Al momento

6 motivos por los cuáles creemos que Volkswagen debe de fabricar el Atlas Tanoak Concept cuanto antes

El Atlas Tanoak Concept se presenta como la piedra angular para que Volkswagen entre de lleno al mercado estadounidense, hambriento de SUVs y pick-ups.

Volkswagen nos sorprendió con la introducción del concepto de Atlas Tanoak, una pick-up de doble cabina, basada en la SUV Teramont, o Atlas, como se conoce en le mercado del país vecino del norte. La nueva pick-up se presenta como una alternativa al mercado americano, que según por lo que pudimos observar en el Salón de Detroit de este año, es muy importante.

vw_mqb_01

Plataforma conocida

Para empezar, uno de los elementos más destacables del concepto de pick-up es que no está basado en un chasis de largueros, como lo hace la Amarok, sino que se basa en la plataforma MQB de la marca, acentuando la efectividad de modulación de dicha arquitectura.

La plataforma cuenta con una excelente reputación tanto de fiabilidad, como de capacidades dinámicas, y dado a que está presente en un muy amplio número de variantes y segmentos en los que participa el Grupo Volkswagen, puede asegurar que el modelo pueda ofrecer un buen comportamiento.

Pero independientemente de la efectividad de la plataforma, la baja complejidad que representaría adecuar una línea de producción para su fabricación la coloca como un modelo altamente viable para la producción, especialmente en la factoría de Chattanooga, en donde se fabrica el Teramont. No hay que invertir en una nueva estructura, porque se puede utilizar la MQB existente, que además es muy buena.

tanoak1

Hambre de pick-ups

Ya no es sorpresa de que el mercado global piensa únicamente en SUVs y crossovers, incluyendo el nuestro y también el estadounidense, hemos visto que por primera vez los modelos de SUV compactas presentan mejores números de ventas que los modelos sedanes, en un mercado tradicionalmente enfocado en los coches de tres volúmenes.

Durante el pasado Salón de Detroit, fue notoria la importancia que las pick-up tienen para los vecinos del norte, debido al ruido y las expectativas que generaron las nuevas generaciones de la Ram 1500 y Chevrolet Silverado que fueron develadas en el evento, sin olvidar a Ford Ranger, que aunque ya es conocida en México, hizo su reintroducción al mercado estadounidense.

Además, cada vez es más común encontrar versiones modificadas de fabrica para otorgar de capacidades off road más extremas a las pickups, como la familia Raptor de Ford, Trail Boss de Chevrolet o TRD Pro de Toyota. Dichos modelos especiales nos hablan de una fuerte demanda no sólo de las pick-ups, sino también de versiones más capaces pensadas para entusiastas.

tanoak3

Imagen dañada

Si bien el mercado estadounidense siempre ha sido un hueso duro de roer para Volkswagen, los escándalos de emisiones contaminantes en los que se han visto involucrados han dañado seriamente la imagen pública de la marca.

Pero con la fuerte estrategia eléctrica que está en pie por parte de la armadora alemana, junto con una creciente oferta de modelos SUVs desarrollados específicamente para dicho mercado, la adición de el Atlas Tanoak Concept, se presenta como la piedra angular en un plan que pretende revertir la imagen de la marca en Estados Unidos.

Con una nueva pick-up, Volkswagen podría ganar lugares y ser vista como una marca más propia, más familiar, dentro del mercado estadounidense.

atlas_4

Atracción a la marca

La estrategia de modelos insignia o representativos de una marca para atraer a clientes nuevos hacia sus concesionarios es muy usada en la industria, tal y como sucedió hace algunos con la introducción de los modelos Hellcat de Dodge, que aparte de ofrecer un vehículo especializado, tiene como función secundaria atraer a los clientes hacia los concesionarios para que conozcan el resto de la gama que ofrecen.

Está documentado, cuando se presentaron los modelos Hellcat, las ventas de las versiones regulares de Charger y Challenger se incrementaron considerablemente, porque los compradores llegaban a las concesionarias a echar un ojo, y cuando notaban que los modelos especializados se salían del presupuesto, optaban por modelos menos potentes.

La introducción de la Atlas Tanoak, aparte de ofrecer un modelo dentro del segmento de los pick-ups, atraería a nuevos clientes a las concesionarias de Volkswagen, de forma que entrarían a conocerla y podrían salir con algún otro modelo.

tanoak

Pick-up y crossover

El principal atributo del concepto de Atlas Tanoak es que se encuentra basado en la plataforma modular MQB, un monocasco en lugar de un chasis de largueros como en la Amarok, lo que le otorgaría un manejo más apegado a lo que presentan los crossovers, con una calidad de marcha superior y una rígidez torsional más alta, pero con el aspecto agresivo y la utilidad de una pick-up.

Las ventajas de una pick-up que está basada en un chasis tipo escalera se pueden ver reflejados en sus capacidades para carga o arrastre, así como las capacidades de sortear obstáculos en conducción todo terreno. Sin embargo, un pick-up que está basado en una plataforma monocasco, como lo es la famosa MQB, otorga un manejo con mejor calidad de marcha en ciudad y carretera, que podrían ser un factor decisivo de compra, si el usuario en cuestión prioriza la comodidad antes de las capacidades.

Como bien es sabido, la mayoría de los usuarios tanto de SUVs como de pick-ups con capacidades todo terreno, rara vez las utilizan en dichas condiciones, por lo que una tracción 4Motion como la que monta el concepto, podría cubrir sin problemas esas necesidades de manera esporádica.

Ridgeline-14

Poca competencia

La mayoría de las pick-ups disponibles en el mercado estadounidense se basan en un chasis de largueros que otorgan de capacidades muy peculiares a las camionetas, pero muy pocas utilizan una fórmula similar a la que Volkswagen plantea con el Atlas Tanoak Concept, lo cual lo pondría en un terreno casi no explorado por los diversos fabricantes.

Honda desarrolló hace años un pickup con un enfoque parecido a la variante de Volkswagen, con la Ridgeline, que se presenta como la rival a vencer dentro de la categoría de pick-ups basadas en un monocasco y con un manejo mucho más orientado al confort y la conducción dentro del camino.

La Ridgeline se comercializó en nuestro país hace algunos años y no tuvo el éxito esperado, pero en los Estados Unidos goza de buena aceptación. Actualmente monta un motor de 6 cilindros de 3.5 litros con 280 hp y 262 lb-pie de torque, mientras que la Atlas Tanoak contempla montar un bloque también V6 de 3.6 litros con 276 hp y 266 l/pie de torque, muy parecido a lo que Honda ofrece.

Ahora lee

>> #RetoPerformance: VW Amarok

>> A partir de 2019, Volkswagen lanzará un modelo eléctrico cada mes

>> Toyota Hilux celebra 50 años de rudeza