Al momento

A Prueba: Ford Expedition Max 2018, imponente comodidad

Ford sometió a una estricta dieta de aluminio a la más grande de sus SUVs, la Expedition, que por fin estrena un cambio generacional, después de más de 10 años bajo la misma plataforma, y el resultado es impresionante. 

La nueva SUV de tamaño completo de Ford regresa con un cambio total, que la pone de vuelta al ruedo en la lucha por conseguir la mejor SUV de tamaño completo. Un nuevo sistema de construcción totalmente de aluminio, como lo vimos en la pick-up Lobo, se hace presente junto con la utilización de motores V6 EcoBoost para reemplazar a los 8 cilindros. En esta versión Max, la nueva Expedition se ofrece con un largo de casi 6 metros, otorgando espacio suficiente para transportar hasta ocho pasajeros con todo el lujo y comodidad disponibles.

ford_expedition_autologia_prueba_13

La estricta dieta a la que la nueva SUV de gran tamaño fue sometida, nos muestra el compromiso que la armadora americana tiene con el downsizing, pero solamente a nivel mecánico, ya que la nueva Expedition, mantiene unas proporciones bastante grandes, acentuadas en ésta versión Max que incluye unos 30 cm extra de la versión “corta” para cargar con todo.

La cota final de longitud la encontramos con 5,630 mm, el ancho sobrepasa los 2.0 metros y la altura se queda a unos centímetros también de la marca de los 2.0 metros, mientras que la distancia entre ejes se queda en 3,327 mm, lo que equivale a casi el largo total de un Chevrolet Beat. Dichas dimensiones se notan al pasar entre el tráfico de la ciudad en el cual es necesario mirar dos veces el espejo para asegurase de que no invadimos el carril contiguo de circulación.

Pero también las grandes dimensiones de la Expedition, sobre todo en esta versión Max, permiten tener un inmenso espacio interior, que con la adición de un también enorme techo panorámico, aumentan la percepción del mismo.

Incluso en las filas traseras, 3 adultos pueden viajar de manera cómoda, con un muy buen espacio para piernas y hombros, que además permiten cargar con mucho equipaje aún y cuando las dos filas posteriores están en uso, gracias al alargamiento de la carrocería, que nos proporciona hasta 1019 litros detrás de la tercera fila de asientos, cifra que se llega a incrementar hasta en 3440 litros con las dos filas abatidas.

ford_expedition_autologia_prueba_06

Diseño que corresponde a ésta década

Con la renovación de la plataforma, también encontramos un nuevo diseño que destaca por ser muy imponente, independientemente de las dimensiones, con unos trazos suaves en las esquinas pero con elementos geométricos muy interesantes, le otorgan una vista que intimida.

En el frente encontramos una enorme parrilla que integra elementos similares a los que encontramos en la Lobo pero con una estética mucho más sutil que, junto con unos también enormes faros con tecnología Full LED, complementan el robusto frente.

En el costado podemos observar un perfil más cuadrado en el que destacan una línea de ventanas muy recta que incluye un inserto de cromo que continúa por todo el largo y sigue por la parte trasera. La parte posterior incluye unos grupos ópticos muy al estilo de lo que encontramos en una Range Rover Sport, con una muy buena iluminación.

También calza unos masivos rines de 22 pulgadas que tienen un terminado de aluminio pulido, que otorga una imagen más refinada en comparación con unos de terminado en cromo.

Sin extrañar los 8 cilindros

Para esta nueva generación de la enorme Expedition, encontramos únicamente motorizaciones de seis cilindros con la tecnología EcoBoost, que generan desde 375 hp y 470 lb/pie de torque y se encuentran acopladas a una transmisión automática de 10 velocidades que permite exprimir todo el torque y la potencia.

Nuestra unidad de pruebas corresponde a la versión Platinum que, además de ser la más equipada, incluye el motor V6 EcoBoost turbocargado que genera 400 hp y 480 lb/pie de torque, que son distribuidos en ambos ejes ya que contamos con un sistema de tracción AWD con un sistema electrónico que la marca denomina Terrain Management System y permite ajustar los parámetros de respuesta del acelerador y caja de cambios, así como el modo de manejo entre Sport, Eco, Tow/Haul (arrastre) y nieve/mojado. También podemos seleccionar entre la tracción a las 4 ruedas o sólo a las 2 traseras.

Ford Expedition Max EcoBoost

La respuesta del motor V6 es muy buena, el turbo lag es casi inexistente y la excelente mancuerna que realiza con la también muy efectiva caja de 10 velocidades, le proporciona una respuesta inmediata y en verdad adictiva, haciéndonos dudar de su elevado peso de más de 2 y media toneladas. En nuestras pruebas de aceleración nos sorprendió pues fue capaz de hacer el 0 a 100 en tan sólo 8.8 segundos.

Definitivamente, con el empuje lineal del motor de 6 cilindros con la caja de 10 marchas, no extrañamos a los motores de 8 cilindros, salvo por el sonido que genera, porque aunque el motor del V6 es muy bueno, si se encuentra lejos de generar las sensaciones, al menos en sonido de un V8.

Pero también nos permite tener un manejo tranquilo en la ciudad, la transmisión hace los cambios muy suavemente y junto con una muy elevada posición de manejo nos permite tener mucho control sobre el vehículo. Además del modo Eco, se incluye un sistema de Auto Start/Stop que ayuda a reducir los consumos cuando nos encontramos detenidos en el tráfico citadino.

Eso si, la efectividad del motor nos puede llevar disparar los consumos si no somos cuidadosos con el pedal del acelerador y llenar el tanque, que en ésta versión es de 107 litros, no será nada barato.

ford_expedition_autologia_prueba_19

La calidad de marcha es muy buena, la configuración de la amortiguación no deja pasar las imperfecciones del camino y con una muy buena insonorización, nos deja disfrutar de un buen viaje a bordo. Sin embargo, no le es posible ocultar que está basada en una plataforma de chasis de largueros, puesto a que el balanceo es evidente, y la sensación de que flota, manejando a ritmos alegres también se hace presente. No obstante, es muy cómoda y es fácil ver porque este tipo de vehículos son los elegidos por empresarios y políticos para sus traslados.

Los materiales del interior son de muy buen ensamble, tenemos plásticos rígido, pero forrados con piel y costuras aparentes, también hay insertos de madera con un terminado mate muy atractivo.

ford_expedition_autologia_prueba_17

Toda la farmacia

Como buen vehículo americano, la nueva Expedition viene equipada hasta las muelas, podemos encontrar casi todos los detalles de lujo y confort disponibles a bordo, empezando con una enorme pantalla de 8 pulgadas con la integración del sistema SYNC3 que se presenta como el mejor del segmento con unos gráficos muy buenos que junto con un clúster digital, nos permiten configurar muchas opciones dentro de la camioneta.

También un excelente sistema de sonido firmado por B&O, con 12 bocinas e integración con las plataformas digitales de Android Auto y Apple CarPlay, que además permite a los pasajeros de la segunda fila, controlar la fuente y el volumen.

De igual manera, existen múltiples conexiones para mantenerse conectado, un cargador inalámbrico, así como 7 puertos USB, distribuidos entre las 3 filas de asientos, además de diversas tomas de corriente de 12V y una tipo casera de 115V, para conectar dispositivos como laptops o reproductores de video. Además de contar con dos pantallas montadas sobre las cabeceras de los asientos delanteros que pueden usarse con audífonos inalámbricos y controles separados.

Para mantener a los ocupantes a gusto, encontramos un climatizador de triple zona que de igual manera que el sistema de sonido, le da el poder a los ocupantes traseros de controlar a su antojo la climatización, pero no todo queda allí, puesto a que los asientos delanteros cuentan con calefacción y ventilación, pero los traseros de la segunda fila cuentan solamente con calefacción, así como el volante.

Se agradece mucho que los asientos delanteros se puedan ajustar de manera eléctrica e incluyan la posibilidad de ajustar sus parámetros desde la pantalla, entre los que se incluye la función de masaje, bastante efectivo, por cierto.

Además del reglaje eléctrico de los asientos, encontramos ajuste de la columna de dirección también eléctrica y por si fuera poco también de los pedales, que ayudan a encontrar con facilidad la postura de manejo óptima independientemente de la altura del conductor.

También tenemos la opción de cambiar la intensidad y el color de la luz ambiental mediante la pantalla central, un detalle que de otorga un ambiente muy agradable.

Sobraría decir que los faros además de tener un rango de iluminación bastante bueno, son de accionamiento automático, e incluye la función de luces altas regulables también de manera automática.

También encontramos cámara de 360 grados con función de detección de tráfico cruzado y movimiento para facilitar las maniobras de estacionamiento de nuestro monstruoso SUV. Los espejos exteriores se abaten eléctricamente e incluyen luces direccionales y sistema anti deslumbramiento.

El acceso a la enorme cajuela es eléctrico, podemos utilizar el control, o el modo manos libres que permite abrirla con un gesto del pie. Destaca que el medallón puede abrirse de manera independiente y además tanto la segunda fila, como la tercera puede abatirse de manera automática mediante unos botones situados en el área de carga, permitiendo cargar objetos muy voluminosos gracias a un piso de carga completamente plano.

Y para facilitar el acceso a la cabina alta, un estribo retráctil se extiende al abrir la puerta, manteniéndolo guardado no limitar sus capacidades en pasos de terreno difícil.

Tanque seguro

El equipo de seguridad también destaca porque además de incluir 6 bolsas de aire para los ocupantes, encontramos control de tracción y de estabilidad con sistema anti volcadura, control de balanceo de remolque, monitoreo de punto ciego y al asistente de estacionamiento que literalmente se encarga de aparcar el inmenso vehículo, si es que se encuentra un espacio lo suficientemente grande.

También monta un asistente de mantenimiento de carril que hace vibrar el volante si nos desplazamos en el carril sin utilizar las direccionales, aunque el sistema es muy sensible y pierde las líneas con facilidad. Asimismo, el control crucero adaptativo, permite seguir al vehículo de enfrente y disminuir la velocidad seleccionada con respecto a este de manera automática.

ford_expedition_autologia_prueba_08

El sistema de frenos presenta una configuración de discos en las cuatro ruedas con sistema ABS y control de distribución electrónica de frenado, que durante nuestras pruebas nos arrojó cifras de 51 m en la frenada de emergencia desde los 100 km/h a 0, una cifra buena, considerando el tamaño y sobre todo el peso de más de 2 y media toneladas de la Expedition Max.

La sensación que nos transmite el pedal es muy buena, con un tacto esponjoso, común en los coches americanos, pero que sorprende en efectividad y resistencia a la fatiga, si consideramos la masa de la camioneta.

También tenemos un asistente de frenado de emergencia que tuvimos la fortuna de probar y podemos decir que funciona de maravilla, ya que detiene a nuestro pesado gigante ante una situación de emergencia si no detecta que seamos capaces de reaccionar a tiempo.

Completo pero costoso

Al abundante equipo de confort y de seguridad junto con el excelente desempeño que ofrece el tren motriz, nos entrega un producto muy completo, pero por el que tenemos que desembolsar una buena cantidad de dinero, ya que el precio de lista de esta la SUV más grande de Ford en su versión más equipada y más larga es de $1,287,700 pesos, lo cual es bastante, pero se entiende considerando todos aspectos.

ford_expeditionmax_2018_2

En cuanto rivales, el segmento de las SUVs extra grandes no es muy grande y por eso encontramos a la Chevrolet Suburban como rival directo, que se renovó en 2015 y presenta un enfoque menos refinado que la propuesta de Ford, pero que sigue contando con los motores V8 de gran desplazamiento que tanto gusta a los usuarios americanos.

En el caso de la Suburban, hallamos bajo el cofre un V8 de 5.3 litros y 335 hp y 383 lb/pie de torque con sistema de desactivación de cilindros, acoplado a una transmisión automática convencional de 6 marchas, se queda por debajo en desempeño y nivel de respuesta en comparación con el V6 EcoBoost de Ford, salvo por el sonido del 8 cilindros naturalmente aspirado.

Así que la nueva Expedition Max se presenta como la opción moderna dentro de la categoría, con un claro enfoque al lujo y el refinamiento que permite que todos sus ocupantes puedan disfrutar de trayectos muy cómodos. Además la inclusión de los efectivos motores de la familia EcoBoost de Ford, le otorgan un desempeño dinámico inesperado para un vehículo de tales dimensiones y peso.

Productos como la nueva Expedition Max, nos recuerdan que cuando Ford tiene toda la intención de echar mano de su experiencia en los productos de categorías que realmente conoce, como lo es el de las camionetas, puede lograr vehículos muy completos y competentes dentro de sus categorías.

Ahora lee:

Oficial: Ford reduce su gama de autos en Norteamérica a Focus Active y Mustang

Ford prepara 2 nuevas SUVs, una de ellas es Bronco

A Prueba: Ford EcoSport 2018, apuntando por las prestaciones y el equipo