Al momento

Las nuevas tecnologías de asistencia a la conducción incrementan drásticamente los costos de reparaciones

El precio a pagar por los más novedosos sistemas de asistencia a la conducción no queda en el precio del vehículo, sino que los costos de reparación son muy elevados

La oferta de autos en venta en la actualidad incluye a cada vez más modelos que incorporan sistemas sofisticados de asistencia a la conducción que incluyen múltiples tipos de sensores para ayudar en la prevención de accidentes. Sin embargo, un estudio realizado por la AAA ha mostrado que al momento de reparar o reemplazar este tipo de sensores, los costos son cerca del doble de costosos.

Volvo CitySafety

El mencionado estudio utilizó como base a los modelos Nissan Rogue, Toyota Camry y Ford F150, que en Estados Unidos se ofrecen con múltiples elementos de asistencia a la conducción y evaluó los costos de reparación incluyendo la correcta instalación de los sistemas.

Claramente, este tipo de componentes son costosos, pero también lo es la mano de obra necesitada para instalarlos de manera correcta, principalmente por el tiempo extra que se necesita para instalarlos y calibrarlos.

vw_beetle_ext_08

Los sensores de proximidad y las cámaras utilizadas en muchos de los vehículos pueden llegar a costar desde $500 dólares, hasta $2,050 por cada pieza y son sólo un tipo de sensor de los múltiples incluidos en los autos más completos.

Por ejemplo, un auto que cuenta con un paquete completo de asistencias a la conducción incluye una serie de sensores y sistemas reunidos en el parachoques delantero, por lo que un ligero golpe podría afectar los sensores ultrasónicos de estacionamiento, además de los sensores de radar que utiliza el sistema de control crucero adaptativo y la cámara frontal.

Volvo citysafety

Otro apartado en el que los costos de reparación y reemplazo son bastante elevados, es el parabrisas de los autos que incluyen todo el conjunto de sensores ubicado detrás del cristal.

Esto es debido principalmente a que los parabrisas utilizados en este tipo de vehículos, utiliza cristal que tiene que cumplir con exigencias de claridad para asegurar que los sensores puedan funcionar correctamente además de la necesidad de recalibrar los sensores en caso de daño.

kia_sportage_interior_autologia12

Toda la información mostrada en el mencionado estudio puede poner en duda la verdadera conveniencia de contar con los sistemas de asistencia a la conducción, como el freno autónomo de emergencia, monitoreo de punto ciego.

Sin embargo, otros organismos encargados de velar por la seguridad vial como la IIHS han encontrado que el sistema de asistencia de mantenimiento de carril, por si sólo, ha sido capaz de reducir los accidentes con consecuencias fatales en un asombroso 86 por ciento.

testtecnico-kia_hon_vw_civic_42

Además de que el resto de los sensores permiten prevenir precisamente los accidentes más comunes como los alcances o los golpes al estacionarse, por lo que también valen mucho la pena.

Por: Diego Briseño

Ahora lee

>> #TestTécnico: Kia Sportage 2019, sustancial mejora

>> La conducción autónoma se encuentra a décadas, dicen los expertos

>> Los conductores están confiando más de lo que deberían en las asistencias de conducción