Al momento

Mazda SkyActiv-X, en 7 puntos clave que debes conocer

Mazda ya presentó oficialmente su nueva tecnología de tren motor llamada SkyActiv-X, que combina el ciclo de combustión de un motor de gasolina convencional con el de un motor a diésel, que echa mano de la ignición por compresión cuando es posible para mejorar los consumos y entregar una buena dosis de par motor desde bajos regímenes de giro.

Ya pudimos incluso manejarlo, y te detallamos todos los avances y sensaciones de manejo que nos dejó montado en un prototipo de Mazda3 de actual generación. Ahora, desglosaremos una a una las innovaciones de este propulsor.

mazda_skyactivx_28

Potencia del ECU

Como sabemos, la unidad de control del motor, o ECU en inglés, es la computadora que se encarga de controlar todos los aspectos del motor. Estas unidades son de gran potencia, pues controlan el tiempo y volumen de la chispa, cantidad de aire y giro del cigüeñal entre otras cosas, pero la unidad del nuevo motor SkyActiv deberá ser aún más potente puesto que, además, tendrá que determinar el tiempo en el que pueda usarse la ignición por compresión, sin bujía, y cambiar entre los dos modos de operación de forma suave en función de la temperatura, densidad del aire y combustible.

Ignición por compresión, pero controlada por bujías

Estamos ante uno de los avances más relevantes en la historia del motor de combustión interna, y hay que decir que otros fabricantes, como General Motors, Hyundai, Mercedes-Benz y Grupo Volkswagen tenían al menos una década intentando darle al clavo.

Mazda ya lo logró, y lo hizo de la forma más sencilla posible, agregando una bujía para esos momentos en los que encender el combustible sin ella fuera imposible, garantizando siempre un correcto funcionamiento, con los mejores consumos cuando sea posible y un operar refinado cuando, por condiciones externas, no sea así.

mazda_skyactivx_05

Relación de compresión

Los motores SkyActiv-G de 2.0 y 2.5 litros que monta el Mazda3 actualmente tienen la relación de compresión más alta de la industria para un motor atmosférico, de 13.0:1. En contraste, los motores de desplazamiento similar difícilmente superan los 11.0:1 y el nuevo SkyActiv-X deberá entregar una relación todavía más alta que, aunque no ha sido anunciada oficialmente, podría alcanzar los 15.0:1.

La relación de compresión es importante en un motor porque permite que la mezcla de combustible y aire en la cámara de combustión sea la óptima, además de que, en este caso, es clave para conseguir que se haga combustión sin necesidad de una bujía como tal, calentando previamente el aire en el cilindro para luego inyectar el combustible al aire caliente y que este encienda.

mazda_skyactivx_12

Mitigación de ruidos

Es común en los motores de ignición por compresión, sin embargo, en nuestra prueba esperábamos que los sonidos provenientes del motor fueran más notorios y nos complace anunciar que Mazda ha logrado aislarlos adecuadamente.

El resultado es un bloque que suena más como un motor a gasolina convencional, y que, además, usa materiales aislantes para eliminar los ruidos desagradables de la cabina. Después de todo, el placer de conducción que Mazda persigue va directamente relacionado con los sonidos adecuados.

mazda_skyactivx

Par motor

Es sobresaliente, es posible circular a bajas velocidades con la tercera o cuarta marcha engranadas y, aun así, el motor tiene el empuje necesario para acelerar sin que sea necesario reducir una marcha. No hay números oficiales, pero Mazda apunta a 180hp y 180lb-pie de par con un motor de 2.0 litros, números similares al motor de 2.5 litros, pero con un consumo hasta 30 por ciento inferior al del motor de 2.0 litros.

De hecho, es precisamente en el régimen medio cuando el motor es más eficiente, girando a aproximadamente 4,000 rpms, cuando también entrega el par motor más alto. Mazda buscaba mejorar la eficiencia sin comprometer la responsividad al acelerar, como sucede con motor turbocargado. Aparentemente, lo han logrado.

mazda_skyactivx_27

Eficiencia térmica

Entendamos lo que este término quiere decirnos. Se refiere al porcentaje de energía transformada con la compresión que se aprovecha, que en los motores modernos oscila aproximadamente el 25 por ciento, es decir, el 75 por ciento de la energía resultante de la compresión de pierde por inercias y o se escapa como calor.

Mazda apunta a una eficiencia de hasta el 45 por ciento con el motor SkyActiv-X, superando a la de los diésel actuales, y buscando llegar a un 56 por ciento con el SkyActiv-3 que llegará a mediados de la próxima década. Con un mayor porcentaje de eficiencia, menor será el consumo de combustible.

mazda_skyactivx_18

Hay un supercargador, pero tiene truco

El motor SkyActiv-X no es totalmente de aspiración natural, porque sí hay un supercargador, aunque su propósito no es el de mejorar el de desempeño. El supercargador busca que siempre haya la cantidad de aire adecuada en el cilindro para que el motor pueda funcionar en el modo de ignición por compresión.

Es por eso que el supercargador está embragado, es decir, un clutch lo activa y desactiva según convenga para que este no actúe como un parasito en el motor en los momentos en los que la presión extra no es necesaria.