Al momento

Škoda Rapid tendrá un sucesor, y seguramente también lo tenga el SEAT Toledo

El Škoda Rapid, auto con el que el SEAT Toledo comparte base mecánica y estructural, tendrá una segunda generación. ¿Qué significa esto para el modelo español?

La segunda generación del Škoda Rapid, que en Europa se vende con carrocerías liftback y hatchback, tendrá un rediseño buscando convertirse en un rival directo de su primo hermano, el Volkswagen Golf. Recordamos que tanto SEAT como Škoda son parte del Grupo Volkswagen y por lo tanto comparten muchos componentes.

rapid

SEAT Toledo y Škoda Rapid fueron desarrollados en conjunto hace unos años como autos accesibles pensados principalmente para los mercados del este de Europa, aunque actualmente, el mercado de mayor volumen para Toledo es precisamente el nuestro. Con el paso del tiempo, Škoda agregó a la gama una versión Spaceback del Rapid, que combina lo mejor de los mundos de las station wagon y los hatchbacks, mientras que el Toledo permaneció intacto.

Según reportes, el director de ventas y mercadotecnia de Škoda, Alain Favey, ha confirmado que la nueva generación del Rapid llegará en 2019 con una nueva denominación, tecnología radicalmente diferente y un diseño evolucionado. Esto quiere decir, con mucha seguridad, que el Toledo tendrá también a un sucesor muy pronto.

rapid_02

“¿Cómo debo poner esto? Nuestra presencia [en el segmento] es humilde. Con el Rapid Spaceback actual no pudimos alcanzar a convencer a la gente de que éramos un competidor fidedigno en este segmento,” dijo Favey a nuestros colegas de Autocar. Škoda asegura que el nuevo auto venderá el doble que su predecesor.

“El competidor real del Golf será el Rapid, ya no podrás confundirte entre el nuevo Rapid y el Octavia,” finalizó. Octavia es un hatchback de tres volúmenes basado en la plataforma MQB del Golf, pero no es el rival directo porque es más grande, Rapid tendrá esa labor.

toledo_familia_08

Entonces, ¿en dónde queda el SEAT Toledo?

Entendemos que el nuevo Škoda Rapid pasará a ser un hatchback tradicional para competir con el Golf, pero sucede que SEAT ya tiene un producto de ese estilo, y es el León que, por cierto, tendrá a su cuarta generación muy pronto.

No tendría caso tener un Toledo que sea tan parecido al Golf, y por eso suponemos que, si Škoda recibirá a la versión hatchback de este desarrollo, SEAT podría poner manos a la obra para tener un liftback/sedán, muy parecido al actual en ese sentido, pero con mayores dimensiones.

ibizamk5-autologia

La habitabilidad y el espacio en cajuela son precisamente los atributos más destacables del Toledo actual, que deberán acentuarse con la llegada de la nueva generación. Tendríamos entonces un liftback, configuración que gusta tanto en Europa como en nuestro país, ubicado entre el Ibiza y León por tamaño, pero con un estilo más sobrio y familiar, haciendo honor a las primeras generaciones del Toledo.

Este auto podría estar basado en la plataforma MQB A0 que usan Ibiza, Arona y Polo, pero tendrá la versión más larga con una distancia entre ejes de más de 2,600 mm que podría ser la misma que la del Volkswagen Virtus, ideal para mercados como México o China, al que SEAT regresará en 2020 y qué mejor forma de hacerlo que con un producto que se adapta perfectamente a los gustos locales.

toledo_familia_13

Alejandro Mesonero-Romanos, jefe de diseño de SEAT a nivel global, nos confirmó hace unas semanas en el lanzamiento de Arona en México que la marca tendría 5 nuevos autos en el transcurso de los próximos 3 años, y creemos que el nuevo Toledo bien podría ser uno de ellos.

Ahora lee

>> A prueba: SEAT Arona 2019

>> SEAT rompe récord de ventas gracias al mejor semestre de su historia

>> Foto espía: SEAT Tarraco rueda en Nürburgring