Al momento

Nueva York 2018: Lincoln Aviator 2020, el auto que pedían a gritos

Con una arquitectura de propulsión posterior totalmente nueva, motores biturbo con alternativas híbridas conectables y una carrocería de crossover; el nuevo Aviator era justo el producto que Lincoln necesitaba.

lincoln-aviator-11-1

Lincoln presentará en el Salón de Nueva York al producto que quizá sea el más importante de la gama en muchos años; es el regreso de la Aviator, pero resulta vital por muchísimas razones. En los últimos años, las ventas de la marca venían a la baja, pero la introducción de la nueva Navigator ha revertido la situación, vendiendo tantas unidades como las que la marca puede producir y, de hecho, el éxito ha sido tal, que se anunciaron nuevas inversiones para incrementar la capacidad de producción instalada.

La nueva Aviator revivirá un nombre que tuvo éxito la década pasada, pero que solamente estuvo tres años en el mercado, porque en esos momentos el mercado pedía sedanes y vehículos más pequeños. La tendencia se revierte una vez más, y con los bajos precios de carburante en nuestro país vecino del norte, el mercado pide a gritos más vehículos utilitarios, sin importar que no sean tan eficientes como un sedán mediano.

lincoln-aviator-16-1

Lo más importante es que Aviator toma el atinado diseño de los nuevos Lincoln, pero además lo conjuga con una arquitectura de propulsión posterior totalmente nueva y que de momento será exclusiva de Lincoln; no la veremos en autos o crossovers de Ford. Hay que remontarnos varias décadas en el pasado para encontrarnos de nuevo a Lincoln con un chasis de tracción trasera totalmente nuevo, cosa que su rival número uno, Cadillac, ha podido presumirnos varias ocasiones en la ultimo década.

Un esquema de motor longitudinal con tracción trasera es relevante en un vehículo de corte Premium por muchas razones; no por nada marcas como BMW, Mercedes-Benz, Cadillac, Lexus e Infiniti han acudido a él por años en muchos de sus vehículos.

En primer lugar, las proporciones de un auto con tracción trasera son muy diferentes a las de uno de tracción frontal, porque el motor va montado detrás del eje delantero, y eso permite colocarlo muy cerca del frente, eliminando el voladizo delantero casi por completo. Asimismo, es los diseñadores pueden jugar con las líneas del cofre, haciéndolo más plano y largo, cosa que hace al auto ver más atractivo.

20180327_150018

El punto número dos es la dinámica, un motor longitudinal montado detrás del eje delantero ayuda a los ingenieros a conseguir una mejor distribución de pesos y con ello, un comportamiento dinámico más balanceado y neutro. La potencia a las ruedas traseras quiere decir que el eje delantero queda libre para realizar solamente las tareas de dirección, dejando las de propulsión al trasero y aunque lo que se busque no sea deportividad, un chasis de tracción trasera puede ser también más neutro, cosa que le queda siempre fantástica a un vehículo Premium.

Dado que hablamos de un prototipo listo para producción y no del auto de producción en sí, los motores no han sido definidos totalmente, pero sí sabemos que habrá un motor V6 bi turbo bajo el cofre, y estará solo o bien, acompañado de un tren motor eléctrico enchufable pensado para optimizar la entrega de par a bajas revoluciones y mitigar el retraso del turbocargador.

Estéticamente es importante resaltar lo que Lincoln y sus diseñadores han logrado con este nuevo producto, porque han sacado el máximo provecho de las proporciones de la nueva arquitectura, con un cofre largo y un aspecto agresivo, gracias también a que el eje delantero elimina el voladizo casi en su totalidad. La caída del poste D es interesante, porque no es un crossover tradicional pero tampoco un coupé a la usanza, lo que significa que hay espacio para las cabezas de los pasajeros de la tercera fila de asientos pero la silueta no es extremadamente angular o cuadrada.

lincoln-aviator-1-1

Algunas de las líneas nos recuerdan a productos de lujo de otras marcas, por ejemplo, el perfil delantero tiene un aspecto similar al de un Kia Stinger, también con un cofre largo y un recorte muy particular en los faros. El perfil trasero, con la incorporación de la calavera me recuerda al Jaguar F-Pace aunque la parrilla ovalada con detalles cromados es indiscutiblemente Lincoln, como también lo es el trasero con las calaveras de una sola pieza que ya se incorporan a MKC, Continental o Navigator.

El interior tiene inspiración en el horizonte que se encuentra a lo lejos en el mar, porque esta imagen inspira tranquilidad, según los diseñadores de Lincoln. Es por esta razón que el tablero tiene líneas horizontales que recorren el ancho del vehículo con un énfasis en la consola central y la pantalla táctil flotante que nace en la parte superior. Tecnológicamente tenemos asistencias de manejo, incluso un nuevo sistema de frenado automático de reversa, si el auto detecta un obstáculo y el conductor sigue moviéndose en esta dirección.

lincoln-aviator-19-1

Algunos de los acabados en el interior tenían salientes, pero se entiende tratándose de un prototipo, uno de los primeros Aviator jamás construidos, ya que estos detalles generalmente se corrigen cuando los productos llegan a la producción. Los materiales son fantásticos, con forrados de piel en prácticamente todos los puntos a los que pueden llegar nuestros ojos o manos, y cuero perforado en las tres filas de asientos. Los colores de este prototipo también resultan interesantes, con colores cafés y camello con un contraste agradable.

Este prototipo se presentará al resto de los medios globales en el Salón de Nueva York, y entonces sabremos con exactitud sobre la llegada a los concesionarios. Promete, porque es el producto que Lincoln tenía meses esperando, con una nueva plataforma tracción trasera exclusiva, trenes motores avanzados y un diseño que seguramente será atractivo a jóvenes que no habrían considerado a la marca anteriormente.

Finalmente, es valioso mencionar que Lincoln, una marca con amplia historia, finalmente dejará atrás a los nombres MK para volver a denominaciones convencionales. Tenemos a Navigator y Continental, pero MKX ya ha pasado a llamarse Nautilus con su más reciente actualización, Aviator toma esa filosofía, y todo parece apuntar a lo que próximos MKC y MKZ tendrán también nuevos nombres, más sexys.