayoría de las imperfecciones de las calles de nuestras ciudades, lo cual también se traduce en un considerable balanceo de la carrocería.

suzuki_ertiga_exterior07

El consumo también es de sus cartas fuertes, promediando cifras de 10.5 km/l en ciclo citadino, aunque debemos aclarar que en pocas ocasiones manejamos con todas las plazas ocupadas.

#TestTécnico

suzuki_ertiga_alce2

Ahora bien, es cierto que por sus características de altura y vías angostas, podemos pensar que dinámicamente puede quedarnos a deber, pero no hay que dejarse llevar por esa impresión. Para ello, vamos hasta el Autódromo Guadalajara para conocer a fondo la respuesta de la nueva familiar de Suzuki en las pruebas de nuestro Test Técnico.

Al realizar la aceleración de 0 a 100 km/h, es notorio cómo a pesar de la caja busca entregar la mayoría del torque disponible desde muy bajas revoluciones, con una respuesta que nos da esa sensación de agilidad en el tránsito urbano aunque la cifra final no es decorosa, con el mejor tiempo en 15.3 s.

suzuki_ertiga_exterior02

El ejercicio de frenado de 100 a 0 km/h, deja sentir un pedal de freno un tanto esponjoso, aunque la respuesta general del conjunto es satisfactoria, sin insinuaciones del eje posterior o necesidad de corregir trayectoria con el volante, pero sí con una sensación de fatiga después de varias pasadas. Consiguió 45.5 m.

Durante el alce, la bien graduada dureza de la dirección, aunada a una mayor precisión y rapidez de lo que esperábamos, resultó en una maniobra fluida que además se ayudó por un ESP que confía en el chasis y no es de aquellos que actúan agresivamente en las cuatro llantas para reducir la velocidad lo más posible. El balanceo es evidente pero el control no desconcierta y, de hecho, alguna inercia del eje trasero la ayuda a meterse en la trayectoria a pesar de un leve subviraje. La mayor velocidad de paso la conseguimos en 71.3 km/h.

suzuki_ertiga_alce

La respuesta en el slalom de precisión también deja sentir un balanceo considerable, pero la buena respuesta de la dirección permite trazar sin problemas el ejercicio, incluso con muchas inercias acumuladas.

La intervención de las asistencias es efectiva cuando detecta que vamos a una velocidad mayor a lo esperado y disminuye considerablemente la velocidad para trazar el ejercicio correctamente, logrando pasar a 48.6 km/h.

suzuki_ertiga_slalom2

Dinámicamente, Suzuki ha dotado de muy buenas credenciales en el apartado de seguridad a la Ertiga, con un correcto comportamiento ante las situaciones de emergencia que se puedan dar en la conducción diaria.

En cuanto a equipamiento, hay sistema de frenos ABS, control de tracción y estabilidad o asistente de arranque en pendientes, junto a los anclajes ISOFIX para sillas de bebé. Lástima que solo tenga dos bolsas de aire frontales, una contradicción dado el enfoque familiar y que se justificó en nombre del precio, así que no tienen previsto que se comercialice con más.

Versatilidad al alcance

La gama consta de dos versiones: GLS y GLX, pero es sólo en la más equipada que encontramos el ESP, un elemento indispensable con un centro de gravedad tan alto, por lo que es la opción de compra recomendable.

suzuki_ertiga_exterior08

Además, su precio de 309 mil pesos la vuelve muy interesante y accesible para quienes necesiten de toda la versatilidad en un paquete contenido, mostrando una superioridad indudable dinámicamente y en equipamiento ante la Toyota Avanza y un mejor paquete de relación costo/beneficio que la Honda BR-V.  Solamente la capacidad de carga de productos derivados de vehículos comerciales como la Peugeot Partner Tepee y la VW Caddy pueden ser un factor determinante en caso de ser una prioridad, aunque también son más costosos.

Suzuki Ertiga 2019
Motor: 4 cil. en línea, 1.6l 122hp y 112 lb-pie
Transmisión: Manual 5 Vel.
Automática 4 Vel.
Consumo en pruebas: Promedio: 10.5 km/l
Cajuela con 3 Filas: 153 l.
Cajuela con 2 Filas: 550 l.
Cajuela con 1 Fila: 803 l.
*0 a 100 km/h: 15.3 s.
*100 a 0 km/h: 45.5 m
*Alce en Seco 71.3 km/h
*Slalom de Precisión 48.6 km/h
Versiones y precios:
Ertiga GLS T/M $269,990
Ertiga GLS T/A $282,990
Ertiga GLX T/A $309,990
*Datos obtenidos con el equipo de pruebas Vbox proporcionado por Vbox México

Por: Diego Briseño

Ahora lee

>> #QuéComprar: Los 5 familiares con 3 filas de asientos más accesibles en México

>> A Prueba: Honda BR-V, espacio para siete pasajeros a precio contenido

>> Peugeot Rifter reinterpreta y reemplaza a Partner