Al momento

A prueba: Volkswagen Amarok V6 TDI 2018

La propuesta de Volkswagen con su pick-up mediano es diferente; Amarok busca entregar utilidad, versatilidad y lujo en un vehículo con modales muy parecidos a los de un auto.

La pick-up mediana de Grupo Volkswagen llegó a la escena mundial en el año 2010 como la primera alternativa de este tipo en la historia de la marca. Desde entonces, había permanecido intacta, hasta que hace unos meses se presentó la actualización de media vida.

Con la llegada del facelift, Amarok tuvo cambios importantes fuera y dentro, pero también cambió su orientación con la aparición de una nueva mecánica que definitivamente es lo más destacado, además de haber dejado atrás a las variantes Entry con un foco más utilitario para concentrarse únicamente en las topes de la gama.

amarok_test_11

En el exterior contempla nuevas fascias y grupos ópticos. Los faros con tecnología LED tienen una nueva marca visual como la que se ha incorporado a otros modelos de la firma y en la parrilla recibe nuevos acentos cromados que le dan una presencia exclusiva. Las luces traseras también echan mano de tecnología LED, mientras que en el lateral rematan los rines de aluminio de 19 pulgadas con 5 radios.

El interior recibe un nuevo diseño para las ventilas del aire acondicionado y un cuadro de instrumentos rediseñado, pero destaca especialmente la pantalla táctil de 6.3 pulgadas con interfaces para teléfonos inteligentes con sensor de acercamiento, que muestra los menús cuando acercamos el dedo y los vuelve a ocultar después de unos segundos.

Siendo una pick-up, debía mantener algún punto utilitario y no volcarse totalmente hacia el lujo. Los plásticos en el interior son de tacto rígido, imaginamos que por ser más durables y resistentes a climas extremos, humedad o luz del sol, pero los ensambles no tienen queja, contando con enraces precisos y con una percepción general de solidez y buena hechura.

amarok_test_18

Los asientos, firmados por Ergo Comfort, merecen una mención especial, porque son nuevos en el auto y también son unos de los más cómodos que he tenido oportunidad de evaluar, forrados en piel Viena y con un estupendo soporte lateral y lumbar que permitió que viajara durante horas sin los malestares en espalda que se relacionan con estos viajes. Además, tienen ajuste eléctrico para conductor de 8 reglajes. Son los mismos que montan las versiones tope de gama de Passat, Arteon y Touareg en Europa.

Además del conocido motor 2.0 litros de cuatro cilindros Bi-TDI con 180 hp y 295 lb-pie de par, se suma un nuevo bloque V6 de 3.0 litros que aparece como el mayor protagonista de la actualización y de toda la experiencia de manejo. Como el propulsor de acceso, este también usa diésel y se acopla a una transmisión automática de 8 relaciones con tracción integral permanente.

amarok_test_28

En marcha

No estamos ante un pick-up con aires de crossover, Amarok es una pick-up hecha y derecha. Está basada en un chasis de largueros y no en un monocasco, además de adoptar un esquema de suspensión trasera con eje rígido. Esto no hace más que acentuar una de las más grandes virtudes de Amarok, y es que a pesar de tener los componentes que se relacionan a una pick-up y que le dan una mayor rudeza, la sensación al volante es la de manejar un vehículo más pequeño, especialmente por la calidad de marcha que presenta.

Tras el volante, la calidad de marcha me parece sobresaliente para tratarse de una pick-up. Evidentemente hay un rebote en caminos accidentados que es característico de los vehículos con poco peso atrás y un esquema de eje rígido, pero es mínimo y casi nos da la sensación de estar al volante de un auto con monocasco. La suspensión trasera de hojas ha sido reforzada en disposición 3+2, lo que le permite cargar hasta 1,042 kilogramos.

amarok_test_34

En caminos con curvas, la suspensión mantiene el movimiento de la carrocería bajo control, y lo hace mucho mejor de lo que podríamos imaginar en un vehículo que pesa 2,170 kilogramos, brindando una sensación de estabilidad y seguridad. La dirección también se suma a la sensación de manejo y podríamos describirla como efectiva; es rápida y ayuda en la entrada a curvas, ganando peso conforme incrementamos el ángulo de giro.

Echa mano de frenos de disco ventilados en las cuatro esquinas, y logra una cifra de frenado muy favorable: 44.6 metros desde 100 km/h a 0. Gracias a los discos ventilados, la resistencia a la fatiga es muy buena y podemos conseguir datos muy parecidos aún después de varios ejercicios, sorprendente en un producto de tal masa.

amarok_test_06

Pero como decíamos, el protagonista es el tren motor. El bloque tiene sus orígenes en Audi y ello se nota, su operar es más refinado que el de otros diésel del segmento, mitigando el característico sonido de las mecánicas de ignición por compresión en ralentí. Entrega 224 hp y la monstruosa cifra de 369 lb-pie de par, que además llegan en su totalidad a las 1,250 rpm.

Es capaz girar por encima de las 4,500 rpm, pero la potencia máxima la consigue desde las 3,250 vueltas y hasta las 4,500, por lo que no es realmente necesario. Es interesante que el par motor empiece a caer a 3,000 rpm pero justo después llega la potencia máxima, por lo que tenemos par o potencia en todo el régimen de funcionamiento.

amarok_test_20

Cuando decimos que el tren motor es protagonista, es precisamente porque incluimos también a la transmisión. La unidad de 8 cambios tiene desarrollos que se acoplan a la perfección con la forma en la que el motor entrega la potencia, además de contar con modo manual y Sport, que apura los cambios descendentes y estira el cambio ascendente para colocar al motor en el punto óptimo y conseguir recuperaciones electrizantes.

Consigue la aceleración a 100 km/h en unos sorprendentes 8.3 segundos según nuestros datos de prueba, que no quedan muy lejos del dato oficial homologado de Volkswagen, de 7.9 segundos, pero considerando que las pruebas las hicimos en la ciudad de Guadalajara a más de 1,500 metros sobre el nivel medio del mar, seguramente podría igualarlos o hasta mejorarlos a más baja altitud.

A velocidades de crucero constantes, la transmisión simplemente se esconde en el fondo y hace todo lo que tiene que hacer en el momento justo. Lo decimos como halago, porque al no tratarse de un deportivo me parece que el funcionamiento de la caja de velocidades es el ideal y en esta situación, a velocidades de entre 90 y 100 km/h podemos conseguir hasta 13 km/L sin mucha dificultad, gracias a la eficiencia del motor diésel, pero en gran parte también por las 8 velocidades y la intuitiva operación de la caja.

amarok_test_25

La potencia va a un sistema de tracción integral permanente 4Motion, que en pavimento se comporta como esperamos, con muy altos niveles de agarre y tracción, especialmente para transmitir al suelo las 369 lb-pie y salir disparados, pero que fuera del pavimento queda a deber si lo comparamos con los sistemas 4×4 auténticos de sus rivales.

Tiene un bloqueo de diferencial electrónico y un modo Off-Road que hacen un buen trabajo en caminos sencillos, pero que no consiguen superar senderos más agresivos. En arena, por ejemplo, puede avanzar dependiendo de las condiciones, pero si es demasiado fina no tendrá tracción y quedará atascada.

amarok_test_10

Quizá no necesite de una caja reductora porque la relación de la primera marcha resulta lo suficientemente corta como para entregar una buena dosis de par, pero un diferencial blocante al menos en el eje trasero, que reparta el par al eje trasero en proporción 50/50 sería de mucha ayuda. Si lo tuyo es el 4×4 más radical, una Toyota Hilux diésel quizá sea más adecuada.

El nuevo Amarok es un producto completo y redondo que parece ser el ideal para hacer largas distancias, es cómodo, está muy bien equipado y el tanque de 80 litros te permite recorrer 1,000 kilómetros por tanque si no abusas del acelerador. Además, tiene potencia de sobra para recuperar y puede cargar hasta 1,042 kilogramos en el proceso, y aunque el sistema de tracción total no es el más extremo, funciona mejor en autopista que los 4×4 tradicionales, sin perder del todo las capacidades cuando el pavimento desaparece.

amarok_test_32

Volkswagen Amarok 2018
Precio: 791,000 pesos
Mecánica
Motor: V6 3.0 litros turbodiésel; 224 hp y 369 lb-pie
Transmisión: Automática; 8 velocidades
Consumo observado
Autopista: 13.2 km/L
Ciudad: 8.9 km/L
Capacidades de carga
Carga máxima: 1,042 kg
Tanque de combustible: 80 litros
Datos de prueba
*Aceleración 0-100 km/h: 8.3 segundos
*Frenado 100-0 km/h: 44.6 metros
* Datos obtenidos con el equipo de GPS proporcionado por Vbox México

Ahora lee

>> Volkswagen Amarok V6 con 270 caballos para hacer frente a la Clase X de Mercedes, ¿llegaría a México?

>> Nueva Toyota Hilux Diesel, analizamos su desempeño en el segmento rival por rival

>> #AnálisisDeSegmento: Pickups medianas, Toda la oferta y precios en México

>> #RetoPerformance: VW Amarok 2018