Al momento

A prueba: Audi S5 2018, conductor promedio vs un piloto profesional

Pocos son los autos que puede presumir de altas dosis de potencia junto con un manejo condescendiente que hace lucir al menos capaz como un verdadero piloto. Es tal su efectividad que nos atrevimos a ponerlo a competir en manos inexpertas.

La evolución tecnológica e ingenieril en el mundo de los autos avanza a pasos agigantados, y antes de que la movilidad autónoma invada con mayor efectividad en este sector, todavía gozamos de verdaderas joyas deportivas y de diseño que nos hacen creer en un mundo mejor.

Como ejemplo, tenemos al flamante Audi S5. Fiel a su costumbre, Audi dota a la nueva generación de su coupé de todo el aporte deportivo y de exclusividad que la división S otorga a sus versiones. De este modo contamos con un aún más exquisito diseño exterior e interior con rines, faldones, parrilla y acentos en aluminio, además de asientos de piel con rombos cosidos en un exquisito tinto intenso, fibra de carbono brillantes y mucho más aluminio, coronado por un imponente V6 de 3.0L con 357 caballos dispuestos en un renovado y efectivísimo sistema de tracción quattro que le hace una verdadera delicia de conducción.

audi_s5_test30

Mecánica sobresaliente

Esta nueva generación aporta una renovación mecánico-electrónica de su sistema de tracción quattro que le permite operar con mayor rapidez y efectividad

Así, el imponente V6 que tiene un empuje contundente (aunque curiosamente no se percibe explosivo), entrega números soberbios en aceleración. Oficialmente la marca apunta 4.7 segundos desde parado y hasta los 100 km/h; en nuestras pruebas conseguimos 5.0 a una altura de 1,890 msnm, que nos parece una cifra espectacular. Casualmente todos los Audi que hemos evaluado ofrecen los números más cercanos en pruebas a los oficiales y con este S5 se vuelve regla.

audi_s5_test32

Mejor todavía, el 0 a 160 km/h lo tenemos en tan solo 10.2 segundos y el motor es tan contundente que no es complicado alcanzar los 200 km/h y necesitaremos 15.7 segundos para hacerlo. Pero no solo acelera, se conduce como un tren sobre rieles.

El cuarto de milla lo hicimos en 13.0 segundos cerrados, lo que habla de la contundencia del propulsor que, ojo, no es el más potente de la categoría.

Ofrece cuatro modos de manejo (Efficiency, Comfort, Auto, Individual y Dynamic) que nos permiten variar respuesta de motor, acelerador, caja, dirección y amortiguación. La diferencia entre cada uno de los modos es perceptible, sobre todo en la alegría del motor y su sonido, además de una amortiguación con mayor o menor filtración.

audi_s5_test35

El sistema quattro es soberbio en la manera en que aplica la potencia al piso. Salimos como liga desde parado acompañados de un sonido ronco pero refinado, elegante. Y así como acelera frena. En nuestras pruebas con el equipo de medición de Vbox México, obtuvimos unos sorprendentes 36.7 m desde los 100 km/h. Pero lo más sobresaliente es su resistencia a la fatiga: frenada tras frenada los números son efectivos.
Y de hecho nos atrevimos a hacer una de las pruebas más demandantes para un deportivo: 0 – 200 – 0 km/h. El S5 logró hacerlo en 23.0 segundos; su hermano mayor, el S8, con un enorme V8 de 4.0L con 520 caballos, nos permitió hacerlo en 20.3 segundos, y este cuesta la mitad.

Es impecable si queremos rodar aprisa o bien volverse cuasi-tracción-trasera en algunas condiciones de manejo en circuito. El quattro permite jugar con el envío de torque al eje posterior cuando queremos anunciar la trasera, colocarlo y presionando apenas el acelerador, salir disparados con una contundente puesta en el piso de todo el torque en ambos ejes. Soberbio.

audi_s5_test01

Atención al detalle

El A5 se ha vuelto aún más espacioso en todas sus dimensiones. El interior ha ganado 17 mm de longitud. También aumenta el espacio entre hombros (26 mm más) y para la cabeza (12 mm más) para el conductor y el acompañante; el espacio para las rodillas atrás crece 23 mm. La cajuela ofrece 10 litros más de volumen que antes, con un total de 465 litros, la mejor cifra de su segmento.

A estas mejores se le suma una reducción en el peso, con una dieta que le ha hecho perder 60 kg respecto a la versión anterior, pero sin el empleo del aluminio en la carrocería (aunque sí lo hacen en la estructura del auto y la suspensión).

Cómo todo Audi, pero sobre todo, como todo modelo de la serie S de la marca, el coupé ofrece un completo equipamiento. Encontramos el ya clásico Virutal Cockpit de 12.3 pulgadas, una pantalla central conectada al sistema MMI de Audi, con el cual podemos controlar absolutamente todos los parámetros del coche. Asimismo, se ofrecen cuatro programas de manejo que van desde la opción Efficiency, pasan por Comfort y Dynamic, y terminan en el modo Individual.

También se agrega la pantalla central de 8.3 pulgadas touch que complementa toda la información del auto, junto con el centro de comando touch que funciona muy similar a un Smartphone para acercar, mover e incluso introducir letras para buscar en el mapa o agenda.

Por precio, 1,129,900 pesos, se coloca entre las versiones de entrada y más deportivas de sus rivales M4 y Clase C. El BMW es más accesible (969,900 pesos) pero recordemos que muchos de los ítems de confort y equipamiento de seguridad son extras, que no contamos con un sistema como el Virtual Cockpit o los acabados en fibra de carbono; Mercedes, por el otro lado, se coloca por 1,136,000 pesos, muy cerca del S5, pero debemos reconocerle al alemán de los cuatro aros una mejor calidad de materiales.

audi_s5_test33

Audi siempre hace un análisis muy inteligente para ofrecer un poco más de equipamiento o potencia en precios competitivos, aunque en este renglón la competencia está sumamente pareja.

Una jugada maestra que le vuelve una de las opciones mejor equipadas, con potencia más que suficiente y mayor exclusividad. Una de las joyas de la ingeniería alemana que celebramos su existencia.

audi_s5_test38

Auto rápido- conductor común= diversión garantizada

Pero si nos preguntamos, ¿toda esta tecnología le sirve al conductor promedio? La respuesta hemos querido responderla como nos gusta: con pruebas.

Con las manos entrenadas de nuestro piloto invitado, Víctor Medina, la conducción se vuelve exquisita; pero creemos que el sistema es tan efectivo que el conductor más común puede divertirse y, sobre todo, ir rápido de manera segura.

Por ello es que decidimos demostrarlo con la práctica. Invitamos a Roberto González, alias el Víbora, nuestro community manager de autología y soloautos, a que condujera el S5 en el Autódromo Guadalajara y compitiera por tiempos de vuelta contra Víctor Medina, aunque éste en un auto promedio, sin un foco deportivo: el Toyota Yaris R del área comercial.

audi_s5_test39

Con esta prueba estamos seguros que demostramos cómo la tecnología permite a un conductor promedio vencer a un piloto de manos entrenadas. Que 357 hp pueden ser fácilmente llevados al límite y con seguridad, además de aportar altísimas dotes de emoción a quien le conduce.

Si quieres ver los detalles y resultados de la prueba, te invitamos a que des click en el siguiente link para que veas la prueba y el resultado de la curiosa comparativa que decidimos hacer.

Audi S5
Motor: V6 de 3.0L de 357hp y 367lb/pie
Transmisión Tiptronic de 8 cambios
Consumo oficial: Combinado: 12.4 km/l
Cajuela: 465L
*0 a 100 km/h: 5.0s
*0 a 160 km/h: 10.2s
*0 a 400m: 13.0s
*0 – 200 – 0 km/h: 23.0s
*100 a 0 km/h: 36.7m
Versiones y precios:
Audi S5: 1,129,900 pesos
*Datos obtenidos con el equipo de pruebas Vbox proporcionado por Vbox México