Al momento

A Prueba: Ford Mustang GT 2018, el mejor de todos

Ford nos presenta al Pony car más completo de la historia con la simple tarea de hacerlo también el mejor, antes de todo el esquema de motorizaciones cambie

Al hablar del Mustang, estamos hablando de todo un ícono, ese automóvil que hace a muchos suspirar y la razón de otros tantos para interesarse en este gran mundo de los autos. Pero también es cierto que históricamente, el coupé deportivo americano de Ford, era un producto diseñado para hacer sólo una cosa, salir disparado en línea recta lo más rápido posible, y lo hacía muy bien.

ford_mustang_2019_50

Los tiempos han cambiado y ante la “amenaza” de tener pronto un Mustang con motorización híbrida, este modelo 2018, se presenta como el más capaz y completo de toda su exitosísima historia, que sigue a pie de la letra la efectiva receta americana utilizando un enorme motor al frente que mande toda la fuerza hacia el eje posterior, mientras emite un hipnotizante rugido capaz de despertar a toda una colonia.

Mirada renovada

Después de haber pasado por una fuerte etapa retrofuturista que hacía guiños a los mejores años de su existencia, el nuevo Muscle car por excelencia, se renueva con trazos más modernos, pero que aún conserva ciertos elementos estéticos que tienen que estar presentes casi por ley.

ford_mustang_2019_22

Al frente, un perfil más afilado da paso a una carrocería con una mejorada aerodinámica, que además utiliza unos faros de tecnología LED e incluye luces diurnas triples que envuelven una parrilla estilizada que va más acorde al resto de la gama del óvalo azul.

El alargado cofre ahora incluye unas salidas de aire funcionales que suman en el apartado de rudeza, el cual tiene continuidad por unas marcadas líneas de carácter en el costado y en la línea del perfil que presenta una caída pronunciada hacia la parte trasera otorgando una configuración Fastback muy atractiva.

En a parte trasera, la parte baja adopta un difusor en donde tiene cabida una salida cuádruple de escape e incluye las forzosas calaveras triples que ahora encienden en secuencia al activar las luces direccionales y envuelven una gran moldura plástica que dependiendo de la versión y motorización, muestra el legendario logotipo del caballo o en este caso, el emblema GT, que nos hace saber que tenemos 8 cilindros y un gran desplazamiento para mover a nuestro corcel.

ford_mustang_2019_27

Por dentro, la historia es diferente, mientras encontramos una mezcla de materiales y calidades que por una parte enamoran, pero por otra, decepcionan. Por ejemplo, tenemos insertos de fibra de carbono en el tablero con insertos metálicos muy bien logrados, pero el plástico de la parte superior del tablero, a pesar de que es suave al tacto, sus terminados no son muy buenos, el detalle de las costuras aparentes, dejan mucho que desear, también lo es el plástico de las salidas de aire del aire acondicionado.

ford_mustang_2019_32

Aunque siendo completamente honestos, al mirar el pomo de la palanca de cambios manual, también confeccionada en fibra de carbono, con una forma esférica muy bien lograda, todos esos detalles se olvidan por completo.

Los asientos son muy cómodos, tapizados en una combinación de tela y alcántara con suficiente sujeción lateral y un cómodo lugar para sentarse a disfrutar del poder disponible. Las plazas traseras siguen siendo diminutas y prácticamente son de adorno.

La cajuela tiene 322 litros, lo suficientemente amplia para llevar equipaje e incluso al abatir la segunda fila permite cargar con objetos más largos, como por ejemplo una bicicleta, en serio.

ford_mustang_2019_52

Al estar detrás de los mandos del poderoso Mustang, encontrar una posición de manejo es muy sencillo, hay espacio suficiente para adultos de gran talla y la posición de manejo es baja, a pesar de contar con ajuste de altura en el asiento del conductor.

Desde esta posición tenemos muy buena visibilidad, aunque las enormes dimensiones del deportivo americano se hacen notar y pueden ser intimidantes, por lo que se agradece que los espejos exteriores integren un segundo espejo convexo que resulta muy útil en las maniobras de estacionamiento y hasta en los rebases.

Bestia tecnológica

Como ya nos está acostumbrando la armadora americana, tenemos mucho equipo disponible en nuestro poderoso muscle car. Comenzando por la enorme pantalla de 8 pulgadas con el ingenioso sistema SYNC3, que simplemente es uno de los mejores en el mercado actualmente y además permite la conectividad con las plataformas digitales de los smartphones.

 

Más abajo, tenemos todos los controles del climatizador doble, que además integra calefacción y ventilación de los asientos.

Y más abajo aún, encontramos apartado en donde se encuentra el encendido por botón, las luces intermitentes, los modos de manejo y la configuración de la dirección en una disposición en forma de interruptores haciendo referencia a la aeronáutica, con un acabado metálico muy muy atractivo.

Una segunda pantalla en medio de los relojes del cuadro de instrumentos, incluye la información del estado del coupé y de la computadora de viaje, pero ahora también integra las múltiples funciones denominadas TackApps, de las cuales hablaremos más adelante.

Además de todo esto, tenemos espejo electrocrómico, asiento del conductor con memorias de posición, un sistema de iluminación ambiental configurable, luces de bienvenida que proyecta al piso el mítico logotipo del corcel al abrir nuestro auto y muchas amenidades más.

Poder inigualable

No es que el tema de habitabilidad y equipamiento no sea importante, pero ahora vamos a lo realmente ha colocado al Mustang como el ícono que ahora es. El tren motor.

ford_mustang_2019_26

Esta versión GT, claramente monta al poderoso motor de 8 cilindros en V de 5 litros de desplazamiento que para este año/modelo, entrega 460 caballos de fuerza y 420 lb-pie de torque, una verdadera bestia.

Un maravilloso estruendo emana de las salidas cuádruples de escape, advirtiendo de todo el músculo que tenemos a disposición de nuestro pie derecho. Dicho sonido es ahora configurable, incluyendo un modo de arranque silencioso que los vecinos envidiosos agradecerán.

ford_mustang_2019_06

La respuesta es muy lineal y explosiva, el tacómetro en nuestro cuadro de instrumentos sube de revoluciones de manera vertiginosa al igual que el velocímetro que incluye la leyenda “Ground Speed” volviendo a hacer referencia a la aeronáutica.

El desempeño es brutal, conseguimos 7.3 segundos en la aceleración de 0 a 100 km/h y necesitamos 42.2m para frenarlo desde los 100 km/h hasta 0. Pero como se trata de todo un deportivo, también realizamos la prueba de 0-160-0, en donde conseguimos 24.2 segundos y fue capaz de conseguir el cuarto de milla en 15.2 s impresionante.

ford_mustang_2019_17

 

Pero la gran novedad que anuncia Ford con este nuevo modelo de Mustang viene precisamente en los huesos del nuevo pony car.

Un nuevo esquema independiente en la suspensión trasera, con un revisado trabajo en las asistencias electrónicas, nos invita a sacarlo de su ambiente natural de pista de arrancones, para manejarlo por los desafiantes caminos de montaña a gran velocidad y ver si en realidad estamos ante el Mustang más capaz de la historia.

La historia nos ha dejado con la lección de que el hecho de llevar un muscle car a una carretera con múltiples curvas, no es precisamente muy recomendable; aún así lo hicimos y vaya sorpresa nos llevamos.

ford_mustang_2019_31

El comportamiento del nuevo Mustang 2018 transmite mucha confianza, el ajuste de la suspensión es apenas firme cuando circulamos en la ciudad, pero en un trazado lleno de curvas, realmente destaca, el eje posterior se mantiene a raya mientras tengamos todos los asistentes conectados, y realmente se agradece el ajuste del sistema de frenos y dirección que permiten circular por este tipo de caminos, con un auto como este, como nunca lo habríamos imaginado.

No hace falta decir que el motor es incansable, pero lo que realmente sorprende, es que el comportamiento durante unas fuertes transferencias de peso en las cerradas curvas es soberbio, a la altura de los deportivos alemanes que se clamaban reyes de este tipo de caminos.

ford_mustang_2019_12

Pero lo mejor de todo, es que no ha perdido su espíritu americano que lo convirtió en la leyenda que es hoy en día. La utilización de las trackApps, permiten aprovechar al máximo toda la potencia y explotar su lado más salvaje, con aplicaciones disponibles a través del display del clúster de instrumentos con funciones como tiempo de vuelta, tiempo de 0-100, distancia de frenado y el maravillosos Line Lock que nos permite quemar llanta a gusto. Que por cierto en la versión manual es un poco más complicado de utilizar y un sobrecalentamiento del embrague nos arruinó la fiesta.

Volviendo al ambiente citadino, la calidad de marcha es buena, pero se filtran muchas irregularidades presentes en nuestras calles y sobra decir que se tiene el suficiente empuje para hacer incorporaciones a las vías rápidas.

ford_mustang_2019_13

Con un motor y un desempeño de tal envergadura, la cifra de 5.9 km/l de consumo en ciclo citadino es esperada, e incluso hasta sorpresiva, si consideramos que la mayoría de las veces que pasábamos por túneles, era casi obligatorio revolucionar el motor para hacer sonar el potente rugido del sistema de escape, para beneplácito de todos.

Corcel seguro

También sobresale el equipo de seguridad a bordo, desde los frenos con sistema antibloqueo, control de estabilidad, control de tracción, 8 bolsas de aire e incluso anclajes tipo LATCH para sillas de bebé en los asientos traseros, que no son nada fáciles de colocar.

Sin embargo, la versión con caja manual pierde las asistencias a la conducción como el monitoreo de punto ciego, el asistente de precolisión con detección de peatones, el control crucero adaptativo y el sistema de mantenimiento de carril, que si se incluye en las versiones con la también muy buena caja automática de 10 velocidades.

El mejor de la historia

ford_mustang_2019_20

Al incorporar la mejora de comportamiento dinámico, estamos seguros de que nos encontramos ante el mejor y más completo Mustang de su particular historia, que ahora completa todo el perfil de deportividad al hacer uso de los esquemas de suspensión y de diferencial que le otorgan un mejor desempeño dinámico.

Su acérrimo rival el Chevrolet Camaro, también ha incorporado de a poco las mejoras mecánicas que han vuelto a éstos dos muscle cars, automóviles más maduros que no han dejado de lado su carácter escandaloso que los volvió leyendas.

ford_mustang_2019_35

La versión GT con caja manual del poderoso Mustang, es la que mayores sensaciones entrega y también la que mayor compromiso requiere, por lo que creemos que es la más recomendable.

Pocos vehículos logran ofrecer un paquete tan completo y divertido como el Mustang, y siendo honestos, por $647 mil pesos no hay nada que se le acerque en términos de desempeño.

Ford Mustang GT 2018
Motor: V8, 5.0L, 460hp y 420lb/pie
Transmisión Manual, 6 velocidades
Consumo en pruebas Ciudad: 5.9 km/l
Consumo en pruebas Autopista: xx km/l
Cajuela: 340L
*0 a 100 km/h: 7.3s
*0 – 160 – 0 km/h: 24.2s
*0 a 400m: 15.2s
*100 a 0 km/h: 42.2m
Versiones y precios:
EcoBoost TA: 624,900 pesos
V8 TM: 647,100 pesos
V8 TA: 695,200 pesos
Convertible TA: 827,400 pesos
*Datos obtenidos con el equipo de pruebas Vbox proporcionado por Vbox México a 1,566 msnm

Ahora lee:

>>>Ford Mustang se vuelve a posicionar como el coupé deportivo mejor vendido del mundo

>>>Ford regala un Mustang GT en Arabia a la activista pro igualdad de género

>>>Ford Mustang Eagle Squadron  Spitfire, 700 caballos para conquistar Goodwood