Al momento

Bosch anuncia un sistema que podría salvar al diésel

El proveedor automotriz alemán Bosch anuncia un importante avance en el control de emisiones de motores diésel que podrían significar la salvación de las motorizaciones del polémico combustible.

Bosch ha anunciado que han encontrado una solución al problema de las emisiones de NOx (óxido nitroso) generados a partir de los motores diésel y que son considerados perjudiciales para la salud de la población. Aseguran que logran reducir hasta en 10 veces el límite de emisiones de dichas partículas de las normas que entrarán en vigor en Europa en 2020 y presagiaba el fin de los motores diesel.

Por medio de un sistema de escape que combina la tecnología de una inyección de combustible avanzada, un control de flujo de aire de nuevo desarrollo que permite recircular los gases del escape, y un control inteligente de temperatura, aseguran que las emisiones de NOx bajarán hasta 10 veces la cantidad permitida por las estrictas normas.

La legislación europea exige desde 2017 que la cantidad de NOx emitidos no supere los 168 mg por kilómetro recorrido en un ciclo que incluye recorridos urbanos, extraurbanos y de autopista. Dichos límites están previstos a reducirse hasta 120 mg por kilómetro en 2020. Con la tecnología desarrollada por Bosch, se pueden lograr cifras de hasta 13 mg por kilómetro durante el mismo ciclo homologado bajo condiciones normales de conducción.

diesel-bosch

Otra de las ventajas de su nueva tecnología reside en el hecho de que no se requiere de componentes adicionales, lo cual permitiría ofrecer vehículos eficientes que incluso pudieran ser clasificados como de bajas emisiones y permanecer dentro de un rango de costos aceptable.

Además de todo, la compañía alemana asegura un compromiso de cooperación con los gobiernos en la cuestión de transparencia en las pruebas de emisiones que permitan una obtención de datos reales.

Bosch también ha prohibido la utilización de tecnología que sea capaz de reconocer los ciclos de prueba y altere los parámetros de funcionamiento del motor para obtener cifras favorables y pasar las pruebas.

Y aunque esta nueva aplicación de tecnología ha permitido reducir drásticamente la cantidad de partículas contaminantes que emiten los motores diesel, reconocen que no se ha alcanzado su potencial óptimo. Por lo que ahora apuntan a utilizar inteligencia artificial para permitir una nueva generación de motores de combustión interna que virtualmente no tengan impacto en la contaminación ambiental.

diesel-boch

Desde que la Organización Mundial de la Salud determinó que el óxido nitroso, producto de la combustión en los motores diesel, es cancerígeno, el futuro de dichos motores no parecía muy prometedor, peor aún cuando se descubrió la utilización de software que alteraba las cifras de emisiones para cumplir con las estrictas normas de contaminación.

A raíz de esto, diferentes movimientos en contra de las motorizaciones a base de diésel surgieron para prohibir la circulación de los vehículos contaminantes dentro de las zonas metropolitanas e incluso, distintos fabricantes anunciaron el retiro de sus modelos con este tipo de motorización.

Y aunque el futuro de la movilidad claramente apunta hacia la electrificación, la tecnología todavía no es accesible para el grueso de la población, por lo que la noticia de un renacer del diésel como combustible limpio, podría significar un alivio mientras que las nuevas tecnologías de baterías y movilidad eléctrica se vuelven más accesibles.

Ahora lee:

>> Gasolina, diesel o híbrido: analizamos a 3 subcompactos citadinos por 300 mil pesos que quieren reducir tu gasto en combustible

>> Volvo y la muerte de los motores de combustión interna

>> Herbert Diess es el nuevo CEO del Grupo Volkswagen