Al momento

McLaren Speedtail: así es el F1 de Gordon Murray en los tiempos modernos

 

Y aunque no hay pocos McLaren en México, difícilmente veremos uno en la oferta local, pues de entrada ya todos se vendieron a casi dos millones de Euros por unidad.  

El largamente anticipado hiperauto de tres plazas y producción muy limitada ya está listo. Lo veremos en 2019 como modelo 2020.

Casi desde cuando resucitaron los McLaren armados en serie con el MP4-12C, se esperaba el reemplazo real del F1, que no fue el P1 por el simple hecho de que no aplicó el radical concepto del legendario Gordon Murray de llevar a las calles el concepto tan de competición que consistía en una posición de manejo central, lo que sí hace el Speedtail: conductor en la mitad y otras dos plazas a cada costado. Esa era una de las tantas marcas registradas del McLaren F1 de hace un cuarto de siglo.

Y aunque no es el auto de producción más rápido del mundo, como sí lo fue el F1 (ese título, con 391 km/h, lo mantiene entre sus congéneres con motor naturalmente aspirado), sí es el McLaren de calle más rápido que ha existido, con una velocidad tope anunciada de 403 km/h. Igual, el dato más sorprendente no es ese. ¿Cuál sería entonces? Su aceleración, con un 0 a 300 km/h en 12.8 segundos. Un coche que destaca en ese sentido alcanza 200 en ese tiempo. 300 tras un lapso tan reducido roza en lo obsceno.

Por ahora no hay datos sobre su mecánica, pero ya no esperen el glorioso V12 atmosférico de su predecesor directo, obra de BMW. Esta época casi que exige forzosamente un híbrido y eso es lo que será, con 1,050 caballos en total, si bien no se especifica ni el tipo de motor de combustión (a lo mejor sea el V8 de doble turbo que usa el 720S) y los asistentes eléctricos o la capacidad de la batería. Tampoco será de caja manual, evidentemente, aspecto que delatan los botones selectores de la marcha en el techo.

Aunque la trasera extendida es un claro guiño a los F1 Longtail y Speedtail o al F1 GTR ganador de Le Mans, es claro que también se trata de una sabia decisión técnica que complementa las ruedas delanteras cubiertas con el fin de mantener las turbulencias al mínimo o la aerodinámica activa integrada a la estructura de fibra de carbono, acompañada por el mismo material pero mezclado con titanio en otros componentes, todo para un peso final en vacío (no en seco sin fluidos para anunciar menos) de 1,450 kilogramos.

Serán 106 los Speedtail a producir, exactamente el mismo número del F1 homenajeado.