Al momento

Quick Fix de Mazda, el servicio de reparación rápido y accesible

El proceso Quick Fix de Mazda tarda menos de dos horas, y usa tecnología de punta

Mazda ha comenzado a ofrecer en concesionarias selectas del país un novedoso sistema de reparación exprés para la pintura de los autos. Este método de reparación consiste en tres procesos básicos que se hacen con manos especializadas y equipo de pintura y sellado de última tecnología.

Quick_Fix_05

El proceso consiste en preparar la zona para pintar e igualar la pintura del auto con un software especializado para luego introducir el auto en la cabina de pintado y aplicar hasta 5 capas, incluyendo el barniz.

Finalmente, aparece uno de los diferenciadores del proceso, el sellado, que en un brazo llamado Revo, aplica luz ultravioleta y consigue secar la pintura en menos de 10 minutos para así entregarle el auto al cliente en un tiempo total de dos horas, como máximo. Con los procesos tradicionales de secado, este proceso por sí solo puede tomar más de dos horas.

Quick_Fix_03

Esta cabina con el brazo adaptable es una de las primeras que se instalan, no solamente en México, sino en Latinoamérica.

Quick Fix no es capaz de tratar daños de hojalatería, pero sí repara daños en la pintura con una longitud de entre 25 y 30 centímetros bajo los mismos criterios de calidad que se manejan en la planta.

quick_fix_mazda_04

Este método de reparación ya está en las agencias de Ciudad del Carmen, Guadalajara, Monterrey, RAL Ciudad de México y Churubusco, por precios que van desde los 2,500 hasta los 2,800 pesos, en función del tipo de daño que presente el auto.

mx5_quickfix

De esta forma, puedes entregarlo en la agencia por la mañana y recibirlo reparado antes de la hora de comida, seguro de que los procesos y materiales usados son de la más alta calidad y darán un terminado uniforme e igual de brillante que el resto del auto.