Al momento

TestTécnico Comparativo: Premium o no Premium, evaluamos Mazda6 Signature vs Mercedes-Benz Clase C180

El mercado de autos en México es enorme y, lo que antes podría parecer imposible, comparar una marca premium con una generalista, hoy, por precio, es válido hacerse la pregunta para quienes se encuentran en proceso de compra, porque ¿cuántos de nosotros compramos un auto no por su tamaño o enfoque, sino por su precio?

Por ello es que decidimos, con la llegada de la actualización del Mazda6, hacer un análisis comparativo determinado principalmente por el costo del auto. El nuevo modelo en su versión tope Signature cuesta 555,900 pesos, un aumento considerable frente al modelo que precede, pero con cambios también importantes en materia de equipamiento y, sobre todo, de calidad percibida.

comp_mazda6_clase-c_85

De las características más sobresalientes en esta actualización encontramos la calidad de marcha y materiales en el interior. Nuestra primera percepción cuando lo tuvimos para prueba, fue que estábamos en auto que bien podría considerarse premium, sin contar con el emblema de una marca de lujo.

Por esa razón buscamos un vehículo que se le acercara en precio pero con el emblema de una marca premium, así encontramos el Mercedes Benz Clase C180 que arranca en los 585 mil pesos, aunque con algunas promociones puede costar, incluso, por debajo de los 550 mil.

Aun así, a precio de lista, la diferencia es menos del 6% del costo total entre ambos autos.

comp_mazda6_clase-c_16

El Clase C es el modelo de entrada a los sedanes que consideramos más efectivos de Mercedes. Tiene una plataforma de tracción trasera, como todo premium debe ser y cuenta con el reconocimiento de ser fabricado por una marca de lujo.

Muchos nos dijeron, “no son el mismo cliente”, “no son rivales”, “pero es que es un Mercedes…” sin embargo, nuestro cuestionamiento es claro y preciso: ¿cuánto vale en términos dinámicos y valor por tu dinero, un premium y un modelo de una marca generalista? Y la pregunta central al final es, ¿cuál es la mejor compra por tu dinero?

comp_mazda6_clase-c_04

Los enfrentamos y evaluamos con el rigor que nos caracteriza: pruebas de consumo, desempeño en aceleración y frenada, pruebas dinámicas del Alce y Slalom de Precisión, además del análisis de costo por punto en equipamiento, espacio, materiales, ergonomía y calidad de marcha, para así ver si el ser o no premium tiene que ver sólo con el precio o también importa lo que no se ve: los “huesos” de los autos.

Estos son los resultados.

comp_mazda6_clase-c_59

Mazda6 Signature

Si bien el segmento de los sedanes medianos no representa un volumen alto de ventas, es una opción interesantísima para quienes privilegien el espacio, equipamiento y buen manejo, algo que no todos los SUVs ofrecen hoy en día.

La actualización de este sedán mediano incluye un completo rediseño exterior, mejoras considerables en materiales en el interior y la llegada de un nuevo motor turbo que soluciona una de las mayores quejas se pudieran tener del auto: desempeño.

La actualización visual continua con la tendencia de sus hermanas mayores, CX-5 y CX-9 que es una apuesta al refinamiento. Esculpe cada línea y se ve mucho más elegante, incluso lujoso.

Hay nuevos faros de LED, la renovada parrilla tridimensional, calaveras y los rines de 19 pulgadas también son de nuevo diseño. Atrás también hay nueva cajuela, calaveras y acentos en cromo con salidas de escape de mayor tamaño y nueva posición. Luce.

Por dentro las cosas mejora muchísimo más. Tenemos asientos con piel Nappa bastante confortables, material que se refleja en paneles de las puertas, consola central y tablero.

comp_mazda6_clase-c_30

Es impecable en el empleo de piel prácticamente en todo lo que podemos tocar y además lo combina con materiales como madera Senwood y remates de aluminio para generar una sensación de mucha calidad, cual auto de corte premium.

Completo

El equipamiento es mucho mejor en esta actualización. Contamos con una pantalla central de ocho pulgadas táctil con mayor contraste. Se opera mediante el sistema de perilla montada en la consola central Mazda Connect y, aunque por el momento no ofrece conectividad con Apple Car Play o Android Auto, en septiembre estará la opción disponible para incluirlo.

También tenemos el tablero o cluster con la pantalla digital de siete pulgadas en donde podemos encontrar diferentes niveles de información desde el velocímetro hasta alertas o incluso info del navegador.

Del mismo modo, aquí podemos ver la información referente al sistema de mantenimiento de carril que evita que nos salgamos mediante un pequeño movimiento del volante, o bien ver el funcionamiento del sistema de luces altas automáticas o el de monitoreo de presión de los neumáticos. Un paquete muy completo de asistencias de seguridad, algo necesario ya en el segmento.

Se complementa todo con el Head Up Display a colores, mejor resolución y con mayor información sobre el GPS o incluso alertas de tráfico posterior y monitoreo de punto ciego y cámara de reversa.

Como remate, tenemos un espectacular equipo de sonido Bose premium y quemacocos, los asientos posteriores son también calefactables, los pasajeros tienen, también, salida de aire acondicionado y en el descansabrazos central se incluye un par de cargadores USB para dispositivos electrónicos. Muy completo.

comp_mazda6_clase-c_50

A bordo

Esta actualización también ha revisado la calidad de marcha, con una suspensión recalibrada y mejor insonorización, lo que se traduce en un andar más silencioso. Al mismo tiempo sentimos un bastidor firme, efectivo, muy comunicativo.

La dirección, de lo mejor; precisa, firme y muy comunicativa. A pesar del tamaño, 4.8 metros de longitud, se mostró ágil y efectivo en las maniobras de pruebas y sobre todo muy preciso en conducción de autopista a altas velocidades. Un aplomo como de gran sedán.

Lo mejor es la respuesta del motor. No es brutal, pero sí es muy efectiva, le otorga ese carácter más vivaracho que le hacía falta al Mazda6. Curiosamente, a pesar de echar mano del motor de la CX-9, la marca decide ofrecer menos potencia con la idea de hacerlo un producto rápido pero no incontrolable. Y aun así ofrece torque steer cuando aceleramos a fondo.

Rematamos con los frenos, de buena mordida, suficientemente buenos para detenerlo con efectividad desde los 100 km/h a 0 y hacerlo así varias veces sin una fatiga preocupante.

Puntos por equipamiento Puntaje máximo Mazda6
Materiales y ensamble 10 9
Ergonomía 10 9
Habitabilidad 10 9
Cajuela 10 8
Equipo de seguridad 10 9
Confort y conectividad 10 8
Motor 10 9
Transmisión 10 7
Calidad de marcha 10 9
Consumos 10 7
SUMA 100 84

comp_mazda6_clase-c_63

Mercedes-Benz Clase C180

Tengo que reconocer que esperaba menos, pues mis últimos acercamientos a la marca habían sido con el Clase A que me parece desmerece mucho en calidad general percibida para la marca, cosa que no sucede en el Clase C. La sensación es buena y pesa mucho la enorme estrella en el centro del volante, para que no olvidemos que estamos en un Mercedes.

Hay más plásticos duros que en el Mazda6 y también se echa mano del tan popular hoy día acabado piano que a mi no me molesta, pero sabemos que a la larga se raya con facilidad y es muy complicado de mantenerlo limpio; y si bien hay algunos detalles que asemejan cromo, son de plástico y se nota.

comp_mazda6_clasec_10

Del ensamble evidentemente no hay queja y agradecemos la pantalla central flotante. Le da buen estatus y es un recurso ya muy usado por todos pero que además es bastante efectivo como centro de información. Eso sí, no es táctil.

Los asientos tienen buena sensación de calidad y agarre. Apuestan a ser un poco más firmes que en el Mazda6 y tenemos reglajes compartidos entre manual y eléctrico, cosa que no sucede en el ejemplar japonés.

La piel se percibe de buena calidad y nos permite pronosticar una buena cantidad de años de uso.

Como buen auto de lujo, por fuera debe percibirse elegante o deportivo, pero no debe pasar desapercibido. El C180 ofrece faros y calaveras de LED con rines de 17 pulgadas, pero es tan parecido a sus hermanos mayores que, para distinguirlo rápidamente, la marca decidió agregar una línea de LED de luces diurnas para el Clase C, dos par el E y tres al S.

comp_mazda6_clase-c_67

Un poco más

Si hablamos del espacio interior, el Clase C es de los más contenidos en habitabilidad, cm por debajo de modelos como el Audi A4 o el Serie 3; Mercedes ofrece 70 cm de longitud de espacio para las piernas (de acuerdo con km77) contra 75 del Mazda6. El espacio para hombros es también 5 cm superior y si vamos a los datos de cajuela son 480 litros para el sedán japonés contra 435 del alemán.

Aunado a la calidad de materiales, tenemos un nivel de equipamiento que cumple sin llegar a ser sobresaliente. La conectividad es buena con la pantalla flotante y me gusta que podamos buscar direcciones o teléfonos escribiendo sobre el pad.

Tenemos apertura y arranque por botón y llama la atención la palanca de cambios colocada en el volante. Si bien no es la más atractiva, ergonómicamente otorga un montón de espacio en la consola central.

Se incluye, también, una pantalla digital central en el clúster para la información general del auto y computadora de viaje. También ofrece hasta cinco modos de manejo con el sistema Dynamic Select que varían la respuesta del motor, caja y volante y van desde el modo Eco hasta el dinámico. No percibimos diferencias sustanciales, si acaso más dureza de la dirección y un acelerador más brioso.

En seguridad es una oferta muy competente, con siete bolsas de aire, freno de asistencia en pendiente, sistema de alerta por cansancio y controles de seguridad como ESP, ASR y ABS.

Sentimos la ausencia de equipamiento como una cámara de reversa, no solo los sensores, un equipo de sonido más potente o el quemacocos, pero se entiende al ser la versión de acceso a la gama C.

Mecánicamente se queda muy atrás del Mazda6. Es también turbo y cuatro cilindros, pero echa mano de un bloque más pequeño, son 1.6 litros con 156 caballos y 184lb/pie, acoplados a una caja de nueve cambios.

comp_mazda6_clase-c_08

Oficialmente entrega 15.7 km/l y el 0 a 100 km/h apenas en 8.3 segundos. En nuestras pruebas, los datos son diferentes.

Calidad y equipamiento Puntaje máximo MB Clase C
Materiales y ensamble 10 8
Ergonomía 10 7
Habitabilidad 10 8
Cajuela 10 7
Equipo de seguridad 10 7
Confort y conectividad 10 9
Motor 10 7
Transmisión 10 9
Calidad de marcha 10 9
Consumos 10 8
SUMA 100 79

comp_mazda6_clase-c_03

TestTécnico Comparativo

Las pruebas que les realizamos a ambos modelos nos permiten conocer su desempeño dinámico en aceleración, frenada, alce y slalom de precisión. Todas las pruebas se hicieron el mismo día y con las mismas condiciones para ambos autos.

Hicimos un cambio en la Prueba del Alce ante la insistencia de muchos de que adoptáramos la prueba ISO 3888-2, que recorre la distancia para el cambio de carril de 20 a 13.5 metros y el traslape de un carril a otro, de tres a un metro.

Esto provoca que el paso del auto sea un poco más lento pero exige mayor precisión a la dirección y mayor participación de las asistencias dinámicas, lo que permite medir, también su efectividad.

Estos datos se suman y promedian con el análisis de espacio, materiales, calidad de marcha, habitabilidad, entre otros, y nos permiten puntuar y comparar para determinar cuál es la mejor compra.

Aceleraciones y frenadas

A pesar del mayor tamaño, curiosamente no hay gran diferencia respecto al peso. El Mazda6 pesa 1,446 kg vs los 1,425 del Clase C. De este modo, el Mazda, con mejor relación peso/potencia (6.4 hp/kg vs 9.1 hp/kg) obtuvo mejores datos dinámicos en este apartado.

El japonés paró el cronómetro en 8.3 segundos desde el 0 a 100 mientras que el alemán lo hizo en 11.0s y eso que la caja del Clase C es más efectiva a la tradicional de seis del Mazda, con las tres primeras relaciones sumamente cortas para darle una mejor respuesta y enfoque más brioso.

La frenada fue un poco diferente. Aquí el alemán presumió de unos frenos consistentes y efectivos, con frenadas muy parejas entre los 41 y 42 metros; la mejor 41.3m. Por el otro lado, el Mazda6 mostró un poco más de fatiga, variando entre 3 y 4 metros la distancia. Al final, la mejor del Mazda estuvo en unos muy decentes 42.4 metros.

Resultado  pruebas Mazda6 MB Clase C
Alce seco 81.3 km/h 73.5 km/h
Slalom de precisión 55.2 km/h 54.7 km/h
Aceleración 0 a 100 km/h 8.3s 11.0s
Frenada 100 a 0 km/h 42.4m 41.3m
Consumo 11.2 km/l 12.3 km/l

Prueba del Alce

Dinámicamente el Mazda6 permite una mayor velocidad de paso y ofrece mejor control, creemos en buena parte por una dirección firme, rápida y muy efectiva. Se percibe un eje posterior obediente a las indicaciones del eje delantero.

No hay mucha diferencia respecto de lo que vemos en el Clase C, si acaso pediríamos una dirección un poco más dura en el alemán, pero sabemos que eso restaría al confort del manejo diario, un sacrificio que nos parece justo y sensato asumir.

Las asistencias son más prontas en el Mazda6 y tiene sentido pues es un sedán familiar; aun así no son tan intrusivas, solo cuando perdimos por completo la trayectoria en la prueba que, en ambos casos, se ubica apenas por encima de los 84 km/h.

Al final el japonés nos permitió realizar el Alce en sorprendentes 81.3 km/h, con un máximo de 0.74Gs de aceleración lateral.

El Clase C se quedó detrás en velocidad máxima de paso, consiguiendo pasar el Alce con buen control en 73.5 km/h, con 0.61Gs de aceleración lateral. A mayor velocidad ya no lográbamos mantenerlo dentro del carril sin tirar conos o perder la trayectoria.

Puntos Test Técnico Puntaje máximo Mazda6
Alce en seco 20 18
Slalom de precisión 10 8
Frenada 100 a 0 10 8
Aceleración 0 a 100 10 8
SUMA 50 42

comp_mazda6_clase-c_slalommb

Slalom

Aquí la mayor masa le juega un poco en contra al Mazda6 y decimos un poco porque la verdad es que es impecable como engarza una curva tras otra. Nos desespera un poco el turbo lag más acusado en el Mercedes que nos evita rodar más aprisa de manera constante pues en este ejercicio la hacemos en la segunda relación con un motor algo descansado.

La dirección nos gusta más nuevamente en el Mazda pues es más firme y nos permite apuntar con mayor certeza, aunque la del Clase C, si nos acostumbrados a su mayor suavidad y menor retroalimentación, es una gran opción que sigue apostando por el confort sin perder precisión.

La mayor velocidad de paso la conseguimos con el Mazda gracias al sistema G-Vectoring destinado justo para eso, hacer más nobles este tipo de maniobras para el conductor, pues, a pesar de tener una velocidad de paso más alta, genera menos inercias en cada puerta del slalom.

Si hablamos de percepción, sentimos que el Mercedes en general permite un mejor control gracias a la tracción trasera, un layout ideal dejando que el eje posterior empuje y delantero dirija; sin embargo, en el dato duro obtenido por el Vbox, no fue así. Con el Clase C conseguimos hasta 54.4 km/h con 1.55Gs mientras que con el Mazda6 el máximo fue de 55.2 km/h y un máximo de 1.34Gs.

Puntos Test Técnico Puntaje máximo MB Clase C
Alce en seco 20 16
Slalom de precisión 10 8
Frenada 100 a 0 10 7
Aceleración 0 a 100 10 7
SUMA 50 38

comp_mazda6_clase-c_05

Conclusiones

En el análisis completo, evaluando los puntos de equipamiento, ergonomía, consumo, desempeño y de más, el Mazda6 resulta una compra más sensata a pesar de que con Mercedes podemos agregar paquetes de servicio prepagados.

Al final el costo de las refacciones es lo que marca mucha diferencia de una marca a otra, así como los costos del mantenimiento.

Test técnico comparativo Puntaje máximo Mazda6 MB Clase C
CALIDAD Y EQUIPAMIENTO
Materiales y ensamble 10 9 8
Ergonomía 10 9 7
Habitabilidad 10 9 8
Cajuela 10 8 7
Equipo de seguridad 10 9 7
Confort y conectividad 10 8 9
Motor 10 9 7
Transmisión 10 7 9
Calidad de marcha 10 9 9
Consumos 10 7 8
SUMA 100 84 79
PRUEBAS DINÁMICAS
Alce en seco 20 18 16
Slalom de precisión 10 8 8
Frenada 100 a 0 10 8 7
Aceleración 0 a 100 10 8 7
SUMA 50 42 38
PUNTOS TOTALES 150 126 117
Precio 555,900.00 585,500.00
Relación costo/beneficio 4,411.90 5,004.27

La opción de una compra de un auto premium, aunque sacrifiquemos espacio y dinámica como es en este caso, responde, sin lugar a dudas, a un tema de estatus, a una compra más hecha con el corazón pues goza de un reconocimiento y valor que no se puede reflejar en una ficha técnica o análisis comparativo

La marca generalista, al final, ofrece una mejor relación de valor/precio, mayor nivel de equipamiento, mantenimiento más accesible y, en casos como este, ser dinámicamente superior por una cantidad de precio similar.

La gran pregunta es, tú ¿qué tipo de comprador eres?

Ahora lee:

>> TestTécnico Comparativo Kia Forte vs Honda Civic vs W Jetta

>> TestTécnico: Nuevo VW Jetta 2019

>> Mazda Skyactiv X, la revolución de los motores de combustión