Al momento

A prueba: Audi Q2 2018 lo mejor de un hatchback y un crossover

Lo primero que pensamos fue que la Q2 sufría de una leve crisis de identidad entre un hatchback y un SUV, pero nos sorprendió que toma ventajas de ambos segmentos haciéndola una opción muy tentadora.

La creciente oferta de modelos SUV simplemente nos reafirma la importancia de este segmento a nivel mundial, y nos entrega productos cada vez más interesantes. Audi es el fabricante con una de las gamas de SUV mas completa del mercado premium, y como prueba de ello ahora nos presenta el Q2, un SUV subcompacto que pareciera que tiene una crisis de identidad, pues se encuentra a medio camino entre un hatchback y un crossover, pero con muy buenos argumentos de ambos segmentos que puede convertirlo en un favorito.

audi_q2_2018_13

El Q2 se posiciona como el escalón de entrada al abundante abanico de camionetas de la marca alemana, con un tamaño de 4.1 metros que largo y 1.5 metros de altura, se lo ubica por debajo de una Q3, tanto en tamaño como en precio.

Más espacio y alta posición de manejo

Debemos reconocer que es una estrategia más adecuada como reemplazo del A3 Sportback que en México no gozaba de mucha aceptación, pues con esta variante de la plataforma la marca ha ganado representatividad en un segmento que crece como al espuma; ofrece mejor habitabilidad y altura de manejo.

audi_q2_2018_14

El diseño es de corte agresivo con líneas muy angulosas. Al frente encontramos unos excelentes faros Full LED de muy buen diseño, que envuelven muy bien a una enorme parrilla full frame que presenta unos insertos tipo aluminio, mismos que se encuentran en la parte baja de la fascia, para mantener la imagen elegante de los modelos de casa.

Por el costado, encontramos líneas de carácter igual de agresivas, de las que sobresale la línea de cintura que se separa en dos dando pie a una caprichosa superficie plana que es, finalmente, el toque más característico del Q2.

El poste C tiene un terminado plateado, de serie en esta versión e importado conceptualmente del R8, que resalta su enfoque deportivo y que combina muy bien con la pintura de nuestra unidad de pruebas (por cierto, customizada por algo así como 40 mil pesos)

En la parte trasera encontramos un diseño más contenido con unas calaveras de formas cuadradas con un muy interesante diseño de LEDs junto con unos acentos de aluminio en la fascia.

audi_q2_2018_02

Manejo impecable

Naturalmente utiliza la plataforma MQB del grupo, una de las mejores plataformas modulares del mercado y que comparte con múltiples productos a través de diferentes categorías, que le otorga un excelente comportamiento dinámico gracias a la rigidez del conjunto.

La motorización a cargo de mover a nuestra unidad de pruebas, es la 1.4 litros turbo, de 150 hp y 184 libras/pie de torque que, junto con la caja Stronic de doble clutch con 7 velocidades.

Es un layout mecánico más que probado por la marca y el Grupo VAG. Audi aprovecha y echa mano de lo que sabe le funciona de maravilla. Esta combinación mueve con soltura al crossover y le dan un desempeño mucho mejor del que imaginábamos. De hecho por momentos dudamos si estábamos en el 1.4 o el 2.0 litros TFSI con más de 200 caballos y tracción Quattro en la versión más equipada.

Pero es solo de sensaciones, en nuestras pruebas conseguimos el 0 a 100 km/h en 10.9 segundos, no es un mal dato pero tampoco podemos catalogarlo de deportivo.

Las sensaciones de manejo obtenidas con el conocido 1.4 litros, son muy buenas en las recuperaciones, aunque nos quejamos un poco del turbolag, es muy acusado en incorporaciones a avenidas desde parado.

Contamos con cinco modos de manejo que modifican la respuesta del acelerador y la dirección, dependiendo de los atributos que busquemos: la eficiencia, el confort  o el desempeño dinámico. En modo Eficiente, el sistema start/stop está al pendiente de cada vez en la que nos detenemos para apagar el motor y ahorrar la mayor cantidad de combustible en el trafico, trabajando en conjunto con la caja, buscando siempre el régimen optimo de revoluciones.

audi_q2_2018_05

En el modo Confort, la dirección se suave y los cambios por parte de la caja suceden en un rango un poco más alto, manteniendo la relación un poco más. Por el contrario, cuando nos ubicamos en el modo Dynamic, la respuesta del acelerador es inmediata y la dirección se endurece para entregarnos una respuesta directa y con mucho feedback, lo que nos transmite mucha confianza al circular a ritmos alegres, sobre todo en caminos sinuosos.

audi_q2_2018_04

Aquí se notan las ventajas de la plataforma que, a pesar de ser un crossover con mayor altura respecto a un A3, el balanceó de la carrocería es casi inexistente y contamos con una conducción muy precisa y comunicativa.

La calidad de marcha es excelente, la suspensión filtra muy bien las irregularidades del camino, y es confortable, aunque tiene un tacto de firmeza que le da un sabor muy agradable.

audi_q2_2018_37

Sobresaliente

Pero es en el interior donde vemos la verdadera cualidad que diferencia al Q2 con el resto de sus rivales. La calidad tanto de materiales como de ensamble son simplemente inigualables y la marca nos deja en claro que son los fabricantes con los mejores interiores de la industria.

Abundan los plásticos suaves e incluyen un inserto plástico con un patrón de diseño punteado que esconde de una manera muy elegante la iluminación ambiental que, dicho sea de paso, puede regularse tanto en intensidad, como en color.

Así tenemos una bienvenida con un tablero iluminado, como si el mismo auto respirara.

Las salidas del aire acondicionado redondas se perciben de una excelente manufactura con un movimiento suave que permite colocarlas a nuestra conveniencia. Al centro encontramos los controles del aire acondicionado, que es de doble zona y de accionamiento electrónico, con unas perillas de terminado metálico que se sienten muy bien al tacto y más arriba tenemos una hilera de botones mediante los cuales podemos controlar los modos de manejo, las asistencias de estacionamiento y el control de estabilidad.

Todos estos controles no son de última generación de la marca si lo comparamos con modelos de mayor talla, pero no desmerecen: se siguen viendo y sintiendo de muy buena calidad.

El tablero se ve coronado por una pantalla a color que se controla por medio de la perilla del sistema MMI, en la consola central, en donde también encontramos el control del freno de mano electrónico y el sistema de arranque en pendientes.

audi_q2_2018_21

El volante en la versión S-line, es un volante deportivo forrado en piel perforada de excelente calidad con la parte baja aplanada que simplemente se ve y se siente increíble.

El cuadro de instrumentos está compuesto por dos relojes análogos de muy fácil lectura, junto con una pantalla a color que muestra la información del vehículo así como del sistema de sonido y el teléfono, aunque se puede pedir como opción el digital Cockpit, que hemos visto en otros modelos de la marca. Los pedales cuentan con un terminado metálico que le da un toque deportivo.

audi_q2_2018_29

El sistema de sonido está firmado por Bang&Olufsen con una calidad de sonido inmejorable. Sorprende la ausencia de las interfaces digitales para teléfonos de Android Auto y Apple CarPlay, pues se tienen que montar como opcional junto con el digital cockpit, en un paquete de conectividad que sumarían cerca de $40,000 al precio final del vehículo.

Mención aparte merecen los asientos, espectaculares en su hechura y combinación de materiales. Buena sujeción y de reglajes manuales para esta versión S-Line. El espacio es suficiente para cinco adultos de tamaño promedio. Las medidas para cabeza son buenas y la cajuela supera los 400 litros, mejor que en el hatchback de la marca.

audi_q2_2018_31

Firme

Hablando de temas de seguridad, cuenta con frenos de disco a las cuatro ruedas con un muy buen tacto y soportaron bien la fatiga en nuestras pruebas dinámicas. La mejor cifra entregó 38.9 m desde los 100 km/h a 0.

Cuenta con 6 bolsas de aire y sistema pre tensor de los cinturones de seguridad que nos mantienen en nuestra posición en caso de un impacto, así como controles de estabilidad y de tracción. De igual manera, cuenta con cámara de reversa y sensores traseros y delanteros que avisan en caso de estar muy cerca de cualquier objeto, incluso si vamos en movimiento.

Aunque la oferta de SUVs es muy nutrida en nuestro mercado, entre las marcas Premium la GLA de Mercedes Benz, es la que compite de maneta directa, pero la calidad de materiales de la SUV de mercedes, no tiene nada que hacer con los materiales y el ensamble del Audi.

audi_q2_2018_34

BMW acaba de lanzar en nuestro país a la X2, que promete ser una respuesta más directa a la Q2, con un ensamble y acabados a la altura y con motorizaciones de 2 litros en todas sus versiones; asimismo, contarán con tracción delantera e integral en las versiones más equipadas.

Audi nos ha demostrado con la Q2, que no es necesario ir por los modelos más caros para acceder a los niveles y calidad de materiales dignos de una marca Premium, contrario a lo que pasaba con Mercedes y sus modelos de entrada.

Audi Q2
Motor: 4 en línea de 1.4L de 150hp y 184lb/pie
Transmisión Stronic 7 cambios
Consumo oficial: Combinado: 17.2 km/l
Consumo en pruebas: Ciudad: 9.8 km/l
Autopista: 14.3 km/l
Cajuela: 405L
*0 a 100 km/h: 10.9 s
*100 a 0 km/h: 38.9 m
Versiones y precios:
Q2 Dynamic: 459,900 pesos
Q2 Select: 519,900 pesos
Q2 20 años: 589,900 pesos
Q2 S-Line: 599,900 pesos
Q2 S-Line Quattro: 649,900 pesos
*Datos obtenidos con el equipo de pruebas Vbox proporcionado por Vbox México

Recomendamos leer:

>> Conductor lento vs Piloto a bordo del Audi S5

>> Hasta 24.3 km/l en la prueba del Toyota Prius

>> El mejor hot hatch del momento: probamos el VW Golf R