Al momento

A prueba: Hyundai Grand i10 Sedán 2018, análisis del auto y de sus rivales

Ponemos a prueba al Hyundai Grand i10 Sedán y lo analizamos frente a Chevrolet Beat Notchback, Dodge Attitude y Ford Figo.

Cuando Hyundai llegó a nuestro país en 2014 y rápidamente comenzó a escalar peldaños, y el Grand i10, su auto de acceso, fue una de las claves. Se trata de un auto bien logrado por un precio accesible que además tenía un antecedente en México, como el sucesor de los Atos e i10 que se vendieron bajo el paraguas de Dodge.

grand_i10_17

En 2017 tuvo un rediseño de media vida que le dio un aspecto más maduro, y que es más evidente para la carrocería que probamos. En 2016 tuvimos a prueba al Grand i10 previo al rediseño, con carrocería hatchback e idéntico en temas mecánicos, pero con una caja manual de 5 velocidades en lugar de la automática de 4.

Hay que hablar del rediseño porque, aunque la mecánica no cambió, me parece que esos trazos más maduros de los que hablaba, similares a los de su hermano mayor, le vienen muy bien a un sedán que busca precisamente eso, clientes más maduros, quizá con una familia pequeña.

grand_i10_10

Una de las cartas más interesantes del Grand i10 Sedan es el refinamiento que maneja a pesar de tratarse de un producto en el escalón de entrada a la gama. Cuando hablo de refinamiento me refiero esencialmente a dos frentes, primero por calidad de materiales y ensambles y, en segundo lugar, el tren motor y las sensaciones generales de manejo.

Al mando

El Grand i10 se percibe de primera mano como un producto bien logrado que ha sabido evolucionar a lo largo de su historia. El i10 era un vehículo puramente urbano, y aunque ese el mismo foco del nuevo auto, no se siente fuera de lugar en carreteras o autopistas urbanas.

La calidad de materiales y, sobre todo, de ensambles, es digna de resaltarse. En este sentido, encontramos plásticos de tacto rígido en el tablero, pero con un aspecto similar al de los autos de segmentos superiores, y los botones para operar los mandos de clima y sistema de sonido tienen una sensación de robustez que se agradece.

grand_i10_21

Los ensambles no tienen queja alguna, hay poco juego entre los paneles interiores y ello significa que, a largo plazo, en caminos accidentados como los nuestros, los ruidos y vibraciones tardarán más de lo normal en aparecer.

La versión que tuvimos a prueba es la GLS tope de gama y contempla control de clima manual, sistema de sonido con Bluetooth para manos libres y reproducción de audio, computadora de viaje, rines de aluminio y luces de marcha diurna con LED, faros antiniebla y mandos eléctricos para vidrios y espejos.

Dentro del Grand i10 Sedán, 4 adultos viajarán con comodidad, pero un quinto irá algo justo en trayectos largos. La cajuela es enorme para tratarse de un auto de menos de 4 metros de largo, con 407 litros de capacidad, se acerca a los números de los segmentos superiores, punto destacable.

grand_i10_09

Las sensaciones de manejo también son satisfactorias, echa mano de un motor de cuatro cilindros y 1.25 litros con 88 hp e igual número de lb-pie de par motor. Aquí trabaja en conjunto con una transmisión automática de 4 relaciones, y aunque me parece que estas transmisiones no son ideales, esta unidad está muy bien engranada y la entiendo en un producto accesible con un foco citadino, además de que cuenta con modo manual en la palanca que permite exprimir cada caballo al motor cuando hay que adelantar.

En esta unidad con caja manual, los consumos son inferiores a lo que obtuvimos con el hatchback de caja manual en nuestra última prueba, aunque no por mucho. En ciudad conseguimos hasta 11 km/L, y si somos tolerantes con el acelerador y viajamos a velocidades de entre 100 y 110 km/h en autopista, no es difícil conseguir 16 km/L.

grand_i10_04

La puesta a punto de la suspensión y dirección me parece acertada, favoreciendo la calidad de marcha y confort y de nuevo, muestra esa madurez que ya habíamos mencionado. Absorbe imperfecciones con soltura y aunque me gustaría tener una dirección más rápida, comunica adecuadamente lo que sucede entre el pavimento y las ruedas.

Ayudan también los frenos, de disco adelante y de tambor en el eje trasero, que permiten detenernos rápidamente cuando aparece un tope de forma inesperada, de esos que tenemos muchos en nuestro país.

Esta versión GLS cuenta con dos bolsas de aire y frenos antibloqueo, pero me parece criticable que la GL de acceso no incorpore estos atributos, vitales en toda la extensión de la palabra sin importar el entorno en el que hagas tus trayectos diarios.

Además, debo mencionar que Latin NCAP probó la versión de entrada sin bolsas de aire y obtuvo cero estrellas, en parte porque se consideró que la estructura no fue capaz de soportar las cargas del impacto. Será interesante esperar a que pongan a prueba a las versiones con dos bolsas de aire para ver como evolucionan.

Hyundai Grand i10 Sedán
Motores: L4 1.2 litros; 88hp y 88 lb-pie
Transmisiones: Manual; 5 velocidades
Automática; 4 velocidades
Consumo observado:
Ciudad: 11.2 km/L
Autopista: 15.8 km/L
Espacio en cajuela: 407 litros
Precios y versiones
GL TM: 182,300 pesos
Mid TM: 205,900 pesos
Mid TA: 217,000 pesos
GLS TM: 220,900 pesos
GLS TA: 231,800 pesos (versión probada)

Rivales

Como sedán de acceso, tiene tres competidores muy directos: Chevrolet Beat Notchback, Dodge Attitude y Ford Figo. En este caso, todos cuentan con dos bolsas de aire en todas sus versiones, cosa que Grand i10 no tiene, pero ninguno incorpora los igualmente importantes frenos antibloqueo.

Beat_Notchback_07

Chevrolet Beat Notchback

Es uno de los que destaca por conectividad e info entretenimiento, además de ser el más accesible del grupo en versión tope de gama. Dicha versión tope es la única recomendable al ser la que, por 214,600 pesos, ostenta el equipamiento básico de seguridad. Beat está propulsado por un motor de 1.2 litros y cilindros de 81 hp, pero es el único que solamente se ofrece con una caja manual, si quieres una automática, tendrás que buscar otra opción.

Me parece que la versión tope tiene una relación valor-precio destacable, puesto que es el único auto del segmento con pantalla táctil e interfaces Android Auto y Apple CarPlay, además de tener equipo eléctrico, computadora de viaje y aire acondicionado.

Dodge Attitude

Dodge Attitude

Es el único auto con un motor de 3 cilindros, en este caso de 1.2 litros con 76 hp, el menos potente y el menos refinado, por las vibraciones provenientes del bloque. Aquí, tenemos dos bolsas de aire y frenos ABS desde la versión SE automática, y la SE manual de acceso no contempla frenos ABS.

Puede equipar una transmisión automática de variador continuo, elección lógica si consideramos que se trata de un auto de foco citadino con muy buenos consumos de combustible en ciudad y autopista, su principal punto a favor. En contra tiene el ya mencionado refinamiento y el precio, arrancando en 204,900 pesos y escalando hasta los 246,900, ya con pantalla táctil, equipo eléctrico y de seguridad, el más caro de este grupo.

Ford_Figo_2016_01

Ford Figo Sedán

El superventas de Ford en México me parece el rival a vencer en este segmento de pequeños sedanes por diversas razones. Es el más potente por una diferencia considerable, con un motor de 1.5 litros y 105 hp, además de tener como opción una caja automática de 6 velocidades que supera en sensaciones y funcionamiento las unidades de sus rivales con consumos a la altura.

El Figo no cuenta con frenos ABS en versión de Impulse manual, pero la Impulse automática incorpora incluso control electrónico de estabilidad, cosa que ningún otro auto contempla por menos de 215,000 pesos. Finalmente, las versiones Titanium equipan 6 bolsas de aire, de nuevo, atributo único en este segmento y exclusivo de autos como Kia Rio, Hyundai Accent o SEAT Ibiza, de un segmento superior y por un precio más alto. El Figo es uno de los autos que no venden lo suficiente, es un producto muy completo.

Finalmente, como Grand i10, Figo no tiene una pantalla táctil, pero la consola para teléfono inteligente hace un muy buen trabajo para emularla, además de tener Bluetooth para manos libres y mandos en el volante.

Ahora lee

>> Hyundai Accent, ahora con carrocería hatchback desde 222,300 pesos

>> Análisis comparativo: Chevrolet Aveo, Nissan Versa, Toyota Yaris Sedán y Volkswagen Vento

>> Las 5 #MejoresCompras por 200,000 pesos: Chevrolet Spark, FIAT Mobi, Ford Figo, Nissan Versa y Volkswagen Gol