Al momento

Hyundai Tucson N, confirmada

La familia N de Hyundai no se quedará con lo que ya conocemos; la Tucson vitaminada ya está en camino.

Lo reportábamos hace meses, porque la recién creada división deportiva de Hyundai seguirá creciendo, tras la introducción del i30 N como su primer modelo y más recientemente, el Veloster N como el primer producto para el mercado norteamericano.

Con el segmento de las SUVs hirviendo y la reciente inmersión de Ford en esta categoría parecía obvio que el próximo modelo deportivo de Hyundai N sería un SUV, solo que hora ya está confirmado: la Tucson N se está en desarrollo.

Hyundai_Tucson_Prueba_05

Auto Express reporta que durante el lanzamiento de la nueva Santa Fe la semana pasada, el jefe global de ventas de Hyundai confirmó que una versión potenciada de la Tucson ya se encuentra “bajo desarrollo, y otros modelos vendrán después de eso.” Esta declaración pone fin a más de un año de especulación, y ahora la única pregunta que nos queda por responder es ¿cuándo la veremos?

Sabemos que también vendrá un fastback, muy posiblemente una versión N del i30 Fastback que ya se presentó, y que también habrá un hatchback más pequeño después de ello, seguramente basado en el i20 con el que Hyundai compite en el Campeonato Mundial de Rallies como competidor de Polo GTI y Ford Fiesta ST.

hyundai-tucson-facelift-003-e1519421519512-1

Después de esos dos modelos -el i30 N Fastback y el i20 N- vendrá un SUV, y aunque no sabemos exactamente cuándo llegará, la marca ha declarado que planean tomarse un tiempo entre productos para asegurarse de que todos tengan lo necesario. Hyundai N ha estado recibiendo muy buenas críticas de parte de los medios europeos que ya pudieron probar el i30 N.

La Tucson N estaría basada en el facelift de la Tucson que se presentará para 2019, no en la actual, y para entonces, ya habrá competencia en el mercado global, por parte de la nueva Cupra SEAT Ateca, con motor turbo de 300 hp y tracción integral. La Tucson N debería incorporar el motor turbo del i30, con 2.0 litros y 271 hp, por lo que en papel se quedaría corta, pero al tener tracción delantera y no integral sería potencialmente más ligera, cosa que igualaría la balanza. También sabemos que Volkswagen prepara versiones R de Tiguan y T-Roc.