Al momento

Análisis de gama: Hyundai Ioniq, el híbrido de la marca coreana en México

Hyundai Ioniq

Espacios creativos

Ioniq es uno de los pocos autos en todo el mundo que se ofrece únicamente con motores electrificadas, y aquí analizamos su oferta en México.

Hyundai introdujo a su primer vehículo híbrido a México el año pasado, incursionando en un nicho en donde pocas marcas han entrado. Además, la base de Ioniq contempla la posibilidad de agregar las variantes enchufables o incluso un EV de cero emisiones con una autonomía de hasta 200 km.

ioniq_test_13

En México la oferta arranca desde los 396,700 pesos con la versión GLS Premium que contempla luces diurnas de LED, clima bi zona, faros automáticos, control de velocidad crucero, computadora de viaje, mandos al volante, modos de manejo, cámara de visión trasera, llave inteligente con encendido por botón, control de presión de neumáticos y pantalla táctil de 7 pulgadas con interfaces Android Auto y Apple CarPlay.

La variante Limited tope de gama agrega además faros bi-xenón, quemacocos, sensor de lluvia, espejo electro crómico, asientos y volante forrados en piel, rines de 17 pulgadas y cargador inalámbrico para teléfonos inteligentes, por 472,200 pesos.

En temas de seguridad no se hace diferencia y ambos son muy completos, con 7 bolsas de aire, anclajes para sillas de bebé y control electrónico de estabilidad y tracción.

ioniq_test_03

El motor de combustión es de inyección directa de 1.6 litros, que eroga 104 hp y 108 lb-pie, pero que a diferencia de sus rivales usa una transmisión automática de doble embrague en lugar de una CVT, más dinámica que esta última.

Tratándose de un híbrido, Ioniq cuenta con un motor eléctrico que asiste al de gasolina para mejorar los consumos de combustible. Este motor sincrónico de imanes permanentes entrega 43 hp y 125 lb-pie de par, para un total combinado de 139 hp y 195 lb-pie de par, estas últimas disponibles desde apenas 1,000 rpm, proveen un arranque enérgico en situaciones de incorporaciones o adelantamientos.

ioniq_test_29

El sistema puede apagar totalmente el motor de combustión para ahorrar gasolina, dejando toda la tarea de propulsión al motor eléctrico a bajas velocidades, e incluso lo asiste en el arranque, punto en donde los motores de gasolina generalmente utilizan más combustible, para reducir los consumos.

El Ioniq no se conecta a la corriente, sino que se recarga cada vez que frenamos, aprovechando la energía que de otra forma sería desperdiciada como calor. Además, al soltar el acelerador, el sistema también consigue regenerar energía.

ioniq_test_48

El Ioniq es uno de los híbridos más dinámicos del segmento en cuanto a manejo se refiere, con una marcha firme, apoyada por una suspensión trasera multibrazo con un comportamiento muy adecuado en caminos sinuosos.

Queda por ver si se contempla la introducción de las versiones enchufables y EV, que serían un complemento intresante para la gama de autos verdes de la marca en nuestro país.

Espacios creativos

Ahora lee

>> Análisis de gama: Hyundai Creta, Tucson, Santa Fe Sport y Santa Fe para siete pasajeros, todas sus SUVs en México

>> Hyundai entra a la carrera de las baterías de estado sólido

>> La evolución de Hyundai en México