Al momento

Primer contacto: Ford EcoSport 2018, con muy buenos argumentos

Ford acude al segmento de las mini-SUVs con la renovada EcoSport buscando ventas en un segmento que se crece como la espuma, y tiene argumentos para preocupar a más de uno.

Ford introdujo a la renovada EcoSport a México desde el pasado mes de enero, pero ahora tuvimos oportunidad de probar por primera vez a la apuesta de la marca ovalo en un segmento que, por volumen de ventas, se ha convertido en uno de los más buscados y en el que el modelo anterior no tenía demasiada presencia, quizá por su diseño peculiar, que no era del agrado de todos.

El segmento de las mini-SUVs tiene como protagonistas a Nissan Kicks por ventas, Mazda CX-3 y Suzuki Vitara por sensaciones de manejo o Hyundai Creta y Honda HR-V por balance en general, pero la EcoSport tiene un foco ligeramente distinto.

Para empezar, una de las pioneras en este nicho, en nuestro país desde hace ya 15 años, tiene un aspecto diferente porque a lo largo de los años ha mantenido la compuerta trasera de apertura lateral y con la llanta de refacción montada en el portón. El frente adopta la nueva cara de los utilitarios de Ford, vista en Escape y hasta cierto punto, también en Ranger.

ecosport_03

Lo que me parece importante destacar son sus dimensiones, porque EcoSport es la más pequeña del segmento y con diferencia. Es la única que, con sus 3,998 mm de largo, queda por debajo de los 4 metros, en un segmento en donde la norma son los 4,270-4,300 mm de productos como Honda HR-V, Nissan Kicks, Hyundai Creta o Mazda CX-3. Es solamente 29mm más larga que el Fiesta en el que se basa.

Esto tiene ventajas y desventajas, el interior no es uno de los más amplios, especialmente la cajuela, que tiene 352 litros de capacidad a pesar de no tener que cargar con una llanta de refacción dentro del habitáculo.

La ventaja es que sus dimensiones compactas la convierten en una de las más ágiles, especialmente en entornos urbanos en donde las maniobras de estacionamiento se harán con mayor facilidad. Al final, la longitud le da un carácter único y diferente dentro del segmento en el que compite, y la distancia entre los ejes, que se ubica en la media del segmento con 2,520 mm, aprovecha cada milímetro que tiene de largo la carrocería por lo que no hay una diferencia notoria de habitabilidad comparada con sus rivales.

ford_ecosport_launch_10

En el interior, el diseño ha sido puesto al día, con líneas de los desarrollos más recientes de Ford y una mayor utilidad. Me parece que la calidad de los materiales es uno de sus mejores atributos, con plásticos acolchados en la parte superior del tablero y otros de tacto rígido en la parte superior, pero de buen aspecto. También hay un contraste interesante de colores, piel de muy buen tacto y negro piano que le da un aspecto más moderno.

De momento, todas las variantes incorporan el sistema de info entretenimiento Sync 3 de la marca, con una pantalla táctil de 8 pulgadas en versión Titanium. Además de tener interfaces Android Auto y Apple CarPlay, es uno de los sistemas más amigables que existen, con excelentes gráficos, reacciones muy rápidas y un terminado de vidrio que lo hace ver muy elegante, no es solamente el mejor del segmento, sino que también es uno de los mejores de la industria. Las versiones Trend tienen el mismo sistema, pero sin la navegación nativa y en una pantalla de 6.5 pulgadas.

También incorpora climatizador de doble zona, asientos forrados en piel, mandos al volante, control de velocidad crucero, faros de niebla, quemacocos eléctrico, cámara de visión trasera y rines de aluminio de 17 pulgadas.

ford_ecosport_6

El equipamiento de seguridad es excepcional, es una de las contadas ofertas del segmento en la que tenemos 6 bolsas de aire para todas sus versiones y me parece valiosísimo que Ford no haya sacrificado el equipamiento de seguridad como sí lo hacen sus rivales. También contempla para variantes Trend TA y Titanium el control electrónico de estabilidad.

Manejamos la versión Titanium tope de gama, que al igual que la versión Trend TA echa mano de un motor de 2.0 litros con 164 hp y 146 lb-pie de par, convirtiéndola en la mini-SUV más potente a la venta en México. La otra opción, para versiones Trend TM, es un 1.5 litros de 3 cilindros que no pudimos conducir pero que, al menos en papel, se planta como una alternativa interesante por los consumos que anuncia, y los conjuga con unos respetables 121 hp. El motor tri cilíndrico va asociado con una caja manual de 5 cambios, mientras que el tetra cilíndrico trabaja con una caja automática convencional de 6 marchas, dejando atrás la controversial Powershift de doble embrague que montaba el modelo anterior.

ford_ecosport_launch_04

Las sensaciones de conducción son muy positivas, la potencia del motor se hace sentir en adelantamientos o recuperaciones y la suspensión absorbe correctamente las irregularidades aún a altas velocidades. Los frenos tienen una sensación de mordida adecuada y son lineales, pero no me gustó la puesta punto de la nueva transmisión, que puede tardar más de lo deseado para hacer un cambio cuando lo solicitamos con las paletas montadas detrás del volante.

Los consumos con el motor de 2.0 litros, que en teoría debían ser uno de sus puntos débiles por tener un motor más grande y potente, se colocan por encima de los que vemos en muchos de sus rivales con motor de 1.6 litros, con 13.2 km/l a una media de 120 km/h en autopista.

ford_ecosport_launch_08

Pienso que EcoSport es uno de los productos que merece más atención, en silencio, Ford ha introducido al mercado a un nuevo producto que no solo es más competente, sino que se convierte en uno de los referentes de su clase, una que, como decíamos, capta miles de ventas cada mes, y Ford tiene atributos para reclamar más de las que tiene actualmente y convertirlo también en uno de los protagonistas.

Lecturas relacionadas

>> Ford Ecosport podría dejar atrás su rueda de refacción expuesta en 2019

>> Foto espía: Volkswagen T-Cross 2019 ya se pasea en el frío de los países nórdicos

>> Análisis futuro: SEAT Arona, ¿cómo la esperamos en México?

>> Análisis: El nuevo Ford Fiesta podría no venderse en México, ¿qué llegaría a la planta de Cuautitlán en su lugar?