Al momento

TestTécnico: Nissan Kicks y su alto riesgo de volcadura sin ESP, prueba hecha en México

Evaluamos al Nissan Kicks, uno de los SUVs subcompactos más vendidos del mercado, en diferentes pruebas que nos permitieron concluir que ofrece un alto riesgo de volcadura en situaciones de emergencia sin ESP, como la prueba del Alce.

En Autología nos tomamos muy en serio las pruebas que realizamos a todos los autos que tenemos para evaluar semana tras semana. Poco a poco hemos ido incorporando herramientas para obtener datos reales de medición, como el Vbox que nos permite conocer velocidades, distancias y fuerzas G con alta precisión.

Del mismo modo, poco a poco hemos también incorporado más pruebas o ejercicios que nos permiten conocer el desempeño de los autos en diferentes circunstancias que suponen situaciones de uso diario.

testtecnico-kia_hon_vw_jetta_19

Estas pruebas nos permiten determinar qué tan buenos productos en términos de seguridad y dinamismo son los autos que evaluamos y, lo mejor de todo, es que son ejercicios homologados que nos permiten comparar entre vehículos del mismo segmento; de este modo podemos determinar cuál se comparta mejor.

En la prueba que verán a continuación, pudimos comparar el desempeño de la Nissan Kicks con dos modelos más de su segmento: Chevrolet Trax y Honda HR-V, un comparativo del que les tendremos información más adelante.

Pero el desempeño del Kicks ha sido tan inesperado, que decidimos sumar otra camioneta Nissan Kicks para corroborar la prueba. El primer Kicks que evaluamos, como ya mencionamos, fue la versión Fan Edition, una intermedia que carece de un importante tema de equipamiento en seguridad activa para este tipo de modelos: el ESP o programa electrónico de estabilidad.

testtecnico_kiaforte_2019_02

Creemos que esta ausencia es, sin lugar a dudas, el gran responsable de tal desempeño. Así es que el segundo modelo en evaluación fue una versión Exclusive que sí incluía el control electrónico de estabilidad.

Pero ¿qué es el ESP? Debemos tener claro que forma parte de aquellos sistemas de seguridad activa que están en funcionamiento en todo momento para ayudarnos a evitar un accidente. Son sistemas como el ABS.

Es también conocido como ESC, VDC o DSC, dependiendo de la marca. Fue desarrollado por Bosch en los años 90 para el Mercedes Clase A de la época, cuya mayor altura o centro de gravedad y corta distancia entre ejes podía derrapar en maniobras bruscas de emergencia.

Este sistema es considerado uno de los mayores avances de seguridad en los autos en los últimos años pues se calcula que es capaz de evitar el 80% de los accidentes cuando el auto va a derrapar. Es obligatorio en Europa desde el 2011, en México, no figura en la legislación.

Es capaz de ayudarnos en una situación de emergencia, por ejemplo, en un cambio brusco cambio de carril que puede comprometer por completo la estabilidad del auto.

Un sensor en el centro del chasis mide el ángulo de giro del coche sobre su eje vertical hasta 25 veces por segundo, éste debe corresponder tanto en intensidad como en dirección. Si detecta cierto valor de desviación, la computadora central envía una señal a los frenos ABS que puede aplicarlos de manera independiente a cada rueda. Así se realiza un doble efecto: se reduce la velocidad y evita efectos de péndulo. Así es que lo único que hay que hacer es dirigir al auto a donde queremos para que el sistema haga el resto.

Ojo, tampoco es infalible, todo sucede, lógicamente, dentro de las leyes lógicas de la física.

autologia_esp

El Nissan Kicks ha sido, durante varios meses, uno de los autos más vendidos del mercado. En el 2017 se comercializaron más de 22 mil unidades y en el arranque de este 2018 estaba el top tres de ventas.

El motor es el ya conocido 4 cilindros de 1.6 litros con 115 caballos y está acoplado a una transmisión CVT con el foco en el ahorro y eficiencia de combustible.

nissan_kicks_testtecnico_11

Nosotros particularmente tuvimos una para evaluar durante tres meses. Quedamos muy satisfechos de su nivel de equipamiento con sistema de apertura y arranque con llave de presencia, cámara de 360 grados, buen consumo en ciudad y espacio suficiente para toda la familia.

Los neumáticos son llamaron particularmente la atención, unos buenos continental de gran agarre que en nuestras pruebas nos dieron buenos resultados.

Lo que ha sucedido con la Nissan Kicks creemos que tiene explicación de la siguiente manera:

El centro de gravedad, o el centro de masa como se le conoce el entorno científico, es el punto en el que se aplica la fuerza a todo objeto y representa, precisamente, al sitio en donde se concentra la masa de un cuerpo. Al tener una mayor altura, en los SUVs este punto es más alto y eso ocasiona que en maniobras bruscas de emergencia estos vehículos sean más propensos a querer rotar su propio eje.

nissan_kicks_testtec_slalom_01

Sucede, además, que los SUVs más pequeños, tienen una base más pequeña, es decir, toman la pisada de los hatchbacks o sedanes subcompactos, con anchos de vía y distancia entre ejes idénticos en muchos casos, y luego se vuelven más altos.

Sumemos, además, que su foco es principalmente citadino adoptando así suspensiones excesivamente suaves que se hunden y dan lugar a reacciones peligrosas.

Vaya susto que nos hemos sacado. Si bien habíamos tenido oportunidad de evaluarla anteriormente, no imaginábamos que tendríamos un comportamiento tan herrático en las pruebas dinámicas.

Las cosas se ponen realmente peligrosas en el alce. Las suspensiones son tan suaves que hay enormes inercias de la carrocería que se vuelven preocupantes. En el slalom se levanta demasiado el eje posterior, pues echa mano de una arquitectura semirígida y carece de un ESP que les haga meterse en cintura

El riesgo de volcadura es alto, la transferencia de pesos destroza por completo la vertical del eje posterior y rebota hasta generar enormes inercias que pueden hacer que el auto vuelque sin la ayuda de un control de estabilidad, por lo que se mantiene el efecto péndulo en transferencias de peso bruscas o agresivas, como una maniobra de emergencia.

Como podemos ver en las imágenes, en menos de un segundo el Kicks se encuentra sobre dos ruedas y gracias a que las pruebas las hacemos siempre con los neumáticos bien inflados, la llanta no perdió la forma y función lo que nos permitió recuperar la horizontal.

Pero la facilidad con la que el vehículo pierde la vertical es preocupante y lo más grave es que lo hicimos a 65 km/h.

nissan_kicks_testtec_exclusive_01

Entonces optamos por realizar la misma prueba a la misma velocidad pero con un modelo con el control de estabilidad. También solicitamos a nuestro piloto de pruebas para autos deportivos, Víctor Medina, que nos ayudara a realizar la prueba para quitarle el factor del error humano.

Recurrimos a realizar la prueba con casco y con la asistencia médica por cualquier situación de emergencia que pudiera suceder, pues era latente.

El resultado es muy distinto con el ESP. Víctor pudo hacer el paso hasta los 65 km/h manteniendo el Kics en el carril. A mayor velocidad es imposible regresarlo y decidió no hacerlo pues la sensación de volcadura estaba latente.

Si bien el ESP actúa es lento y aun así se generan algunas inercias que nos pusieron nerviosos.

nissan_kicks_testtec_exclusive_02

Nosotros hicimos también la prueba con el ESP conectado y logramos hacerlo a 65 km/h, misma velocidad en la que casi sufrimos la volcadura pero también decidimos no realizar la prueba a mayor velocidad porque creemos que, de cualquier manera, el riesgo en esta maniobra, es alto.

Hoy en día el avance de la tecnología es tal que existen dispositivos accesibles para sustentar con datos medibles y comparables las evaluaciones que se hacen porque sabemos de la importancia, del impacto que este tipo de pruebas pueden llegar a tener, si no hacen con el rigor y cuidado que se requiere.

Sabemos que en México es difícil hacer este tipo de periodismo porque las presiones comerciales pueden ser muy fuertes, pero también creemos que los tiempos cambian y son precisamente este tipo de ejercicios de periodismo serio, con rigor, lo que permite que haya críticas certeras con datos que puedan comprobarlo y, sobre todo, que ayuden a mejorar la seguridad en los productos que se venden en nuestro país.

En Autología le dimos la oportunidad a Nissan Mexicana de emitir una opinión al respecto sobre el video, y esto fue lo que nos comentaron:

“Nissan Kicks, uno de los crossovers y SUVs líderes en el mercado mexicano  integra hoy entre otros sistemas de seguridad: Control Electrónico de Estabilidad (ESC), Asistente de Ascenso en Pendientes y el  Módulo de Control Dinámico) para la versión Exclusive. Dichas tecnologías están disponibles como opcionales en las demás versiones, es decir Sense y Advance. Próximamente Nissan integrará para nuestro país estas tecnologías como estándar en toda su gama”.