Al momento

Los impuestos de Trump significarían pérdidas de empleo ¡en Estados Unidos!

Según advierten los fabricantes, si Trump establece el impuesto del 25 por ciento, los autos serán más caros para los estadounidenses y habrá un alza en el desempleo.

Es curioso, el presidente de nuestro vecino país del norte quiere imponer tarifas a los autos (y a otros productos) que provengan del extranjero para salvaguardar los empleos de sus ciudadanos, sin saber que la medida sería contraproducente, según informan los fabricantes de autos.

El Instituto Peterson de Economía Internacional publica en un estudio que se perderían al menos 195,000 empleos en Estados Unidos si el impuesto del 25 por ciento se materializa, pero podría tener un costo de 624,000 empleos si otros países respondieran con más impuestos, cosa que muy probablemente sí sucedería y que al menos México ya ha establecido.

Ford Planta de Producción

Una coalición representando a la mayoría de los fabricantes foráneos, conformada por Toyota, Volkswagen, BMW y Hyundai apuntó que los impuestos dañarían los intereses de las armadoras y de los clientes.

“Esos impuestos elevarían los precios para los consumidores americanos, limitarían sus opciones y reducirían las ventas y producción en Estados Unidos,” publicó la Asociación Global de Fabricantes de Autos.

“En lugar de crear empleos, esos impuestos traerían desempleo a cientos de miles de estadounidenses que producen y vendes autos, pick-ups y SUVs.”

Mientras tanto, la Alianza de Armadoras de Automóviles, representando a Daimler, Toyota, Ford y General Motors, entre otras, pidió a la administración actual no establecer los impuestos. Llamó un error a esas tarifas y dijo que su imposición sería un precedente peligroso en otros países del mundo que pudieran proteger a sus mercados de competencia extranjera.

trump_01

Estos impuestos también podrían representar que hubiera menos capital para desarrollo de tecnologías nuevas en Estados Unidos y en la región de Norteamérica, lo que causaría un rezago en el tema de autos autónomos y tecnologías de propulsión alternativas frente al resto del mundo.

Además, se estima que tendrían un costo de 45 mil millones de dólares para el cliente estadounidense basado en los niveles de volumen del año 2017. En promedio, cada auto en Estados Unidos sería unos 5,800 dólares más costoso, unos 120,000 pesos al cambio actual.

Es probable que, al menos para México y Canadá, estos impuestos sean solo una forma de poner presión para que acepten los términos en la renegociación del TLCAN, porque queda claro que las tarifas de Trump no serían de beneficio para ninguna de las partes involucradas.

Ahora lee

>> Primer vistazo: Chevrolet Blazer 2019, el Camaro con alma de crossover

>> 10 coches mexicanos que pueden tener impuesto en Estados Unidos gracias a Trump

>> #ALaMexicana: 5 autos que comenzarán a hacerse en México muy pronto y que son vitales para sus marcas, BMW Serie 3, Infiniti QX50, Kia Stonic, Mercedes-Benz Clase A y Volkswagen Jetta