Al momento

Primer contacto: Honda Insight 2019 por 525,900 pesos en México

Honda regresa al ruedo en el segmento de los híbridos especializados en México con la llegada de Insight, que promete 31.5 km/L en manejo urbano.

Honda fue la pionera híbrida en la oferta para compra de autos en México con el Civic Hybrid que se vendió durante la década pasada, y aunque volvió a estar presente de forma breve con el CR-Z, el auto no tuvo el éxito deseado y salió del mercado muy pronto.

El nuevo Insight es más refinado que sus antecesores, y mucho más versátil también, pues presenta una carrocería de sedán tradicional. Decimos que es un auto híbrido dedicado porque, como sus rivales Toyota Prius, Hyundai Ioniq y Kia Niro, no tiene una versión con motor de gasolina convencional, y compite con ellos aunque sus formas sean diferentes.

honda-insight-19

Toma la plataforma del Civic pero la modifica para poder montar bajo los asientos traseros al pack de baterías de 1.2 kW-h y se ubica en la gama precisamente entre este último y el mediano Accord, con un diseño claramente inspirado en el resto de los modelos de Honda que incorpora la parrilla de ala cromada y una carrocería tipo fastback.

Es mucho más familiar que el Civic, incluso por el aspecto sobrio frente a los looks juveniles de Civic, y claramente tiene trazos sensatos, a diferencia del aspecto chiflado de otros híbridos.

El exterior echa mano de iluminación LED, rines aerodinámicos de 17 pulgadas y una silueta que le da uno de los mejores coeficientes de arrastre de la industria de 0.25 Cd. El único indicio de que pudiera tratarse de un híbrido es la sutil línea en color azul por debajo de la parrilla cromada.

Por dentro, la calidad de materiales es uno de los puntos sobresalientes, ubicándose en una liga completamente distinta comparado con sus rivales.

honda-insight-22

El diseño nos hace pensar que estamos a bordo de cualquier otro Honda de la gama, pues el único indicador de que se trata de un auto híbrido aparece cuando el auto ya se encuentra encendido. El volante es el mismo que el de Accord, y se agradece el recubrimiento de piel en el tablero, que engrandece la atmósfera del interior.

En la consola central cuenta con los botones para el modo de manejo y el cambio por botón que presenta el propio Accord, además de otros modelos de Acura, el brazo Premium de Honda.

2019 Honda Insight

La pantalla táctil de 8 pulgadas tiene interfaces para teléfonos Android y Apple, y por fin presenta una perilla física para controlar el volumen del audio, en sustitución del poco intuitivo panel táctil que antes tenía este sistema de infotenimiento. Los mandos son rápidos e intuitivos, y navegar por todos los menús es realmente sencillo.

Además, la unidad cuenta con las funcionalidades de la cámara de visión trasera con tres ángulos y el LaneWatch, cuya cámara se encuentra montada debajo del espejo retrovisor derecho.

2019 Honda Insight

Cierra la lista de equipamiento de serie con las dos entradas USB para carga rápida, asientos forrados en piel con ajuste eléctrico adelante, volante de piel con mandos de audio y control crucero, control de clima electrónico de doble zona, entrada y arranque sin llave y la computadora de viaje con funciones para consumo instantáneo, promedio y rango de combustible y conectividad con el teléfono y audio.

En temas de seguridad, presenta 6 bolsas de aire y control electrónico de estabilidad, más la suite de asistencias Honda Sensing con monitoreo de punto ciego, asistente de mantenimiento de carril, alerta de colisión frontal y control crucero adaptativo.

2019 Honda Insight

Al mando

La configuración mecánica del Insight es inédita; es un híbrido en serie y el motor térmico es de 1.5 litros y ciclo Atkinson, pero no hay una transmisión ya que en la mayoría de los casos es el motor eléctrico el que manda par a las ruedas, y el bloque de combustión funciona únicamente como generador para recargar las baterías que alimentan al motor eléctrico.

Honda le llama eCVT, porque es la computadora la que se encarga de variar la relación en las pocas situaciones en las que el auto detecta que es más eficiente que el motor térmico sea el que mueva al eje frontal, y embraga directamente al motor con las ruedas. Las paletas detrás del volante no tienen ninguna relación con los cambios de marcha, sino que modifican la agresividad del sistema de recuperación de energía; izquierda para una mayor regeneración y derecha para reducirla, liberando a las ruedas.

2019 Honda Insight

Tiene modos de manejo EV, que a velocidades inferiores a 48 km/h y con baja carga en el acelerador mueve al auto con electricidad por alrededor de 1.5 km, ECON que retrasa las respuestas para encontrar la máxima eficiencia y el modo Sport que entrega la potencia máxima con ambos motores funcionando y vuelve más agresivo al sistema de regeneración, emulando una marcha más baja.

Tras presionar el botón de arranque, no hay ningún sonido proveniente del cofre y solo sabemos que podemos emprender nuestro camino cuando enciende la pantalla TFT en el cuadro de instrumentos. Lo primero que llama la atención del Insight es la forma con la que empieza a moverse, haciendo notar los 197 lb-pie del sistema combinado, aunque más allá de 40 km/h se percibe menos enérgico en recuperaciones.

Es silencioso en EV Mode, pero no me gustó el zumbido que hace el motor de gasolina cuando se enciende y sube de vueltas. En el momento en el necesité acelerar a fondo por periodos de tiempo prolongados en el tramo de autopista de la ruta, el ruido se volvió molesto.

insight_05

Es perfectamente capaz de circular en autopista a velocidades legales de entre 110 y 120 km/h, pero las recuperaciones sí representan un reto.

La calidad de marcha es soberbia, firme pero bien amortiguada y sin ser molesta en caminos irregulares, filtrando casi todas las vibraciones con señorío. A altas velocidades hay una sensación de aplomo sorprendente.

La dirección es muy precisa y rápida, como nos ha acostumbrado Honda con sus lanzamientos recientes, y aunque toma tiempo acostumbrarse a sus reacciones, puedo decir que la rigidez del chasis es tal que no ocasiona nerviosismo en los movimientos del coche. El manejo es sumamente directo y las maniobras en espacios pequeños también se vuelven más fáciles.

También destaca el sistema de frenado que tiene reacciones progresivas, sin la sensación de punto muerto al que estamos habituados en otros híbridos. Es decir, son como los de cualquier otro auto, y eso me parece el mejor cumplido que le puedo dar al sistema de frenos de un vehículo híbrido.

apertura_hibridos_ennumeros

En resumen

Honda Insight es un híbrido que se coloca en precio bien por encima de sus rivales; 74,000 pesos más costoso que Prius y 53,000 por arriba del Hyundai Ioniq, pero justifica ese gasto extra con un tren motor más sofisticado, una magnífica calidad interior y un equipamiento más completo, especialmente en cuanto a asistencias respecta.

Aunque los números oficiales indican que es más eficiente que Toyota Prius, estoy seguro de que en el mundo real los consumos serán casi idénticos; ese no será un factor determinante al tomar una decisión de compra.

Entonces, depende mucho del valor que cada cliente les dé a las asistencias de manejo y comportamiento dinámico, puntos en los que sobresale Insight, pero no me queda duda que se convierte en uno de los más competitivos, aunque sí me gustaría ver una versión sin Honda Sensing y LaneWatch por menos de 500,000 pesos, más cerca de sus rivales.

De momento, es el compacto híbrido mas Premium de todos, también con un precio que así lo refleja.

Ahora lee

>> Análisis de gama: Hyundai Ioniq, el híbrido de la marca coreana en México

>> Honda Pilot e Insight ganan máxima calificación en pruebas de choque

>> A prueba: Nissan X-Trail Hybrid 2018, analizamos a fondo si vale o no la pena por sobre de su contraparte de gasolina

>> Prueba mediano plazo: Toyota Prius 2018, consumo de ¡24.3 km/l!