Al momento

Motores de gran desplazamiento, ¿cuántos quedan?

La fórmula de aumentar el desplazamiento del motor para conseguir una mayor cifra de potencia, está quedando descartada, la incorporación de la sobrealimentación y el efecto downsizing nos ha dejado con pocos motores que pasen de los 6 litros de desplazamiento, pero aún quedan varios.

Anteriormente la única forma para conseguir una mayor cifra de potencia que mejorara el rendimiento de los vehículos, básicamente consistía en aumentar la cilindrada en los bloques de los motores. Sin embargo, las normativas ambientales que restringen las emisiones contaminantes, junto con los precios elevados de los combustibles, han hecho que los motores de gran desplazamiento vayan cediendo su paso a favor de mecánicas más contenidas que entreguen una buena cifra de potencia y menores emisiones.

Los motores encargados de mover a los deportivos norteamericanos, por lo general contaban con las cifras de cilindrada mucho mayores a los que observamos en modelos de origen europeo, y encontramos al V10 de 8.4 litros que movía al ahora difunto Dodge Viper como el motor de mayor cilindrada disponible para coches de producción.

2015-gm-v8lt4-009

El bestial motor normalmente aspirado, era capaz de arrojar hasta 645 hp y hasta 600 l/pie de par motor directamente hacia el eje trasero del Viper y sin ayudas electrónicas, lo que lo convertía en uno de los deportivos “análogos” más desafiantes en fechas recientes.

Actualmente, hemos visto como la disminución de la cilindrada e incluso de numero de cilindros utilizados en los vehículos americanos parece ser la norma, pero aún podemos encontrar una lista de motores que rebasan los 6 litros de desplazamiento para entregar cifras de potencia extravagantes.

14C731_15

Empezando por los modelos estadounidenses, se planea la integración de dos motores para las variantes Rebel TRX de la RAM, del que destaca un bloque 8 cilindros y nada menos que 7 litros, el cuál se conoce internamente como Banshee.

Dentro de la misma FCA, encontramos a un maravilloso motor de 6.2 litros que dependiendo de su aplicación, entrega una cifra de potencia de 707 caballos de fuerza para los modelos Hellcat de Dodge, Trackhawk de Jeep y ahora en la Rebel de RAM, mediante el uso de unos enormes supercargadores, para otorgar una aceleración inigualable a los modelos que lo equipan.

El mismo bloque de 6.2 litros que vemos en los modelos Hellcat, lo vemos también debajo del cofre del modelo Demon del Dodge Challenger, que mediante mejoras y un supercargador de mayor capacidad, genera la increíble cantidad de 840 hp, convirtiendolo en el modelo más potente de la historia de la marca.

dodge_viper_v10

Del otro lado de Detroit, General Motors también utiliza bloques de gran cilindrada y encontramos a un excelente V8 de 6.2 litros que genera 420 hp y 460 l/pie de torque y lo encontramos bajo el cofre de las camionetas como la Cheyenne, Tahoe, Escalade, Sierra y Yukon, entre otras.

Pero al igual de lo que vemos en FCA, el mismo bloque es el encargado de dar vida a los deportivos más significativos de Chevrolet, que equipan el motor denominado LT4 con 6.2l que genera 650 caballos de fuerza y 650 l/pie de torque y se encarga de mover al Corvette Z06 y Camaro ZL1, con mejoras como bielas y válvulas fabricadas en titanio para mantener lo más bajo posible la masa del motor y permitir un mejor desempeño.

Ahora encontramos también al Corvette ZR1 que con el mismo motor de 6.2 litros mejorado entrega hasta 755 hp y 715 l/pie de torque.

2014-lt1-corvettev8

Pero es en la casa del óvalo azul, en donde podemos encontrar con mayor facilidad el efecto generado por la sobrealimentación de los motores de manera más notoria, en donde los motores de 8 cilindros han sido reemplazados casi en su mayoría por los V6 EcoBoost, incluso en el superdeportivo de la casa, el Ford GT.

Sin embargo, todavía encontramos un motor de gran cilindrada dentro del abanico de opciones de Ford como el V8 de 6.7 litros PowerStroke Turbo Diesel que monta la F250 SuperDuty, generando “únicamente” 330 caballos de potencia pero unas impresionantes 750 l/pie de par motor que le otorgan una gran capacidad de remolque.

La versión Shelby GT350 del Mustang equipa un motor con “apenas” 5.2 litros, pero el próximo GT500, que se espera supere os 700 caballos de fuerza, podría traer de regreso un motor de gran cilindrada a la gama de productos a la venta.

Ford_Shelby_GT350_09

Los fabricantes de origen europeo, tradicionalmente han optado por una cifra de cilindrada menor a la que observamos en los motores americanos, pero logrando sacar cifras de potencia bastante altas de motores con 4 o 5 litros de desplazamiento. Aún así podemos encontrar bloques con más de 6 litros pero con 12 cilindros.

BMW ofrece su motor V12 de 6 litros con 544 hp y 550 l/pie de torque  y lo encontramos en el 760Li, el buque insignia de la casa bávara. Mercedes por su parte ofrece su motor V12 Biturbo también de 6 litros con potencias desde los 530 hp y 612 l/pie de torque, y varían dependiendo la aplicación del producto.

Hace unas semanas, Mercedes anunció que dejaría de ofrecer su motor de 12 cilindros para los productos de AMG, en favor de motores sobre alimentados y con algún tipo de electrificación, para cumplir con las exigentes normas de emisiones, sin dejar de ofrecer un desempeño excepcional.

corvette_zr1_06

En el grupo Volkswagen, también se ofrece un motor de 6 litros en configuración W12, que podemos encontrar en distintos modelos de las marcas que conforman el grupo alemán, como por ejemplo los Bentley Continental y Flying Spur, e incluso el A8, que incrementaba la cilindrada hasta 6.3 litros y entrega 500 hp, el cuál también ha sido recientemente descontinuado.

Pero también se encuentran los fabricantes de los superdeportivos que también incluyen motores de desplazamiento mayor a los 6 litros únicamente en 12 cilindros, como Lamborghini y su motor V12 de 6.5 litros que entrega hasta 740 caballos y 507 l/pie de torque en el Aventador S.

Ferrari también cuenta con motores V12 de 6.2 y 6.5 litros encargados de mover al GTC4 Lusso y al maravilloso 812 Superfast con hasta 800 hp y 530 l/pie de torque.

Cerramos la lista con el motor que equipa el auto más veloz del mundo, el Bugatti Chiron, que de trata de un bestial W16, con 8 litros de desplazamiento, 4 turbo cargadores y hasta 1,500 hp que permiten al híper deportivo francés sobrepasar el límite de los 400 km/h.

Ahora lee

A prueba: Chevrolet Tahoe Midnight 2018, única e imbatible

#RetoViajarEnFamilia: SEAT Toledo 1.0 TSI, eficiente y versátil

Mercedes-Benz tendrá un motor de 1.5 litros en Clase C