Al momento

Las ganancias de BMW caen en 27 por ciento en el tercer cuarto del 2018

A pesar de la fuerte caída en las ganancias, BMW se dice no estar preocupado y confía en que sus más recientes lanzamientos y la amortización de los costos de desarrollo permitan mejorar con el tiempo

Al mismo tiempo que se registró un aumento de ventas a nivel global, BMW también ha reportado una sustancial caída en las ganancias de sus autos en venta del 27 por ciento, por la cual la marca ha culpado el alto costo de los materiales, la fluctuación entre divisas, el costoso desarrollo de los vehículos eléctricos y autónomos, además de la guerra de tarifas y aranceles que el presidente Trump ha impuesto.

En concreto, 1.75 mil millones de Euros fue el total de las ganancias obtenidas por la marca Premium alemana, por lo que el margen de operación bajó de 8.6 por ciento en el mismo periodo de 2017, hasta 4.4 por ciento en 2018.

bmw-serie_8_11

Según los planes de la marca, el objetivo de ganancia rondaba entre los 8 y 10 por ciento, sin embargo, dicen no estar sorprendidos por el desplome y confían en que la masiva reducción de costos se alineará con sus gastos, con la introducción de modelos eléctricos debido a la disminución de emisiones contaminantes en lo que queda del año y también del próximo.

El jefe de finanzas de BMW, Nicolas Peter, asegura que “junto con el resto de la industria, hemos estado confrontándonos a factores externos adversos que no han permitido cumplir con nuestros objetivos”.

Contrario a lo que la mayoría de los fabricantes europeos hicieron con la entrada en vigor de los nuevos protocolos de medición de emisiones de CO2, BMW se apuró para ofrecer a sus modelos mejor vendidos, con la certificación WLTP.

bmw_x2_20

Mientras que los demás fabricantes apostaron por vender muchas unidades antes de la entrada en vigor de las mencionadas regulaciones, por lo que sus números crecieron bastante en el mes de septiembre, arrojando hasta 100,000 unidades extra en el continente europeo. Por lo que los descuentos y facilidades de los demás fabricantes también contribuyó para no alcanzar los objetivos financieros planteados en BMW.

Los directivos aseguran haber tomado la decisión correcta en el modo de ofrecer a tiempo toda la gama que cumpliera con las normativas nuevas y esperan que, junto con la agresiva estrategia electrificada y los nuevos modelos, las ganancias crezcan para el fabricante alemán.

Por: Diego Briseño

Ahora lee:

>> Análisis futuro: ¿Qué tiene preparado BMW para los años próximos?

>> El nuevo método de medición de emisiones WLTP golpea las ventas en Europa

>> BMW confirma al i4 para el 2021 con una autonomía de 700 km por carga