Al momento

Opinión: El Ford Mustang Sedán sí tiene sentido, pero no con ese nombre

En las últimas horas han surgido reportes de que Ford está desarrollando un Mustang de cuatro puertas, y de que habló del proyecto con sus concesionarios el mes pasado.

Con casi 55 años de historia, el Mustang siempre ha sido un coupé de dos puertas, y aunque ya habían surgido rumores antes sobre una posible versión de cuatro puertas en la oferta para compra de auto, nunca se materializaron.

Ahora se dice que en una reunión con su red de concesionarios el mes pasado, Ford mencionó la existencia de dicho proyecto. Jiyan Cadiz, portavoz de Ford, no confirmó ni negó que el rumor fuera cierto.

ford_mustang_2019_27

Incluso se adelantó que podría tener una versión turbocargada del actual motor V8 de 5.0 litros, seguramente con más de 500 hp y la caja automática de 10 cambios. “Siempre estamos trabajando para mantener al Mustang emocionante cada año,” dijo Cadiz. La declaración parece apagar el rumor, aunque no lo hace de tajo.

No obstante, hay varias razones lógicas por las que, en teoría, el proyecto podría no materializarse, y aunque no nos parece una mala idea, si Ford desarrollara un sedán de propulsión posterior es más probable que lo llame de cualquier otra forma, y vaya que tiene nombres icónicos en este rubro.

2013 Cadillac ATS

Entonces, si Ford termina apostando por dicho producto, creemos que solamente será un Mustang sedán en el interior, compartiendo la plataforma y mecánicas con el pony car, pero con un diseño y nombres diferentes.

Después de todo, General Motors produce un Camaro sedán, pero lo llama Cadillac ATS y no lo relaciona de ninguna forma con el pony car. Sí, el chasis es el mismo, incluso el motor de cuatro cilindros, y tiene un comportamiento dinámico estupendo, pero echando solamente un vistazo nadie apostaría por ello.

ford_mustang_2019_15

Además, un sedán refinado de propulsión posterior es más el territorio de Lincoln, que ha pedido a gritos un producto de esas características desde que se retirara el LS en 2006.

Pensémoslo por un segundo, si Ford quiere competir en un segmento Premium, tiene mucho más sentido hacerlo a través de Lincoln, ayudando a reposicionarla con un buque insignia de esas características y pudiendo tener mayores utilidades por cada unidad comercializada, simplemente porque un precio más alto estaría mejor justificado en un Lincoln que en un Ford.

lincoln_continental_04

Podemos imaginar incluso que la versión de Ford del sedán de cuatro puertas coexistiría con la de Lincoln, y aunque compartirían una arquitectura entre ellos y con el Mustang, el de Ford tendría un motor menos potente y acabados más sencillo para competir contra el Dodge Challenger o Kia Stinger.

Mientras, el derivado de Lincoln echaría mano de una mecánica más compleja y potente, quizá un híbrido enchufable, para hacer frente a los productos de Mercedes-Benz, BMW, Audi, Cadillac y Lexus.

ford_mustang_2019_20

Por: Fred Shabot

Ahora lee

>> Ford nos muestra al posible Mustang eléctrico en un comercial

>> Ford Mustang Raptor, así se vería el coupe listo para todos los terrenos

>> A Prueba: Ford Mustang GT 2018, el mejor de todos

>> ¡Fiesta en Michigan! El Mustang número 10 millones rueda de la línea de ensamble