Al momento

Test Técnico: Volkswagen Jetta VII 2019, la evolución esperada (video)

La séptima generación del Volkswagen Jetta apuesta por la continuidad en diseño de la mano de la plataforma MQB, una mecánica turbocargada y nivel de equipamiento cumplidor.

El Jetta es uno de los autos más emblemáticos de nuestro mercado. Las primeras generaciones se ganaron el corazón de muchos compradores pues siempre ofrecía más de la media. Además, su corazón europeo, hablando de manejo y desempeño, conquistaba por su precisión al volante.

Así, rápidamente se convirtió en uno de los autos más aspiracionales del mercado.

Comp_Jetta_Forte_22

Los tiempos de cambio y la evolución del negocio, con un mercado americano demandante de ciertas características, modificó la sexta generación optando por una disminución en calidad de materiales y de la mano de mecánicas algo veteranas, aunque la solidez de su plataforma, buen manejo y efectividad del diseño le permitieron mantenerse como uno de los favoritos.

También es cierto que ese giro en la sexta generación no significó la ausencia de versiones muy bien equipadas y con lo último de casa mecánicamente hablando.

Esta séptima generación, aunque mantiene un poco lo visto en la anterior, mejora en puntos clave respecto de sí mismo y también se coloca, en algunos apartados, como una de las referencias.

vw_jetta_2019_testtecnico_23

De punta a punta

El diseño, aunque es un tema subjetivo, debe de reconocerse; el concepto continuista de la marca predomina con acentos hi-tech que vienen, principalmente, de líneas de fabricación caprichosas y faros y calaveras full LED. Se ve moderno y reconocible de inmediato como una revolución del Jetta. Dudo que la marca quisiera lo contrario.

La nueva parrilla no niega influencias de su hermano mayor Passat y hasta podríamos decir que es una reinterpretación accesible del lujoso Arteon.

Por dentro es donde notamos una de las evoluciones más significativas. El tablero y las puertas delanteras incluyen nuevamente materiales plásticos suaves al tacto. Si bien se combinan con unos rígidos la percepción mejora mucho.

En los páneles traseros se mantienen los plásticos duros. No nos mata pero bueno, no por disculparlo, pero es una constante prácticamente en todo el segmento (salvo casos puntuales que recuerdo con Civic o Forte).

vw_jetta_2019_testtecnico_27

No tenemos queja del ensamble, es impecable de verdad. Y ahora el tablero principal ha girado unos grados hacia el conductor, se percibe como envolvente y la verdad me ha gustado mucho. Además se ve muy bien con la pantalla de 8 pulgadas que viene en esta versión R Line.

Debido que lo tuvimos tiempo antes del lanzamiento oficial de la marca, precios y equipamiento final no tuvimos oportunidad de confirmar. Sin embargo, esta versión la R Line, se coloca como la intermedia en la gama Jetta, por debajo tenemos la Comfortline y por encima la Highline.

De hecho, el equipamiento y versiones son similares a lo que ofrece el Golf: el mayor equipo de confort va para las versiones intermedias y altas, aunque todas las versiones ofrecerán seis bolsas de aire, frenos ABS y controles de tracción y estabilidad.

Lo que diferencia a la versión R Line son los rines de diseño exclusivo, parrilla oscurecida, emblemas R Line por diversas parte del auto, el techo color negro panorámico con un enorme quemacocos, además de las vestiduras bitono en leatherette y la pantalla táctil de ocho pulgadas (ya mencionada) con conectividad Android Auto y Apple Car Play y bluetooth.

El equipamiento de confort se completa con equipo eléctrico, climatizador de dos zonas, controles en el volante, acceso sin llave, arranque por botón, start&stop, freno de mano electromecánico y luces automáticas full LED para altas y bajas.

Carece de salidas de aire acondicionado para las plazas traseras y conectores de corriente o USB, algo que parece ya ser un obligado en el segmento.

Destacamos que todas las versiones tienen frenos de disco en las cuatro ruedas, seis bolsas de aire y controles de tracción y estabilidad, además de un bloque de diferencial electrónico XDS que ayuda a frenar alguna de las ruedas en condiciones de perdida de adherencia para mantener la trayectoria. Bien el equipamiento, nos parece lo mínimo para la importancia del auto y del segmento. Bueno, quizás sensores de estacionamiento agradeceríamos.

Habrá por encima una versión Highline que ofrecerá la cámara de reversa y otros ítems de confort y materiales en el interior, pero también sabemos que no habrá digital cockpit por lo que también imaginamos que no tendremos sistemas de asistencia a la conducción como alerta de punto ciego o control de velocidad de crucero adaptativo.

Nos sorprendieron un par de cosas que percibimos como ahorros de costos para el nuevo Jetta: los herrajes de los soportes de la cajuela y la ausencia de una tapa del motor. Innecesarios sí, pero que bien podrían haberse cuidado un poco más.

También debemos sumarle la suspensión posterior de eje torsional que, si bien la comparte con el León y Ateca, en nuestras pruebas del test técnico, que detallamos más adelante, tiene algunos puntos de mejora.

Lo que también sabemos es que la suspensión independiente atrás solo estará disponible en el GLI por temas claramente dinámicos.

vw_jetta_2019_testtecnico_02

Buena dinámica

Ya habíamos tenido oportunidad de conducir un prototipo de pruebas del nuevo Jetta en el centro técnico de pruebas que la marca tiene en Phoenix, Arizona. Ahí nos percatamos de la efectividad de la plataforma MQB y los buenos mandos del auto. Allá tenía una Tiptronic de ocho cambios.

Acá en México podemos constatar que presume de una solidez y calidad de marcha como a la que nos tiene acostumbrados el Grupo VW, aunque ahora notamos un foco más hacia el confort y no a un manejo más directo o pensando en el desempeño.

Tiene muy buen filtrado en general de las imperfecciones del camino y se debe, principalmente, al ajuste que hemos mencionado: suave y confortable. Aun así no perdemos del todo dinamismo y ello viene principalmente del bastidor, muy sólido y en el entendido que está listo para recibir más potencia (léase los 220hp del GTI o los 400 caballos del Audi RS3), pero sobre todo de la dirección electrónicamente asistida. Es suave pero precisa, con muy buena retroalimentación.

vw_jetta_2019_testtecnico_41

Agradecemos que incluye un botón de modo ECO (algo ya visto en varios de sus rivales) que lo pone en el tenor de la oferta del segmento. Como en aquellos, solo aletarga más la respuesta del acelerador y evita cambios inmediatos si presionamos de más el acelerador.

El motor es el ya conocido 4 cilindros 1.4 litros TSI con 150 caballos y 180 lb/pie de torque. Aunque originalmente nos había confirmado que vendría con una DSG, al cierre de la publicación nos confirmaron que finalmente se optó por una Tiptronic de seis cambios para nuestro país.

vw_jetta_2019_testtecnico_07

Test Técnico

Dada la importancia que el Jetta tiene para nuestro mercado y para la marca, quisimos debutar una prueba mucho más exigente y extrema, buscando sumarle a los análisis de habitabilidad, equipamiento, relación valor/precio y las pruebas dinámicas y de consumo que siempre le hacemos a todos los autos que pasan por la redacción.

De este modo agregamos un par de pruebas más demandantes a las que siempre hacemos: el alce de velocidad y un slalom de precisión.

En la primera prueba podemos conocer las debilidades y aciertos del bastidor y esquemas de suspensiones junto con la electrónica destinada a la seguridad activa, mientras que en la otra evaluamos la comunicación entre dirección y arquitectura de la suspensión. En otras palabras podemos saber qué tan bien se maneja y qué tan seguro es.

En la Prueba del Alce decidimos darle más prioridad a la velocidad de paso que a la precisión, pues para ello es que agregamos el slalom.

En nuestras pruebas de aceleración y frenada obtuvimos 10.3 segundos desde los 0 a los 100 km/h. De reconocer la efectividad del propulsor, me gusta mucho su respuesta y los datos que arroja son de los mejores del segmento. Bien por la dinámica del auto.

Si hablamos de los frenos nos gusta mucho la mordida inicial, nos permite presionarle con fuerza y los datos de distancia son buenos, dentro de la media con 42.5m desde los 100 km/h. La fatiga es dentro de lo esperado con un aumento del 5% en distancia después de la cuarta frenada de emergencia.

vw_jetta_2019_testtecnico_01

Alce de velocidad y slalom de precisión

Hicimos cuatro repeticiones por cada ejercicio, aumentando gradualmente la velocidad para poder determinar los límites de adherencia del auto, maniobrabilidad y efectividad para librar los ejercicios.

En la prueba del Alce la velocidad más alta en la que nos fue posible mantener el auto dentro del carril fue de 72.9 km/h. La prueba con la velocidad más elevada fue de 80.6 km/h pero el auto se sale por completo del carril. El eje posterior ofrece un esquema veterano que si bien, de acuerdo con la marca beneficia por mucho el espacio interior y cajuela, dinámicamente le resta efectividad en la maniobra. Por fortuna las asistencias electrónicas como el diferencial XDS que funciona de la mano del ESP son efectivísimas y meten al auto en cintura de inmediato.

vw_jetta_2019_testtecnico_13

A ello hay que sumarle una dirección efectivísima y muy comunicativa que nos permite conocer muy bien en dónde se encuentra las ruedas. No se bloquea y es, además, rápida a nuestras exigencias.

Además, evidentemente lo ya mencionado, la plataforma presume de una solidez intachable, por lo que es relativamente fácil corregir la trayectoria.

Con la suma de todo, a pesar de que el eje posterior se anuncia en demasía, el resto de los elementos permiten que el auto se mantenga en el carril. Vaya es casi imposible que trompeemos el Jetta.

vw_jetta_2019_testtecnico_46

Para el slalom conseguimos una velocidad máxima de 50.8 km/h sin perder el control. Sobresaliente el trabajo de la dirección, muy precisa, comunicativa e incluso el XDS es poco metiche; la plataforma nuevamente sale a relucir por su solidez y confianza que transmite incluso evitando que la asistencias sean tan intrusivas como en la prueba del alce; vaya, nos deja incluso jugar un poco con la trasera. Lo que sí, queda a deber nuevamente el eje posterior que es lento a la respuesta de la suspensión delantera y dirección.

vw_jetta_2019_testtecnico_10

Conclusiones

La calidad general del producto es suficiente para ser protagonista y, de acuerdo con la marca, por el precio que nos indicaron tendría esta versión, se coloca como una de las opciones a considerar dentro de la oferta de sedanes compactos turbo (leáse Honda Civic y Chevrolet Cruze), aunque contra modelos como el Sentra, Mazda3 o Forte, de los top seller del mercado, se coloca por encima en precio y ofrece menos equipamient A su favor, tenemos una plataforma y layout mecánico de lo mejor y más actual del mercado.

Como has podido ver, el Jetta ofrece una evolución justa y necesaria. Mejora en puntos críticos como lo era la seguridad y un tren motor más actual; solo bastará ver la respuesta del respetable que sabemos será, como en lo últimos años, polarizada pero eso sí, nunca indiferente.

Ficha técnica
Volkswagen Jetta 2019
Motor: 4 en línea de 1.4L de 150 hp y 184 lb-pie
Transmisión Tiptronic 6 relaciones; Manual de 6
Consumo oficial: Combinado: N.D.
Consumo en pruebas: Ciudad: 10.1 km/l
Autopista: 16.8 km/l
Combinado: 12.7 km/l
Cajuela: 510L
*Alce de velocidad: Vel máxima: 75.6 km/h
*Slalom de precisión Vel máxima: 50.8 km/h
*0 a 100 km/h: 10.3 s
*100 a 0 km/h: 42.5 m
Versiones y precios:
Trendline (TM/TA): 329,900/349,900 pesos
R-Line (TM/TA): 372,900/392,900 pesos
Highline TA: 422,900 pesos
*Datos obtenidos con el equipo de pruebas Vbox proporcionado por Vbox México
Video relacionado: Test técnico, Volkswagen Jetta 2019