Al momento

Frente a frente: Mazda CX-3 vs Toyota C-HR

Dos crossovers urbanos de foco juvenil y un comportamiento dinámico notable; ¿con cuál nos quedamos?

Uno de los segmentos de mayor crecimiento en México y en el mundo es el de los SUVs o crossovers urbanos, y tanta ha sido la demanda que muchos de los fabricantes han comenzado a ofrecer nuevos productos en este segmento. La oferta es tan amplia que dentro de un mismo segmento se han creado dos nichos, y estos dos autos responden a las características de uno de ellos.

Se trata de crossovers con un aspecto radical, atrevido y hasta cierto punto personal. Productos que priorizan el manejo sobre la versatilidad característica de los SUVs y que además se colocan como dos de las alternativas más potentes, con motores de 2.0 litros de desplazamiento que erogan más de 140 hp en ambos casos, cuando en el segmento es común encontrar motores de 1.6 litros con 120 hp.

En ambos casos, tenemos ante nosotros a vehículos estilizados, con una calidad interna sobresaliente y un interior diferente, sacrificando espacio en cajuela y asientos traseros.

mazda-cx-3-13

Mazda CX-3

Es el crossover de entrada a la gama de Mazda y ya tiene algunos años en México, pero mantiene un aspecto que se ve fresco y moderno, ha envejecido correctamente. Tendrá un lavado de cara en unos meses que la acercará al resto de la gama.

Estéticamente no tiene líneas de coupé tan marcadas como C-HR ni trazos angulares tan radicales, pero adopta el diseño Kodo tan característico de Mazda; elegante y simple.

interior-cx-3

Por dentro tenemos una mezcla de materiales suaves y rígidos, pero el conjunto está bien logrado y consigue un balance ergonómico interesante en los mandos gracias al sistema Mazda Connect, uno de los mejores de la industria que se puede controlar a través de una perilla en la consola central o bien, con los mandos táctiles.

Echa mano de un propulsor de 2.0 litros con inyección directa que eroga 148 hp y 141 lb-pie de par, mismas que llegan desde las 2,800 vueltas, muy pronto para tratarse de un motor atmosférico. El motor se combina en todos los casos con una transmisión automática de 6 relaciones y modo de cambios manual.

CX-3_2

Siendo una de las más pequeñas y bajas de la categoría, es también una de las más agiles, con sensaciones cercanas a las de un hatchback subcompacto si enlazamos curvas rápidas, ayudada también por una dirección rápida y comunicativa. La puesta a punto de la suspensión se desliza hacia el lado firme, pero aún en caminos accidentados, no es incomoda o nerviosa.

Actualmente, hay tres versiones a la venta en México: i, i Sport e i Grand Touring. Desde la de acceso, por 322,900 pesos, ofrece bolsas de aire frontales, control electrónico de estabilidad, sistema Bluetooth, mandos al volante, anclajes para silla de bebé, computadora de viaje y modo de manejo deportivo. Sin embargo, la variante que podemos equiparar con la única versión de C-HR es la Grand Touring, que equipa pantalla táctil de 7 pulgadas con sonido HD, quemacocos eléctrico, iluminación en LED, computadora de viaje, superficies interiores de piel, rines de 18 pulgadas, quemacocos eléctrico y 6 bolsas de aire.

2018_toyota_chr_01_f9e60b2d03eb6a72fa59998133385dafa1f04220

Toyota C-HR

Es la recién llegada al mercado y además de competir en el segmento de los B-SUVs, lo hará frontalmente con Mazda CX-3 por la orientación juvenil y personal que ambas ostentan, que a su vez viene de las excelentes sensaciones de manejo en ambos casos y un diseño diferente con trazos similares a los de un coupé.

C-HR incluso esconde las manijas de las puertas traseras en el poste C para darle al lateral un diseño limpio y la primera impresión de que en verdad estamos ante un dos puertas, aunque en realidad tiene la versatilidad de un vehículo de cuatro.

2018_toyota_chr_15_e42378e59ee2f01e2aeb81980e34b4dd5c9852e2

Dentro de C-HR, sigue los pasos de los más recientes productos de Toyota montados sobre la arquitectura TNGA, con materiales agradables al tacto y a la vista y una calidad de ensambles que nos hace sospechar que no aparecerán ruidos y vibraciones en un largo tiempo. En este sentido, C-HR se siente robusto y bien armado.

Mecánicamente presenta un motor de 2.0 litros con 148 hp y 142 lb-pie de torsión, cifras casi idénticas a las del CX-3, pero aquí trabaja con una caja automática de variador continuo que emula 7 relaciones. Debo decir que me parece una de las mejores aplicaciones de este tipo de transmisiones que he probado, a la par con la unidad de Honda.

c-hr_launch_02

C-HR es un vehículo de manejo muy agradable y me gusta especialmente la rigidez que transmite el chasis y la suspensión independiente en las cuatro esquinas, única en este segmento; ataca curvas con aplomo y absorbe imperfecciones con soberbia.

De momento, C-HR se ofrece en una sola versión en México por 359,900 pesos, que ofrece computadora de viaje con pantalla de 4.2 pulgadas a color, volante forrado en piel, pantalla táctil de 7 pulgadas, espejo retrovisor electrocrómico, rines de 17 pulgadas, faros de halógeno con proyector y luces diurnas LED y 7 bolsas de aire con control electrónico de estabilidad.

Frente a frente
Mazda CX-3 Toyota C-HR
Motor: L4 2.0 litros; 148 hp y 141 lb-pie L4 2.0 litros; 148 hp y 142 lb-pie
Transmisión: Automática; 6 velocidades Automática; CVT 7 velocidades
Volumen en cajuela: 240 litros 297 litros
Tanque de combustible: 48 litros 50 litros
Espacio para piernas trasero 888 mm 989 mm
Espacio para cabeza trasero 944 mm 973 mm
Precios y versiones
i: 322,900 pesos CVT: 359,900
i Sport: 342,900 pesos
i Grand Touring: 372,900 pesos

Conclusión

Hemos hecho un ejercicio de análisis exhaustivo con estas dos camionetas y la realidad es que para quien busque un vehículo divertido, diferente y de manejo agradable, ambas son fantásticas, pero por un margen muy pequeño colocamos a CX-3 como la ganadora porque las dos versiones que podrían compararse entregan una mejor relación valor precio que C-HR.

Mazda_CX3_2016_Test_25

 

La diferencia es en verdad muy pequeña, y C-HR queda limitada por la oferta de versiones, además de que en la única a la venta extrañamos, por ejemplo, el quemacocos y los asientos forrados en piel. CX-3 no es perfecta, porque debemos decir que nos gustaría tener al menos 4 bolsas de aire en todas sus versiones o 6 desde la i Sport, por poco más de 340,000 pesos.

Sin embargo, me atrevo a decir que estamos ante las dos mejores del segmento por manejo y acabados a pesar de no tener motores turbocargados, muestra de que no siempre el compresor es la respuesta y en C-HR, también a pesar de la caja CVT, que en este caso no nos hace extrañar a un convertidor de par convencional en lo más mínimo.

Ahora lee

>> Frente a frente: Hyundai Tucson vs SEAT Ateca, las SUVs pequeñas y deportivas

>> Mazda SkyActiv-X, en 7 puntos clave que debes conocer

>> 7 puntos clave de la nueva Toyota Rav4 2019 que no sabías