Al momento

IIHS declara que las asistencias al manejo modernas no son lo suficientemente inteligentes

Luego de una serie de pruebas a Volvo, Tesla, BMW y Mercedes-Benz, encuentran que delegar el manejo a un asistente podría ser riesgoso.

Las asistencias modernas pueden echarte la mano en aceleraciones, frenados o incluso girar el volante en ciertas situaciones, sin embargo, de acuerdo al Instituto de Seguridad en Autopistas (IIHS por sus siglas en inglés) aún no son lo suficientemente inteligentes como para sustituir por completo al conductor.

Luego de haber probado los sistemas de conducción autónoma de nivel dos equipados en vehículos como Mercedes-Benz, Volvo, BMW y Tesla, el IIHS llegó a la conclusión de que cada uno de estos sistemas de asistencia vienen acompañados de un alto potencial de fallos y debilidades peligrosas.

“Aún no creemos que ninguno de estos sistemas sea de total confianza,” declaró David Zuby en una entrevista con el sitio de noticias Automotive News. “Los conductores tienen que permanecer alerta cuando estos sistemas estén en uso por cualquier falla, finalizó el directivo.

1dea1dd9-iihs-driver-assistance-not-ready-2

Estas declaraciones vienen luego de que el IIHS encontrara una serie de fallas tanto el sistema de control crucero adaptativo de Volvo, como en el sistema de frenado de emergencia de Tesla durante las pruebas realizada en las instalaciones de la dependencia de seguridad vial.

Mientras tanto, las pruebas en vías públicas no fueron positivas para ninguno de los modelos a excepción del Tesla, pues las unidades fallaban al momento de frenar a una distancia segura y prudente cuando un vehiculo frente a ellos disminuye la velocidad.

Por su parte, el Model 3 probado frenó de manera cuidadosa 12 veces durante 289 kilómetros recorridos en las pruebas, pero aun así presenta cierta confusión en el sistema al detectar sombras de árboles en el camino como vehículos y activar los frenos.

Mercedes-Benz-autonomo

El IIHS también encontró problemas en la inconsistencia del sistema de mantenimiento de carril, pero Tesla demostró su experiencia en el tema e impresionó a los ingenieros que realizaban las pruebas al mantenerse en su carril de manera correcta en un camino lleno de curvas. Mercedes y Volvo lograron mantenerse en el parámetro 9 de 17 ocasiones y BMW solamente 3 de 16 intentos.

A pesar del buen desempeño de Tesla, el IIHS declara que la marca de Silicon Valley es la que tiene la falla más grave, pues el sistema de frenado de emergencia no se accionó durante las pruebas en pista y llego a golpear los obstáculos estáticos.

Zuby mencionó que el IIHS se encuentra desarrollando una serie de pruebas específicas para medir el desempeño total de un vehículo autónomo y  para poder dar mejores parámetros a las marcas y compradores. Este nuevo esquema de evaluación estará listo en un aproximado de 12 meses.

Ahora lee:

>> La autonomía total quizá solo sea una fantasía

>> La interferencia inalámbrica será un problema para los autos autónomos

>> Un tercio de todos los Volvo vendidos para el 2025 serán autónomos, declara la marca