Al momento

Las alternativas de Ford para remplazar su gama de sedanes en México, y lo que podría hacer Lincoln

Ford anunció que retiraría paulatinamente a su gama de sedanes y hatchbacks del mercado estadounidense; estas son las alternativas que tiene en México.

Ford dejará de vender en Estados Unidos a los vehículos Fiesta, Focus, Fusion y Taurus, porque considera que estos ya no tienen cabida en un mercado que favorece a las pick-ups y SUVs, además de que penaliza el margen de ganancia de este tipo de productos.

ford-ecosport2018_25

Las ventas de los autos de Ford tienen una clara tendencia a la baja en nuestro vecino país del norte, sin embargo, las cosas no son iguales en México. En nuestro país valoramos a los sedanes subcompactos y compactos (segmentos B y C, respectivamente), autos como Nissan Versa o Sentra, Volkswagen Vento y Jetta, Mazda 3, Chevrolet Aveo, Kia Forte y Rio aparecen constantemente en la lista de los modelos mejor vendidos en México, aun cuando las SUVs han empezado a ganar terreno con un crecimiento dramático los últimos años.

Si Ford desea crecer en México para volver a ocupar un papel protagónico en la industria, no puede deshacerse de los autos totalmente, y tendrá que buscar alternativas para ofrecer en México a los autos que está por descontinuar en Estados Unidos.

FordFiesta-1

Fiesta

Ford dejará de producir el Fiesta en México en mayo de 2019 para dar paso a un nuevo vehículo utilitario eléctrico que tomará su lugar en las líneas de ensamble de Cuautitlán. El Fiesta participa en un segmento competido y de mucho volumen, pero todo parece indicar que Ford ya tiene listo al remplazo, tan listo que ya hasta lo tiene en su portafolio.

Lo hemos dicho cientos de veces, pero el Figo será el remplazo del Fiesta, seguramente recibiendo un facelift de media vida en 2019 y versiones mejor equipadas. Otra alternativa sería que Ford comenzara a importar desde Brasil a la actual generación del Fiesta, pero por costos y por el hecho de que Figo ya es un producto conocido, parece poco probable.

Eso sí, México no tiene complejos procesos de homologación como Estados Unidos, por lo que si Ford decidiera traer unidades limitadas del Fiesta ST desde Europa, imaginamos que podría hacerlo.

global-asia_focus_fourdoor

Focus

Ford dejará de fabricar al Focus en cuestión de semanas, para mayo de 2018, y su remplazo en México deja abiertas muchas preguntas. El nuevo Focus sedán será fabricado en China, pero no es un producto accesible por la gran cantidad de tecnologías que emplea y actualmente, Ford necesita un compacto accesible en México que le dé volumen en un segmento que tiene mucho potencial de ventas, pero que Ford ha descuidado.

Imaginamos que la mejor estrategia para Ford será la de traer a un sedán similar, pero de mecánicas más conocidas para reducir los costos y poder pelear en el corazón del segmento, como hizo Chevrolet con Cavalier, por ejemplo.

2014-bjas-escort-01

El Focus arranca en 340,600 pesos ahora mismo, frente a rivales como Mazda 3, Hyundai Elantra o Nissan Sentra, cuyos precios de entrada están por debajo de los 300,000. Si Ford trajera al nuevo Focus desde China, sería igual o más costoso que el actual, por esa razón esperamos que llegue el Escort, un producto hecho en China que toma la base estructural del Focus II, un auto que destacó por sus estupendas sensaciones de manejo en todo el mundo a lo largo de su ciclo de vida.

Ford ha anunciado que el actual Focus continuará con vida en China para darle más opción a sus clientes en dicho mercado. Se venderán entonces tres generaciones del Focus al mismo tiempo, y tal vez la alternativa para sustituir al Focus sea precisamente no sustituirlo, dejando al mismo auto, pero ahora traerlo de China, quizá con mecánicas diferentes y alguna actualización estética.

fusion_01

Fusion

Será el último de los autos de Ford en despedirse, por lo que las alternativas para remplazarlo aún no están muy claras. De todos modos, y a diferencia de lo que sucede con Fiesta y Focus, el segmento de Fusion no tiene un gran potencial de volumen porque por los precios por los que se venden estos autos, el comprador termina inclinándose por una SUV, aunque sea más pequeña.

Entonces, Ford podría replicar en México la estrategia que siguió en Estados Unidos con este auto retirándose del segmento totalmente como lo hiciera FCA con la cancelación del Chrysler 200 hace unos años.

Ford vendió más de 200,000 unidades de Fusion tan solo en Estados Unidos en 2017, pero la decisión de sacarlo del portafolio parece tener mucho más que ver con márgenes de ganancia que con volumen. Ford puede vender 200,000 unidades de este modelo, pero la cantidad de dinero gana por cada uno de ellos es muy baja, no tiene sentido mantenerlo. Aun así, es seguramente por este alto volumen de ventas que Ford lo descontinuará al último, y también por lo que es el único de todos que todavía no tiene una fecha de caducidad clara.

ford_fiesta2016_titanium_34_front_01

Seguramente, Ford sí desarrollará una nueva generación de Mondeo/Fusion para Europa, porque el anuncio solamente incluyó la cancelación del modelo para Estados Unidos, por lo que, si Ford decidiera que sí necesita un sedán mediano en México, podría importarlo desde Alemania como un producto exclusivo de gama alta, con un alto margen de ganancia para compensar por el bajo volumen de ventas. ¿Regresará el Mondeo a México? Ojalá que sí, porque creemos que un sedán de desarrollo y modales europeos sería interesantísimo.

Taurus

Ford no vendió en México al Taurus, al menos no como tal, porque si comercializó al Five Hundred en 2005, un auto que más adelante tomaría el nombre del Taurus con un rediseño estético, pero con la misma base estructural. El Taurus simplemente saldrá de producción en marzo de 2019, y como no lo tenemos en México, no tiene sentido pensar en una alternativa para remplazarlo.

lincoln_mkz_hybrid_04

Lincoln

Con la despedida del Fusion en el que está basado, Ford tiene dos opciones con el MKZ: cancelar al modelo, o desarrollarlo sobre la plataforma de propulsión posterior de la nueva Aviator. La última parece la más lógica en cuestión de costos, porque dicha plataforma ya ha sido preparada y usarla en nuevos modelos ayudaría a reducir costos con economías de escala. Lo mismo sucede con el Continental, que podría seguir los mismos pasos, pasándose a la tracción trasera para convertirse en un auténtico buque insignia y pelear con BMW Serie 7, Mercedes-Benz Clase S, Audi A8 o Cadillac CT6, con números de ventas limitados, pero con márgenes altísimos.

Ahora lee

>> Ford Focus 2019, todas sus facetas a lo largo de 20 años

>> Foto Espía: Ford Escape de nueva generación, con aires de Focus

>> Foto espía: Ford Mustang Shelby GT500 2019

>> A prueba: Ford EcoSport 2018, apuntando por el equipo y las prestaciones