Al momento

Salón de Ginebra 2018: Llega la nueva BMW X4

Aunque estos crossovers con silueta de coupé parecían no tener mucho futuro cuando BMW lanzó la primera X6, han sido un gran éxito en todo el mundo porque mezclan el aspecto deportivo de un coupé con la altura al suelo de una SUV y la visión alta que a todos parece haber cautivado.

Entonces llega la segunda generación del X4, que ya ha vendido más de 200,000 unidades desde el debut de la primera generación. Para estar basada en un chasis sólido, como el del X3, y no representar una inversión demasiado alta para el desarrollo, todo parece ser un negocio redondo.

La nueva camioneta es 81 mm más larga que su antecesora para alcanzar ahora un total de 4,749mm de largo. La distancia entre ejes también gana 53 mm y la cota de anchura por otros 38 mm, aunque la altura permanece idéntica. La sensación es la de un producto más maduro y estéticamente se percibe más musculosa, adoptando los pasos de rueda hexagonales de su hermano mayor.

The new BMW X4 xDrive M40d

The new BMW X4 xDrive M40d

Deberá llegar finales de este año, y lo hará con una amplia gama de motores, pero no todos llegarán a México. De inicio, los diésel están descartados, pero tendremos un xDrive 20i con motor de 181hp y tracción integral, mientras que las tope de gama compartirán propulsor con la X3 M40i que tanto nos gustó, un 6 cilindros en línea de 3.0 con turbocargador y 355hp, pudiendo acelerar de 0 a 100km/h en menos de 5 segundos.

BMW todavía no anuncia datos de peso para la nueva X4, pero al compartir la base con la aclamada X3, deberá estar muy cerca, por lo que sería 50 kilogramos más ligera que su predecesora y tendrá un coeficiente de arrastre de 0.30Cd, una mejora del 10 por ciento frente a su antecesora.

Las versiones de gasolina incorporan motores de turbo gemelo, inyección directa de combustible y apertura variable de válvulas. Los turbodiésel, por otro lado, contemplan catalizador de oxidación, catalizador absorbente de gases tipo NOx, inyección de urea y filtro de partículas.

Fabian Kirchbauer Photography

En Norteamérica, todo parece apuntar a que veremos los mismos propulsores turbo de gasolina con entre 252 y 355hp, dejando de lado al xDrive 20i. Suponemos que, a diferencia del X3, en la variante más atrevida los clientes buscarán motores más capaces.

Sorprende que todas las opciones tienen sistema de tracción integral, dejando atrás a la nomenclatura sDrive para los de tracción trasera y transmisión automática de 8 relaciones. Todas las versiones menos las de acceso equipan control de arranque para aceleraciones más agresivas y tres modos de manejo: Sport, Comfort y Eco Pro. Las versiones de 6 cilindros añaden, además, un modo Sport+.

Uno de los problemas más sonados del primer X4 era el limitado espacio para cabeza en las plazas traseras y la clara reducción de costos con materiales por debajo de los esperado en algunos puntos de la cabina.

Fabian Kirchbauer Photography

Los asientos delanteros son totalmente nuevos, pero BMW no ha mencionado si habrá cambios en los de la segunda fila, que eran especialmente planos y poco adecuados para viajes largos. Hay cojinetes en la consola para las rodillas de los pasajeros delanteros, materiales Premium e iluminación interior con 6 colores distintos a elegir. Algunas de las opciones contemplan clima de tres zonas con aromaterapia y techo panorámico de vidrio en dos piezas.

Uno de los avances más interesantes es la adopción de la última generación del sistema iDrive. Ahora usa una pantalla de 6.5 pulgadas y la navegación opcional se incluye con una unidad de 10.3 pulgadas y control táctil. Hay avances en el control por voz del habitáculo, control de gestos y un head-up display considerablemente más grande, con una resolución de 400×800 pixeles. Hay Android Auto y Apple CarPlay aunque también se incluye una plataforma de movilidad con la posibilidad de elegir una interfaz adecuada para todo tipo de dispositivos, desde Apple Watch hasta el asistente personal de Google.

Toda la iluminación exterior puede ser de LED, con salidas de escapes dobles y rines de 19 pulgadas. Esperamos que la mejora con la nueva X4 sea similar a la que vimos con la X3, que con la llegada de la nueva generación se convirtió en la referente de su segmento. Sabiendo que comparten estructura y tren motor, es muy probable que así sea.