Al momento

Ginebra 2018: Skoda Vision X es un crossover híbrido que usa una amplia variedad de combustibles

El nuevo Skoda Vision X nos presenta un concepto de movilidad híbrida muy interesante, que permite utilizar un amplio rango de combustibles para movilizar su atractiva imagen.

El nuevo integrante de la gama de SUVs pequeñas del Grupo Volkswagen se presenta junto con un concepto de motorización híbrida que tiene la novedad de poder funcionar con diferentes combustibles, como el GNC (Gas Natural Comprimido) gasolina y electricidad. Además de ofrecer una clara imagen del futuro rumbo de diseño de la marca Skoda.

La principal novedad del nuevo B-SUV del fabricante checo es su propuesta de movilidad híbrida, que incluye un ingenioso motor turboalimentado de combustión interna denominado TSI G-TEC, que ofrece la peculiaridad de poder ser usado con GNC principalmente, pero que puede funcionar también con gasolina y que produce una potencia máxima de 130 caballos de fuerza y 184 libras-pie de par que mueven al eje delantero.

vision-x-1-1

Adicionalmente, incorpora dos motores eléctricos, el primero de ellos es un motor de arranque acoplado al motor de combustión por medio de una banda, el segundo motor está encargado de mover el eje posterior con una entrega de 30 caballos de fuerza extra, activándose en función de las necesidades de movilidad y que obtiene su poder de unas baterías de 48V que a su vez se cargan por medio de la recuperación de energía vía frenado regenerativo, entregando 50 libras-pie de torsión de forma instantánea como es común en los motores eléctricos.

Con esta propuesta de motorización el Vision X logra unas emisiones de CO2 de tan sólo 89 g/km y una autonomía de hasta 650 kms.

En cuanto diseño, presenta el conocido lenguaje de la marca del grupo Volkswagen e incorpora unos trazos geométricos muy definidos que integran al frente unos faros dobles muy al estilo de las nuevas SUV como la Kona de Hyundai.

vision-x-5

En la parte trasera encontramos unas calaveras que repiten las formas angulosas que le dan un toque muy peculiar al estar en una disposición doble muy interesante que forma parte del nuevo diseño de la marca.

En el interior encontramos un tablero muy limpio con una enorme pantalla al centro del tablero que presenta una muy atinada mezcla de materiales textiles y plásticos con texturas visuales que hacen referencia a su enfoque de publico joven, destaca un clúster completamente digital y unos impresionantes asientos de cubo que contienen una mezcla de materiales y formas que se ven espectaculares.

vision-x

El concepto presenta también la adición de unas patinetas eléctricas que encuentran un lugar en el portaequipaje de la SUV, con la principal razón de utilizarlas dentro de las congestionadas zonas urbanas y ayudar a aliviar el complicado tráfico.

El concepto aprovecha la arquitectura de la plataforma MQB A0 del Grupo Volkswagen, que aunque no la veremos en nuestro país como tal, podemos disfrutarla como el próximo modelo SUV que tentativamente será denominado T-Cross.