Al momento

A prueba: Honda BR-V, espacio para siete pasajeros a precio contenido

Honda explora la necesidad de llevar hasta siete pasajeros de la mano de la BR-V, un auto con raíces tailandesas destinado a mercados emergentes que requieren de espacio y movilidad a precio contenido.

Honda decide participar en un segmento que poco a poco gana importancia en nuestro mercado: los familiares de siete plazas con precios contenidos, si tomamos como referencia a los SUVs compactos o medianos que cuentan con esa capacidad de transporte y con precios hasta 20% más elevados que la BR-V.

Para ello recurre a su filial tailandesa para ofrecer un pequeño crossover de apenas 4.4m pero con siete asientos útiles, con todo lo bueno y malo que ello pueda pensarse. Y si decimos que con todo lo bueno y malo, nos referimos a temas que tienen que ver con la seguridad y el equipamiento de confort principalmente; no decimos que la BR-V es mala en este apartado pero ante los rivales que existen en el segmento, este nuevo familiar tiene puntos sobresaliente y otros a mejorar.

honda_brv_test_17

Punto por punto

Uno de los detalles a destacar es que, a diferencia de modelos como el VW Caddy o el Peugeot Partner, que los consideramos como los rivales más directos (Toyota Avanza podría sumarse pero la vemos por debajo en equipamiento, espacio y desempeño), esta especie de crossover se basa en la plataforma alargada de un auto de pasajeros (el Honda Amaze desarrollado por Honda Asia Pacific) y no en una de utilitario/trabajo como los productos euopeos.

Esto significa una mejora considerable en calidad de marcha, consumo, habitabilidad y manejo. Punto a favor.

honda_brv_test_24

El primer detalle que nos deja clara la procedencia es el botón de encendido, del lado izquierdo puesto que la unidad completa de volante, cluster y columna de dirección originalmente va del lado derecho, como se maneja en aquellos lados. Esto honestamente ni fu ni fa para nosotros, pero denota su origen.

Punto a destacar por la orientación que tiene el segmento es que, de acuerdo con la marca, la BR-V obtiene cinco estrellas en las pruebas de choque que la ASEAN NCAP realiza en aquellos terrenos, gracias a la estructura de deformación programada ACE II que tiene el producto, uno de los puntos de seguridad más importantes en cualquier auto. Esperemos que pronto nuestra Latin NCAP haga lo propio para nuestro mercado.

honda_brv_test_26

Mejorable, sin lugar a dudas, que solo se ofrezcan un par de bolsas de aire cuando tenemos tres filas de asientos. Tampoco me agrada que ni siquiera haya posibilidades de agregarle más airbags puesto que en Tailandia no se consideran.

Por dentro

La posición de manejo me agrada, es un poco más alta que los sedanes, como en SUVs subcompactos (léase HR-V, Kicks, Trax, etc). También se tiene muy buena visibilidad a todos los puntos y hay mucha superficie acristalada que mejora la sensación de espacio y habitabilidad.

honda_brv_test_25

El volante reproduce lo visto en modelos como Fit o City, en piel cosida que aporta valor de percepción para el conductor.

La calidad de materiales en el interior nos recuerda a una generación anterior de Honda. Se percibe buen ensamble, buenos plásticos pero no son lo materiales de última hornada de la marca, que son impecables.

Todos los asientos son en tela que se percibe bien trabajada, de buen material y mejor sujeción. Son cómodos y se perciben de muy buena manufactura. De hecho son de lo mejor del auto y para todas las plazas.

Desmerece el sistema de sonido. Solo cumple, olvídense de conectividad como Android Auto y Apple Car Play, la interfase se percibe vieja, es lenta y poco efectiva. Nunca pude agregar mi teléfono con el bluetooth (imposible borrar los anteriormente vinculados) y aunque la pantalla es táctil es pequeña y los únicos botones adicionales para operar el equipo de sonido están en el volante.

Más complicado aún subir y bajar el volumen; solo puede hacerse desde el volante o ir a la pantalla del menú principal. Es poco práctico.

Se agradece la cámara de reversa con guías de proximidad aunque nos hubiera gustado que además se sumarán sensores de reversa adelante y atrás puesto que no es fácil ubicar bien las esquinas dado el diseño del auto.

honda_brv_test_13

Percibimos también algunos pequeños detalles mejorables, sobre todo de noche: el indicador de posición de la palanca de cambios no está iluminado así que es difícil saber qué hemos seleccionado y nos obliga a mirar el tablero; tampoco se iluminan los botones del volante ni los controles de los vidrios del conductor.

Dinámica citadina

La mecánica es también un punto a favor. La CVT queda perfecto para el foco de este producto. Como importa del Fit el layout mecánico con el 4 cilindros 1.5 litros con 118 hp y 107 lb/pie. Es suficiente para recorridos urbanos y sí, se queda un poco justo para autopistas pero es sorprendente la elasticidad del propulsor y podemos ir más aprisa aunque con mayor ruido en la cabina.

honda_brv_test_16

La CVT responde y no desmerece a pesar del aumento en el consumo. De hecho, si somos responsables con el pedal, se consiguen sin problemas 11.5 km/l en ciudad. En autopista el número es mucho más favorable a 110 km/h con más de 17 km/l.

En nuestras pruebas evidentemente su fuerte no es la aceleración, sino la calidad de marcha y dinámica que reconocemos es buena para nuestras calles. Por lo menos se percibe bien filtrada y resistente. El 0 a 100 km/h lo conseguimos en 15.6 segundos que nos parecen más que lógicos, mientras que la frenada sí es un punto mejorable, puesto que la fatiga es evidente e inmediata vía un sistema de frenos de tambor en el eje posterior. La cifra fue de 47.0m desde los 100 km/h a 0.

De hecho, sumado a que tenemos una suspensión de eje rígido atrás y mucho peso adelante, en una frenada de emergencia la parte trasera se percibe que flota y pierde dirección. Debemos ser precavidos.

Favoritos

Sin lugar a dudas el espacio y lo inteligente que es para resolver la modularidad interior es uno de los puntos favoritos. Denominado Space 4 You, la BR-V tiene un efectivísimo sistema para entrar a una tercera fila real de pasajeros con una pequeña cajuela citadina de 223 litros (algo así como lo que tenemos en un Mini) o bien abatir la tercera banca para sumar hasta 539 litros. Me parece una solución muy efectiva y funcional.

Se incluye anclaje tipo latch en la segunda fila y es sobresaliente el espacio para cada fila. Incluso contamos con una cajuela suficientemente buena para llevar varias mochilas o maletas de trabajo; vaya, recoger a todos los niños de la escuela no tendría problemas para meter las cosas.

También muy inteligente que se ofrezcan dos sistema de aire acondicionado. El principal es un climatizador muy efectivo para las plazas delanteras mientras que para la segunda y tercera fila contamos con un sistema que, aunque luce veterano, es práctico y enfría de maravilla. Es algo ruidoso por la edad que denota, pero al final cumple cabalmente su función.

Claroscuros

Honda decide participar en un segmento muy importante para quienes requieren mover a una buena cantidad de personas. La BR-V tiene cosas muy valiosas y otras contradictorias a la propia filosofía de la marca, con productos de última hornada llenos de carga tecnológica en confort que no tenemos presente en este modelo, aunque al mismo tiempo resuelve con la maestría e inteligencia que caracteriza a la firma japonesa para llevar hasta siete pasajeros.

Su precio, dentro de la oferta de los que vemos como los rivales más directos por tamaño y motorizaciones (mencionados Peugeot Partner Tepee y VW Caddy), lo coloca entre Peugeot y VW, aunque la marca considera a la Xtrail de 3 filas de asientos de entrada también como un rival —cosa en la que no estamos de acuerdo—.

Aquellos rivales cuentan con algunos otros plus de equipamiento: Partner cuatro airbags aunque no tiene cámara de reversa y la tercera fila es muy contenida; Caddy tiene mejor conectividad y mucho mayor espacio interior.

Si le sumamos el valor de reventa que la marca tiene de por sí, el adecuado consumo de combustible, una estructura sólida y efectiva en las pruebas de impacto y un costo de mantenimiento adecuado, la balanza se inclina un poco más hacia recomendarla.

Pero, al final, la última palabra la tendrán ustedes.

Honda BR-V
Motor: 4 en línea de 1.5L de 118hp y 107lb/pie
Transmisión CVT
Consumo oficial: Combinado: N.D.
Consumo en pruebas: Ciudad: 11.5 km/l
Autopista: 17.0 km/l
Cajuela: 223L / 539L
*0 a 100 km/h: 15.6 s
*100 a 0 km/h: 47.0 m
Versiones y precios:
Uniq: 317,900 pesos
Prime: 346,900 pesos
*Datos obtenidos con el equipo de pruebas Vbox proporcionado por Vbox México