Al momento

¡Oficial! Lamborghini declara que los próximos Huracan y Aventador serán híbridos enchufables

El futuro nos alcanza a todos, incluso a Lamborghini, quien confirmó que para los próximos años veremos versiones híbridas de sus superdeportivos.

Lamborghini, la armadora italiana de coches ha informado en una entrevista a nuestros colegas de Top Gear que los próximos Huracan y Aventador serán híbridos enchufables para continuar con una evolución inminente que muchas marcas ya comienzan a aceptar.

Estas declaraciones vinieron de la mano de Stefano Domenicali, CEO de la marca, quien mencionó que la llegada de estos modelos no será sino hasta el 2020 y 2022, respectivamente. Sin embargo, Maurizio Reggiani, director de desarrollo y tecnología de Lamborghini salió a la defensa de los puristas con sus palabras.

lamborghini-autologia

“Mientras sea director de desarrollo y tecnología de Lamborghini, nuestros superdeportivos no tendrán un motor turboalimentado, se trata de emociones y si no tienes emociones, no tienes nada,” declaró Reggiani. “Los motores V12 y V10 se quedan durante otra generación más, pero tendrán una pequeña asistencia híbrida para ayudar a reducir las emisiones promedio,” finalizó el directivo.

También Domenicali ha declarado que ambos vehículos tienen capacidades para ser propulsados solamente por electricidad, sin embargo, es algo que no veremos antes del 2026, estrategia similar a lo que declaraba Ferrari hace unos días descartando cualquier EV hasta el 2022.

lamborghini-urus-2018-06

Pero recordemos que Lamborghini no está tan lejos de la electrificación, pues a finales de año será introducida al mercado europeo la variante híbrida enchufable del Urus, que echará mano del mismo motor que encontramos en el Porsche Panamera Turbo S E-Hybrid, un bloque V8 biturbo de 4 litros con asistencia eléctrica.

Ahora lee:

>> Ferrari descarta la idea de un EV antes del 2022

>> Lamborghini Urus ya vendió toda la producción de 2018

>>Ginebra 2018: Lamborghini Huracán Performante Spyder, 640 hp para despeinarte