Al momento

A prueba: Suzuki Swift Boosterjet Sport, la mayor diversión al mejor precio

Suzuki consigue con el Swift Sport darle otro valor al concepto de deportividad a un precio accesible: lo vuelve único e incomparable, por lo menos con lo que existe hoy en día en el mercado, por eso creemos que es mejor enfrentarlo al concepto de manejo más puro que podemos encontrar: un kart

Me atrevo a decirlo: no hay nada más divertido de manejar hoy en día en un camino revirado, ratonero, que un Suzuki Swift Sport y, sobre todo, al precio al que se ofrece. Por eso es que decidimos meterlo en un kartódromo para llevar sus capacidades dinámicas al límite y comprobar que es uno de los autos más ágiles que podrás encontrar en el mercado.

suzuki_swift_sport_48

Para ello contamos con la ayuda del Kartódromo Oscar Casillas que, con un trazo muy divertido que combinaba una zona de curvas casi de 180 grados con dos largas rectas, permitió exprimirle hasta el último caballo al pequeño japonés en poco más de un kilómetro de longitud.

Pero para hacerlo todavía más divertido, decidimos comparar el nivel de diversión del Swift Sport con un Kart de los que tienen en el Kartódromo para renta, no un shifter o algo de clase mundial, pues, finalmente, tampoco el Swift es un auto de Gran Premio.

 

Al final lo que buscamos es comparar el índice de diversión a su mando, su efectividad para tomar cada curva y respuesta de todo el conjunto; así que creemos que el comparativo es más que justo.

Grata sorpresa

Esta nueva generación del Swift nos ha dejado con un grato sabor de boca. Mejora en todos lo sentidos. Es más potente y más ligero, el sueño de todo hot hatch. El motor turbo de 1.4 litros exprime hasta el último caballo y nos entrega 138hp, pero con 170 lb/pie de torque.

suzuki_swift_sport_43

Sí, es el mismo motor de la Vitara Turbo, pero en el Swift recibe cambios importantes orientados a mejorar el desempeño; como ejemplo, la inyección es variable a demanda del acelerador, además, los inyectores tienen un orificio más (siete en lugar de seis), lo que le permite inyectar más combustible. Así conseguimos más torque y menos turbo lag, junto con una respuesta más lineal. No es brutal en su despegue, como los turbo de antaño, es más bien progesivo, incluso mesurado, pero muy efectivo para rodar a prisa.

Además, consideremos que este pequeño hatch pesa apenas 970kg, lo que le entrega una relación peso/potencia de 7.0 kg/hp, números que hasta hace algunos años era propios de deportivos de renombre. Por citar un ejemplo, un Audi S3 tiene una relación de 5.0 kg/hp, así es que el Swift no va nada mal.

Si bien puede resultar criticable que eche mano de un esquema de suspensión posterior con un eje de torsión, sobre todo cuando circulamos a altas velocidades en autopistas largas pues sentimos que el eje trasero flota un poco lo que genera un poco de desconfianza, su mejor terreno, sin lugar a dudas, son los caminos de montaña apretados, llenos de curvas donde es muy efectivo.

suzuki_swift_sport_39

Ahora bien, lo que pasas es que Suzuki mejora la efectividad del eje posterior al sumar un par de elementos soportes y se nota. Cuando rodamos en esos caminos revirados el seguimiento es impecable e incluso, en cuando frenamos, se mantiene fiel a las indicaciones, no percibimos movimientos bruscos.

La plataforma es también de reconocerse, es la nueva denominada Heartect con aceros de alta resistencia que permite buenas dosis de potencia y dar un manejo sólido.

kartodromo-oscar-casillas

También echa mano de amortiguadores específicos para esta versión, fabricados a por Bogue para poder ofrecer un sana convivencia entre en el día a día y la deportividad que persigue.

Y de verdad lo consigue: es cómodo en el diario y muy efectivo si queremos rodar a prisa. La marca ha logrado una dualidad soberbia sin recurrir a electrónica que lo haría más costos y pesado.

Mención honorífica para los frenos. Evidentemente son distintos, son más grandes respecto del modelo Boosterjet en una pulgada en el eje delantero. La resistencia a la fatiga es muy alta, tienen una mordida majestuosa y son efectivísimos.

suzuki_swift_sport_32

Mucho colaboran también los neumáticos, unos Yokohama Advance desarrollados para modelos como el Mitsu Evo X que tiene un agarre excepcional.

La caja es otro de los puntos ha reconocer: ahora los recorridos son más cortos lo cual la hace más rápida. Pediría un poquito más de precisión, pero aun así es muy buena. Es importante mencionar también que ahora suma un sincronizador de revoluciones para el cambio de segunda a tercera.

suzuki_swift_sport_42

Detalles que suman

Por fuera el Swift Sport agrega un frente diferente, con una parrilla tipo panal, faros de niebla y faldones delanteros, laterales y posteriores de corte deportivo y una impresión que simula fibra de carbono, pero le hace lucir muy bien. Agrega también doble escape.

También los rines son de diseño exclusivo y las primeras 120 unidades agregaron stickers en diferentes partes para marcar aún más diferencia, incluyendo un Kanji japonés que significa “poder”.

Hay faros de LED con lupa, así como luces diurnas y calaveras también en LED.

Por dentro lo mejor son los asientos: cómodos, de muy buena hechura pero con gran sujeción lateral con la letra Sport cocida. Agregan riñoneras que te mantienen muy bien sentado y colocado; además, el volante agrega piel y un diseño que ayuda a sujetarlo con efectividad. Los pedales, de aluminio, son incluso suaves de operar.

suzuki_swift_sport_18

Vaya, te queda como guante, puedes ir de manera tranquila o bien, exprimirle con mucha energía y rodar realmente aprisa.

En el tablero se agrega un color rojo además de un nuevo clúster de información con datos como el soplado del turbo, entrega de potencia y torque, un sensor de fuerza G, presión del acelerador y del freno, información que seguramente quieres conocer y ver cuando manejas esta maravilla, y que además puedes consultar después de un periodo de manejo.

Complementan algunos insertos de plásticos en color rojo en el interior, costuras del mismo tono en la palanca, volante y asientos. Y aunque se mantienen los plásticos rigídos en todos los paneles y tablero, que no son de mi completo agrado, con estos acentos de color y el cómo se maneja, se vuelve completamente irrelevante.

Antes de olvidarlo, tiene frenos ABS, control de estabilidad, equipo eléctrico, climatizador y una pantalla touch con Apple Car Play y Android Auto.

El “rival” a vencer

Este Kart es un modelo Sodi SR4 de nueva generación de origen francés y un motor Honda de 270cc con una potencia final de ocho caballos. Es muy fácil de operar, automático de una sola relación y cuenta con el sistema de desconexión del acelerador cuando presionamos el freno.

suzuki_swift_sport_44

La distribución de frenado es 80% atrás para quienes gustan de cruzar o aventar el auto en las curvas, lo que le vuelve altamente divertido y adictivo.

El peso total sin el piloto es de 148kg lo que le entrega una relación peso/potencia de 18.5 kg/hp. Sí, es más efectiva en el Swift, pero el Kart tiene la ventaja de ser extremadamente rápido en las curvas.

¿Será más divertido el Swift que el Kart? Para ello realizamos un trazo de 1.2 km de longitud en el Kartódromo Oscar Casillas. En total 14 curvas, 12 de ellas muy cerradas que nos permitirían exigirle al máximo a nuestro auto de pruebas.

Destacamos la calidad del pavimento, trazo e instalaciones del kartódromo, de primera categoría, sin nada qué pedirle a los de primer mundo. Además está homologado por FIA para poder realizar eventos internacionales de la categoría.

Del otro lado, el conductor del Kart fue ni más ni menos que nuestro peor enemigo, el hater, quien hace tiempo participó en repetidos campeonatos amateurs e insistió que podía vencernos. Tiene experiencia, es verdad, pero ha ganado peso… y mucho.

Pero antes hablemos de nuestros datos de prueba. El Swift Sport consiguió el 0 a 100 km/h en 9.2 segundos, mientras que la frenada la cumplimos en 39.6m la mejor distancia.

Sobresaliente

El Swift es ágil. La dirección, aunque es asistida eléctricamente, es muy precisa y nos permite conocer perfectamente en dónde están cada una de las ruedas. Desconectamos el control de estabilidad para poder exprimir mejor el motor y obtuvimos una enorme cantidad de sonrisas a cambio.

El rango de entrega de torque del motor es amplio, desde las 1,800 y hasta las 5,000, por lo que podíamos rodar en segunda o tercera relación con buena respuesta.

Los frenos salieron a relucir por su efectividad y todo el conjunto nos permitió rodar con altísimas dosis de diversión al volante.

suzuki_swift_sport_34

Hay un par de pasos rápidos que en el Swift debíamos de ser precavidos pues es un kartódromo y se tienen las rejas y llantas muy cerca.

Al final, el mejor tiempo de vuelta que conseguimos en el Swift Sport fue de 1m 10.80s, con una velocidad máxima de 99.9 km/h.

El Kart fue lógicamente más lento, pero también con una enorme cantidad de emoción al volante. De hecho, el hater y su servidor hicimos la misma prueba con el Kart: el hater consiguió su mejor vuelta en 1m 21.85s y su servidor en 1m 22.76s (falta de práctica), pero sí podemos constatar, que el Swift no le pide nada a un Kart en emoción al volante.

Es un producto redondo, a un precio sobresaliente que le coloca como la opción más divertida de conducir, al mejor precio del mercado.

Suzuki Swift Boosterjet Sport
Motor: 4 cil, 1.6L, 138hp y 170 lb/pie
Transmisión Manual de 6 relaciones
Automática de 6 relacione
Consumo oficial: Combinado: 18.7 km/l
Consumo en pruebas Ciudad: 9.3 km/l
Cajuela 350L
*0 a 100 km/h: 9.2s
*100 a 0 km/h: 39.6m
Versiones y precios:
Sport Manual: 309,990 pesos
Sport Automático: 324,990 pesos
*Datos obtenidos con el equipo de pruebas Vbox proporcionado por Vbox México

Ahora lee:

>> A prueba Audi S5: conductor promedio vs piloto

>> Las cinco mejores compras por 300 mil pesos

>> Análisis de gama : Suzuki Swift 2018, versiones y precios